Un ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios para el Orien­te Medio y Áfri­ca del Nor­te – Il Manifesto

En Zayed Mili­tary City, en un cam­po de entre­na­mien­to en una zona del desier­to de los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos (EAU), un ejér­ci­to secre­to está en ciernes. 

Este ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios, que está pro­gra­ma­do para ser uti­li­za­do no sólo en los Emi­ra­tos sino en todo el Orien­te Medio y Áfri­ca del Nor­te, fue crea­da por Erik Prin­ce, un ex miem­bro de Navy Seals, que en 1997 fun­dó Black­wa­ter, la mayor empre­sa mili­tar pri­va­da en con­tra­ta­das por el Pen­tá­gono en Irak, Afga­nis­tán y otras zonas de gue­rra. La com­pa­ñía, que en 2009 pasó a lla­mar­se Xe Ser­vi­ces (tam­bién para esca­par de la acción legal de las matan­zas de civi­les en Irak), es pro­pie­ta­rio de un cam­po de entre­na­mien­to gran­de en los Esta­dos Uni­dos, don­de más de cin­cuen­ta mil «espe­cia­lis­tas de la gue­rra y la repre­sión» han sido entre­na­dos. Y Xe se encuen­tra en el pro­ce­so de aper­tu­ra de otros cam­pos de entrenamiento. 

En Abu Dha­bi, Erick Prin­ce, sin apa­re­cer en per­so­na sino a tra­vés de la joint-ven­tu­re res­pues­tas refle­jas, fir­mó un pri­mer con­tra­to de 529 millo­nes dóla­res (el acuer­do fue fir­ma­do el 13 de julio de 2010, según el New York Times). 

En varios paí­ses, como Sudá­fri­ca y Colom­bia comen­zó a reclu­tar mer­ce­na­rios para for­mar un bata­llón ini­cial de 800 hom­bres. Estos son entre­na­dos en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos por EE.UU., Gran Bre­ta­ña, Fran­cia y Ale­ma­nia, mili­ta­res pro­fe­sio­na­les, con expe­rien­cia en fuer­zas espe­cia­les y los ser­vi­cios secre­tos. A los ins­truc­to­res se les paga 200 a 300.000 dóla­res al año, mien­tras que los reclu­tas reci­ben alre­de­dor de $ 150 por día. 

Una vez que la efi­cien­cia del bata­llón ha sido pro­ba­do en una «acción real», esce­na­rio, Abu Dha­bi va a finan­ciar con miles de millo­nes de dóla­res una bri­ga­da ente­ra de varios miles de mer­ce­na­rios.Se espe­ra crear un cam­po de entre­na­mien­to gran­de en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, simi­lar al que ope­ra en los Esta­dos Unidos. 

El apo­yo prin­ci­pal del pro­yec­to es el Prín­ci­pe Here­de­ro de Abu Dha­bi, el jeque Moham­med bin Zayed al-Nah­yan, quien fue entre­na­do en la aca­de­mia mili­tar bri­tá­ni­ca de Sandhurst. 

El jeque Moham­med bin Zayed es un aso­cia­do de con­fian­za del Pen­tá­gono. Tam­bién apo­ya la inter­ven­ción mili­tar diri­gi­da con­tra Irán. El prín­ci­pe here­de­ro y su ami­go Erick Prin­ce, sin embar­go, son los eje­cu­to­res del pro­yec­to, que se deci­dió en Washing­ton. Su pro­pó­si­to fue reve­la­do en los docu­men­tos cita­dos por el New York Times: 

» el ejér­ci­to secre­to entre­na­do en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos lle­va­rá a cabo misio­nes de ope­ra­cio­nes espe­cia­les para sofo­car las revuel­tas inter­nas, como los radi­ca­les del mun­do ára­be este año «. 

El ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios por lo tan­to, será uti­li­za­do para repri­mir las luchas popu­la­res en los paí­ses del Gol­fo, con inter­ven­cio­nes simi­la­res a los de mar­zo pasa­do en Bah­rein par­ti­ci­pa­ción de tro­pas de los Emi­ra­tos, Qatar y Ara­bia Sau­di­ta. Estas tro­pas aplas­ta­ron bru­tal­men­te las deman­das del pue­blo por la democracia. 

«Misio­nes de ope­ra­cio­nes espe­cia­les», tam­bién se lle­va­rán a cabo por el ejér­ci­to secre­to en paí­ses como Egip­to y Túnez, para rom­per los movi­mien­tos de las per­so­nas y para garan­ti­zar que el poder siga en manos de los gobier­nos que apo­yan los intere­ses de los Esta­dos Uni­dos y las prin­ci­pa­les poten­cias europeas. 

El ejér­ci­to secre­to está tam­bién pro­gra­ma­do para ser envia­do a Libia, don­de los EE.UU. y la OTAN tie­nen pre­vis­to enviar efec­ti­vos euro­peos, así como tro­pas del mun­do ára­be, en teo­ría para «dar ayu­da huma­ni­ta­ria a los civiles». 

Sea cual sea el esce­na­rio el obje­ti­vo será – ya sea en una «bal­ca­ni­za­da» Libia divi­di­da en dos terri­to­rios, bajo el con­trol de Trí­po­li y Bengha­zi, o una situa­ción simi­lar a la de Irak o Afga­nis­tán, diri­gi­da a derro­car el gobierno de Libia – EE.UU. La alian­za mili­tar de la OTAN tie­ne pre­vis­to uti­li­zar el ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios. Los obje­ti­vos fun­da­men­ta­les son: 

1) pro­te­ger las ins­ta­la­cio­nes petro­le­ras en manos de las com­pa­ñías petro­le­ras esta­dou­ni­den­ses y euro­peas, 2) eli­mi­nar a sus opo­nen­tes, 3) man­te­ner al país débil y divi­di­do. 

Tales son las «solu­cio­nes inno­va­do­ras», que el Xe Ser­vi­ces (antes Black­wa­ter) se enor­gu­lle­ce de ofre­cer al gobierno de EE.UU. 

. * Man­lio Dinucci 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.