Atilio Borón

El golpe en Bolivia: cinco lecciones

La tra­ge­dia boli­via­na ense­ña con elo­cuen­cia varias lec­cio­nes que nues­tros pue­blos y las fuer­zas socia­les y polí­ti­cas popu­la­res deben apren­der y gra­bar en sus con­cien­cias para siem­pre. Aquí, una bre­ve enu­me­ra­ción, sobre la mar­cha, y como pre­lu­dio a un tra­ta­mien­to más deta­lla­do en el futu­ro. Pri­me­ro, que por más que se admi­nis­tre de modo ejem­plar

Iñaki Gil de San Vicente

Cuarenta años de Estatuto… ¿y ahora qué?

Algo de his­to­ria El 25 de octu­bre de 1979 fue apro­ba­do en refe­rén­dum el fla­man­te Esta­tu­to de la Comu­ni­dad Autó­no­ma Vas­ca. Digo fla­man­te por­que, según se pro­me­tía, con el «Sí» las opues­tas cla­ses socia­les y fuer­zas polí­ti­cas enton­ces exis­ten­tes iban a ins­tau­rar una «demo­cra­cia» que aun ampu­tada por y supe­di­ta­da a la Cons­ti­tu­ción monár­qui­ca

Iñaki Gil de San Vicente

Crear comunas para ganar la calle

Lec­cio­nes de la his­to­ria Rober­to Per­día ha publi­ca­do un tex­to muy opor­tuno sobre cómo com­ba­tir el capi­ta­lis­mo y a la vez sobre cómo avan­zar en la pre­fi­gu­ra­ción del socia­lis­mo en la medi­da de lo posi­ble tenien­do en cuen­ta que nos hacen mal­vi­vir en una pri­sión a la que el capi­tal lla­ma «demo­cra­cia».

Iñaki Gil de San Vicente

Doce apuntes sobre marxismo (VI de XII)

Hace­mos la entre­ga VI de la serie de XII escri­ta para el colec­ti­vo inter­na­cio­na­lis­ta Paki­to Arria­ran. En esta sex­ta entre­ga vere­mos la apa­ri­ción de tér­mi­nos como «mar­xis­ta» y «mar­xis­mo», y la dia­léc­ti­ca, en cuan­to tal, y de cómo se desa­rro­lla en la crí­ti­ca de la eco­no­mía polí­ti­ca capi­ta­lis­ta. Aun­que toda­vía en 1917

Iñaki Gil de San Vicente

Iñaki Gil de San Vicente: «Queremos seguir viviendo mediante la lucha, porque cuando dejemos de luchar nos habrán exterminado»

Con la lle­ga­da de Donald Trump al gobierno de Esta­dos Uni­dos, tam­bién lle­gó su ace­le­ra­da ver­sión en la apli­ca­ción de lo que des­de ese país han lla­ma­do la «doc­tri­na del excep­cio­na­lis­mo ame­ri­cano». Eso es sim­ple­men­te su creen­cia de que Dios les ha otor­ga­do el pri­vi­le­gio de inter­ac­tuar con el mun­do

Carlos Ríos

Lo que no quieren que sepamos sobre Blas Infante

Se acer­ca de nue­vo la noche del 10 al 11 de agos­to. Una noche como aque­lla de 1936 que ter­mi­nó con el ase­si­na­to de Blas Infan­te Pérez a manos del ejér­ci­to espa­ñol. Caí­da la noche lo saca­ron del cine Jaú­re­gui para hacer su últi­mo via­je. En su puer­ta nos dare­mos cita

Para qué sirve la Historia (I de III)

La juven­tud tra­ba­ja­do­ra, ellas sobre todo, mal­vi­ve en una reali­dad incom­pren­si­ble para el poder adul­to, tan­to más en las nacio­nes opri­mi­das. El gaz­tetxe de Hon­da­rri­bia ha pla­nea­do al menos tres cha­r­­las-deba­­te sobre el tema. El sába­do 25 de mayo dis­cu­ti­re­mos sobre este tex­to y más ade­lan­te sobre sus efec­tos en la

Rolando Astarita

FMI, deuda externa y consignas transicionales

Un lec­tor del blog pre­gun­tó, en la sec­ción Comen­ta­rios, si la con­sig­na del Fren­te de Izquier­da, «rup­tu­ra total con el FMI», en el actual con­tex­to, es de tipo tran­si­cio­nal. Las con­sig­nas tran­si­cio­na­les son aque­llas que, en prin­ci­pio, impul­sa­rían a las masas tra­ba­ja­do­ras a avan­zar en trans­for­ma­cio­nes socia­lis­tas, ya que no se pue­den

Doce apuntes sobre marxismo (I de XII)

Nota: Serie de doce apar­ta­dos bre­ves sobre mar­xis­mo, escri­ta para el pro­gra­ma de for­ma­ción teó­ri­ca ela­bo­ra­do por el colec­ti­vo inter­na­cio­na­lis­ta Paki­to Arria­ran. «Ser mar­xis­ta es algo muy difí­cil […] mide la tem­pe­ra­tu­ra de su pro­pio país, su cir­cuns­tan­cia más inme­dia­ta­men­te prác­ti­ca, con el obje­ti­vo de acla­rar­la y actuar sobre ella. ¿Actuar

Iñaki Gil de San Vicente

Cinco lecciones básicas de las movilizaciones antifascistas

Cada nación resis­te al fas­cis­mo y al neo­fas­cis­mo depen­dien­do de varios fac­to­res de entre los que aho­ra des­ta­ca­mos, por una par­te, su memo­ria, iden­ti­dad de cla­se y con­cien­cia de lucha; por otro lado, su auto­or­ga­ni­za­ción pro­pia y su inde­pen­den­cia polí­ti­ca con res­pec­to al refor­mis­mo; ade­más, la implan­ta­ción de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria en su