Un ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios para el Orien­te Medio y Áfri­ca del Nor­te – Il Mani­fes­to

En Zayed Mili­tary City, en un cam­po de entre­na­mien­to en una zona del desier­to de los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos (EAU), un ejér­ci­to secre­to está en cier­nes. 

Este ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios, que está pro­gra­ma­do para ser uti­li­za­do no sólo en los Emi­ra­tos sino en todo el Orien­te Medio y Áfri­ca del Nor­te, fue crea­da por Erik Prin­ce, un ex miem­bro de Navy Seals, que en 1997 fun­dó Black­wa­ter, la mayor empre­sa mili­tar pri­va­da en con­tra­ta­das por el Pen­tá­gono en Irak, Afga­nis­tán y otras zonas de gue­rra. La com­pa­ñía, que en 2009 pasó a lla­mar­se Xe Ser­vi­ces (tam­bién para esca­par de la acción legal de las matan­zas de civi­les en Irak), es pro­pie­ta­rio de un cam­po de entre­na­mien­to gran­de en los Esta­dos Uni­dos, don­de más de cin­cuen­ta mil «espe­cia­lis­tas de la gue­rra y la repre­sión» han sido entre­na­dos. Y Xe se encuen­tra en el pro­ce­so de aper­tu­ra de otros cam­pos de entre­na­mien­to. 

En Abu Dha­bi, Erick Prin­ce, sin apa­re­cer en per­so­na sino a tra­vés de la joint-ven­tu­re res­pues­tas refle­jas, fir­mó un pri­mer con­tra­to de 529 millo­nes dóla­res (el acuer­do fue fir­ma­do el 13 de julio de 2010, según el New York Times). 

En varios paí­ses, como Sudá­fri­ca y Colom­bia comen­zó a reclu­tar mer­ce­na­rios para for­mar un bata­llón ini­cial de 800 hom­bres. Estos son entre­na­dos en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos por EE.UU., Gran Bre­ta­ña, Fran­cia y Ale­ma­nia, mili­ta­res pro­fe­sio­na­les, con expe­rien­cia en fuer­zas espe­cia­les y los ser­vi­cios secre­tos. A los ins­truc­to­res se les paga 200 a 300.000 dóla­res al año, mien­tras que los reclu­tas reci­ben alre­de­dor de $ 150 por día. 

Una vez que la efi­cien­cia del bata­llón ha sido pro­ba­do en una «acción real», esce­na­rio, Abu Dha­bi va a finan­ciar con miles de millo­nes de dóla­res una bri­ga­da ente­ra de varios miles de mer­ce­na­rios.Se espe­ra crear un cam­po de entre­na­mien­to gran­de en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, simi­lar al que ope­ra en los Esta­dos Uni­dos. 

El apo­yo prin­ci­pal del pro­yec­to es el Prín­ci­pe Here­de­ro de Abu Dha­bi, el jeque Moham­med bin Zayed al-Nah­yan, quien fue entre­na­do en la aca­de­mia mili­tar bri­tá­ni­ca de Sandhurst. 

El jeque Moham­med bin Zayed es un aso­cia­do de con­fian­za del Pen­tá­gono. Tam­bién apo­ya la inter­ven­ción mili­tar diri­gi­da con­tra Irán. El prín­ci­pe here­de­ro y su ami­go Erick Prin­ce, sin embar­go, son los eje­cu­to­res del pro­yec­to, que se deci­dió en Washing­ton. Su pro­pó­si­to fue reve­la­do en los docu­men­tos cita­dos por el New York Times: 

» el ejér­ci­to secre­to entre­na­do en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos lle­va­rá a cabo misio­nes de ope­ra­cio­nes espe­cia­les para sofo­car las revuel­tas inter­nas, como los radi­ca­les del mun­do ára­be este año «. 

El ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios por lo tan­to, será uti­li­za­do para repri­mir las luchas popu­la­res en los paí­ses del Gol­fo, con inter­ven­cio­nes simi­la­res a los de mar­zo pasa­do en Bah­rein par­ti­ci­pa­ción de tro­pas de los Emi­ra­tos, Qatar y Ara­bia Sau­di­ta. Estas tro­pas aplas­ta­ron bru­tal­men­te las deman­das del pue­blo por la demo­cra­cia. 

«Misio­nes de ope­ra­cio­nes espe­cia­les», tam­bién se lle­va­rán a cabo por el ejér­ci­to secre­to en paí­ses como Egip­to y Túnez, para rom­per los movi­mien­tos de las per­so­nas y para garan­ti­zar que el poder siga en manos de los gobier­nos que apo­yan los intere­ses de los Esta­dos Uni­dos y las prin­ci­pa­les poten­cias euro­peas. 

El ejér­ci­to secre­to está tam­bién pro­gra­ma­do para ser envia­do a Libia, don­de los EE.UU. y la OTAN tie­nen pre­vis­to enviar efec­ti­vos euro­peos, así como tro­pas del mun­do ára­be, en teo­ría para «dar ayu­da huma­ni­ta­ria a los civi­les». 

Sea cual sea el esce­na­rio el obje­ti­vo será – ya sea en una «bal­ca­ni­za­da» Libia divi­di­da en dos terri­to­rios, bajo el con­trol de Trí­po­li y Bengha­zi, o una situa­ción simi­lar a la de Irak o Afga­nis­tán, diri­gi­da a derro­car el gobierno de Libia – EE.UU. La alian­za mili­tar de la OTAN tie­ne pre­vis­to uti­li­zar el ejér­ci­to secre­to de mer­ce­na­rios. Los obje­ti­vos fun­da­men­ta­les son: 

1) pro­te­ger las ins­ta­la­cio­nes petro­le­ras en manos de las com­pa­ñías petro­le­ras esta­dou­ni­den­ses y euro­peas, 2) eli­mi­nar a sus opo­nen­tes, 3) man­te­ner al país débil y divi­di­do. 

Tales son las «solu­cio­nes inno­va­do­ras», que el Xe Ser­vi­ces (antes Black­wa­ter) se enor­gu­lle­ce de ofre­cer al gobierno de EE.UU. 

. * Man­lio Dinuc­ci 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *