Aben­dua­ren 6tik 8ra arte Duran­gon egon­go da Boltxe 3 libu­ru berrie­kin

Urte­ro beza­la Duran­go­ko Herri­ko taber­na­ren parean Boltxe Libu­ruak postua jarri­ko du azken urteo­tan argi­ta­ra­tu­ta­ko libu­rue­kin. Bes­teak bes­te aur­te 3 titu­lo berri izan­go ditu­gu 2 Boltxe libu­ruen eskuz eta bes­te bat Kin­ki­li­ma­rro bil­du­man. Nobe­da­deak hauek izan­go dira:

  • «Plan­tar Blan­cos» Cró­ni­ca del [neo]colonialismo fran­cés. Saïd Boua­ma­ma. 290 pág, 6€
    Aimé Césai­re recuer­da en su Dis­cur­so sobre el colo­nia­lis­mo dos carac­te­rís­ti­cas intrin­ca­das del capi­ta­lis­mo que ya habían men­cio­na­do ante­rior­men­te Marx y Lenin: su carác­ter com­pe­ti­ti­vo y su ten­den­cia a expan­dir­se en nue­vas zonas geo­grá­fi­cas, es decir, su ten­den­cia a la glo­ba­li­za­ción. Las masa­cres de la con­quis­ta, el some­ti­mien­to a la escla­vi­tud y las epi­de­mias traí­das por los euro­peos pro­vo­can un autén­ti­co geno­ci­dio. Rápi­da­men­te la nece­si­dad de mano de obra lle­va al cri­men con­tra la huma­ni­dad que es la tra­ta de per­so­nas escla­vas.
    Saïd Boua­ma­ma tie­ne una impron­ta no-euro­pea, no «occi­den­tal», la impron­ta del Otro, pero cono­ce y com­pren­de per­fec­ta­men­te la cos­mo­vi­sión de la moder­ni­dad ilus­tra­da euro­cén­tri­ca capi­ta­lis­ta libe­ral. Por eso en estos rela­tos de la his­to­ria actual de las colo­nias fran­ce­sas logra que­brar las defen­sas de nues­tro «sen­ti­do común». Lo con­si­gue a tra­vés de la ges­tión de unos poten­tes silen­cios que com­bi­na con datos, argu­men­tos y hechos. Así, abre qui­rúr­gi­ca­men­te nues­tra mura­lla men­tal ilus­tra­da y moder­nis­ta, y pone a des­cu­bier­to nues­tro euro­cen­tris­mo uni­ver­sa­lis­ta que no solo nos impi­de ver la reali­dad de la exis­ten­cia de otra par­te de la huma­ni­dad, sino que nos nie­ga la com­pren­sión de nues­tra com­pli­ci­dad actual con el neo­co­lo­nia­lis­mo, sea este fran­cés, espa­ñol, anglo­sa­jón, euro­peo… o vas­co.
    La lucha inter­na­cio­na­lis­ta, anti­co­lo­nia­lis­ta y anti­im­pe­ria­lis­ta debe ir a la par de la lucha ideo­ló­gi­ca cuyo obje­ti­vo estra­té­gi­co es la derro­ta del pro­pio euro­cen­tris­mo comen­zan­do por el euro­cen­tris­mo pro­gre­sis­ta y de «izquier­das».
  • La liber­tad es atea, Iña­ki Gil de San Vicen­te. 390 pág. 8€
    El ateís­mo mar­xis­ta se basa fun­da­men­tal­men­te en la crí­ti­ca del feti­chis­mo y no tan­to en la nega­ción de la exis­ten­cia hipo­té­ti­ca de espí­ri­tus, de seres inma­te­ria­les que pue­den ayu­dar­nos o fas­ti­diar­nos, de dio­sas y dio­ses bene­fac­to­res o crue­les, de un úni­co dios todo­po­de­ro­so… o de un dios vago que creó el uni­ver­so y lue­go, can­san­do o arre­pen­ti­do, aban­do­nó a la huma­ni­dad a un des­tino atroz y lleno de pade­ci­mien­tos.
    En deter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias, la reli­gión está en con­di­cio­nes de faci­li­tar la solu­ción del pro­ble­ma del orden; en este sen­ti­do pue­de des­cu­brir obje­ti­vos y abrir cami­nos para alcan­zar­los. Median­te ritos y sím­bo­los, median­te un sis­te­ma de dog­mas, median­te sus ense­ñan­zas sobre pre­mios y cas­ti­gos, la reli­gión pue­de con­tri­buir a for­mar indi­vi­duos socia­li­za­dos que acep­ten los valo­res domi­nan­tes como medios y fines legí­ti­mos.
    A lo lar­go del libro se irá ana­li­zan­do el pro­ce­so de apa­ri­ción de las pri­me­ras for­mas pre y pro­to reli­gio­sas, la apa­ri­ción del ani­mis­mo y tote­mis­mo, etc., has­ta con­cluir hablan­do de las reli­gio­nes con las que nos encon­tra­mos actual­men­te. En el últi­mo capí­tu­lo se desa­rro­lla la crí­ti­ca mar­xis­ta del feti­chis­mo.
  • La bús­que­da del infi­ni­to. Jose Mari Loren­zo Espi­no­sa. 146 pág. 5€
    La His­to­ria, mani­pu­la­da de un lado, libe­ra­da de otro, se ha vis­to zaran­dea­da al bor­de de un abis­mo de des­cré­di­to. Y el his­to­ria­dor, cul­pa­ble y coau­tor, se enfren­ta al siglo XXI sopor­tan­do todos los post. El his­to­ria­dor, asa­la­ria­do del asun­to públi­co. Reclui­do en una isla revi­sa­da, inter­ve­ni­da y des­ideo­lo­gi­za­da don­de se exhi­be como un neu­tral fal­so cual­quie­ra. Negán­do­se a sí mis­mo cual­quier papel social que no sea qui­tar el pol­vo de los archi­vos y sacar bri­llo cien­tí­fi­co de la res ges­tae. Aca­dé­mi­ca, res­pe­ta­da, temi­da por algu­nos y solem­ne­men­te igno­ra­da, por la mayo­ría.
    Los hechos pasa­dos son ina­mo­vi­bles. Los pre­sen­tes y futu­ros, no. La His­to­ria nece­sa­ria y los his­to­ria­do­res auto­res no pue­den con­for­mar­se con saber que algo ha pasa­do. O está pasan­do. Sino que, ade­más, deben saber qué y cómo es, ese «algo». Y, sobre todo, por qué es de una mane­ra y no de otra. De dón­de vie­ne. A dón­de va. Y cómo se modi­fi­ca y con­tro­la su direc­ción.
    El cono­ci­mien­to de la ver­dad, en una situa­ción social dada, pre­ce­de a la toma de con­cien­cia. Y da paso a la movi­li­za­ción. Es el caso de los pue­blos y cla­ses socia­les que bus­can una jus­ti­fi­ca­ción his­tó­ri­ca para con­so­li­dar sus rei­vin­di­ca­cio­nes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Una respuesta

  1. Pingback: Red News (Español) – Protestation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *