Bre­ve his­to­ria del inter­na­cio­na­lis­mo (II de X)

El I Con­gre­so de la Aso­cia­ción Inter­na­cio­nal de los Tra­ba­ja­do­res (AIT) se cele­bró en sep­tiem­bre de 1866 en Gine­bra, cul­mi­na­ción de un lar­go pro­ce­so, años antes de

La libertad es atea

0,008,00

Limpiar

La libertad es atea

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
SKU 0000028 Category

Descripción

El ateís­mo mar­xis­ta se basa fun­da­men­tal­men­te en la crí­ti­ca del feti­chis­mo y no tan­to en la nega­ción de la exis­ten­cia hipo­té­ti­ca de espí­ri­tus, de seres inma­te­ria­les que pue­den ayu­dar­nos o fas­ti­diar­nos, de dio­sas y dio­ses bene­fac­to­res o crue­les, de un úni­co dios todo­po­de­ro­so… o de un dios vago que creó el uni­ver­so y lue­go, can­san­do o arre­pen­ti­do, aban­do­nó a la huma­ni­dad a un des­tino atroz y lleno de pade­ci­mien­tos.
En deter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias, la reli­gión está en con­di­cio­nes de faci­li­tar la solu­ción del pro­ble­ma del orden; en este sen­ti­do pue­de des­cu­brir obje­ti­vos y abrir cami­nos para alcan­zar­los. Median­te ritos y sím­bo­los, median­te un sis­te­ma de dog­mas, median­te sus ense­ñan­zas sobre pre­mios y cas­ti­gos, la reli­gión pue­de con­tri­buir a for­mar indi­vi­duos socia­li­za­dos que acep­ten los valo­res domi­nan­tes como medios y fines legí­ti­mos.
A lo lar­go del libro se irá ana­li­zan­do el pro­ce­so de apa­ri­ción de las pri­me­ras for­mas pre y pro­to reli­gio­sas, la apa­ri­ción del ani­mis­mo y tote­mis­mo, etc., has­ta con­cluir hablan­do de las reli­gio­nes con las que nos encon­tra­mos actual­men­te. En el últi­mo capí­tu­lo se desa­rro­lla la crí­ti­ca mar­xis­ta del fetichismo.

Información adicional

egilea-autor

Iñaki Gil de San Vicente

Versión

Papel, Electrónica, Gratuita

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La liber­tad es atea”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *