El mun­do no debe saber que el 40 % de la aten­ción médi­ca con­tra el cóle­ra en Hai­tí es cuba­na – José Man­za­ne­da, coor­di­na­dor de Cubain­for­ma­ción

En febre­ro de 2010, la CNN hizo pasar por espa­ñol a un médi­co coope­ran­te cubano que aten­día a la pobla­ción dam­ni­fi­ca­da por el últi­mo terre­mo­to en Hai­tí. La Tele­vi­sión Cuba­na lo denun­ció (1). Aho­ra, con la epi­de­mia de cóle­ra, la his­to­ria de silen­cio y mani­pu­la­ción sobre la Bri­ga­da Médi­ca Cuba­na en Hai­tí se repi­te.

Hace unos días, Vale­rie Amos, secre­ta­ria gene­ral adjun­ta de Nacio­nes Uni­das para asun­tos huma­ni­ta­rios, des­ta­ca­ba el papel soli­da­rio de Cuba con­tra la epi­de­mia de cóle­ra en Hai­tí (2).

Nigel Fisher, coor­di­na­dor huma­ni­ta­rio de la Misión de Esta­bi­li­za­ción de la ONU en Hai­tí, afir­ma­ba, días des­pués, que la Bri­ga­da Médi­ca Cuba­na tie­ne a su car­go la mayo­ría de los cen­tros de aten­ción con­tra la epi­de­mia de cóle­ra (3).

El hecho de que Cuba, un país del Sur blo­quea­do eco­nó­mi­ca­men­te, sea ejem­plo de com­por­ta­mien­to inter­na­cio­nal en mate­ria huma­ni­ta­ria para Nacio­nes Uni­das, debe­ría ser noti­cia, dada su excep­cio­na­li­dad.

Pero la mayo­ría de los gran­des medios inter­na­cio­na­les no se han que­ri­do dar por ente­ra­dos. Aho­ra, con moti­vo de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, Hai­tí vuel­ve a reci­bir a nume­ros corres­pon­sa­les de pren­sa extran­je­ra. Muchos ya están rela­tan­do el tra­ba­jo huma­ni­ta­rio de las ONGs, en espe­cial de las de sus paí­ses de ori­gen (4). Pero de la soli­da­ri­dad médi­ca cuba­na que –recordemos‑, lle­va la mayo­ría de los cen­tros de aten­ción con­tra el cóle­ra, ni media pala­bra.

Un caso curio­so es la cró­ni­ca, del día 25 de noviem­bre, de la perio­dis­ta de Tele­vi­sión Espa­ño­la Sagra­rio Gar­cía Mas­ca­ra­que. Des­de un cen­tro de Médi­cos sin Fron­te­ras en Hai­tí, no solo no men­cio­na­ba a Cuba, sino que afir­ma­ba que el 80 % de las per­so­nas enfer­mas de cóle­ra son aten­di­das por la cita­da ONG (5). Si tene­mos en cuen­ta que esta perio­dis­ta es corres­pon­sal per­ma­nen­te en La Haba­na, don­de es impo­si­ble que no se haya infor­ma­do de la mag­ni­tud de la ayu­da médi­ca cuba­na a Hai­tí, solo se pue­de con­cluir que su omi­sión es inten­cio­na­da y una mues­tra más de la habi­tual cen­su­ra sobre cual­quier infor­ma­ción que pue­da pre­sen­tar aspec­tos posi­ti­vos de Cuba.

Días antes de su cró­ni­ca, Ste­fano Zan­ni­ni, jefe de la misión en Hai­tí de la ONG men­cio­na­da, Médi­cos Sin Fron­te­ras, afir­ma­ba que «es preo­cu­pan­te que cin­co sema­nas des­pués (del pri­mer bro­te de cóle­ra) (…) el 80% de la aten­ción médi­ca la están pro­por­cio­nan­do (…) dos acto­res» (6). Y men­cio­na­ba a la Bri­ga­da Médi­ca Cuba­na y a la ONG Médi­cos sin Fron­te­ras. Pero la corres­pon­sal de Tele­vi­sión Espa­ño­la pre­fi­rió rea­li­zar su par­ti­cu­lar selec­ción de acto­res soli­da­rios, eli­mi­nan­do de la infor­ma­ción el gigan­tes­co esfuer­zo rea­li­za­do por Cuba. Y es que los más de tres millo­nes de espec­ta­do­res (7) del Tele­dia­rio de Tele­vi­sión Espa­ño­la podrían extra­ñar­se de que un país demo­ni­za­do como Cuba sea final­men­te el más soli­da­rio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *