Car­ta abier­ta de Alfon­so Sas­tre a Amnis­tia Ta Askatasuna

¡Amnis­tia ta Askatasuna!
Car­ta abierta
Que­ri­dos ami­gos: Deseo comu­ni­ca­ros mi iden­ti­fi­ca­ción con los pos­tu­la­dos que habéis mani­fes­ta­do en vues­tra car­ta diri­gi­da a mí el pasa­do 23 de agos­to, y mi deci­di­da sim­pa­tía por el calen­da­rio de acti­vi­da­des de que me dais cuen­ta. ¡Ade­lan­te sin dudar­lo por ese camino, que es el de la soli­da­ri­dad con quie­nes aún pade­cen ‑enfer­mos o no- la tor­tu­ra del encarcelamiento!
Se tra­ta de acti­var con todas las fuer­zas de que dis­pon­ga­mos la liber­tad de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Es sabi­do y evi­den­te que sin que esa con­di­ción se cum­pla no se habrán con­quis­ta­do las con­di­cio­nes para una paz dig­na de ese nombre.
Por supues­to, sus­cri­bo mi soli­da­ri­dad con vues­tro calen­da­rio, y apo­yo deci­di­da­men­te las mani­fes­ta­cio­nes a favor de la amnis­tía del 29 de agos­to y del 28 de noviem­bre, así como aque­llas en las que se recla­me la inme­dia­ta pues­ta en liber­tad de los pre­sos enfer­mos. A todas ellas decla­ro mi más fer­vien­te adhe­sión. Vaya ya como modes­ta apor­ta­ción a las mis­mas la idea de que la liber­tad es la cuna sagra­da de la paz y de que la fal­ta de liber­tad ofre­ce el sinies­tro pano­ra­ma de los cementerios.
Cami­ne­mos por la vía que el gran filó­so­fo Emma­nuel Kant nos pro­pu­so en ese peque­ño gran monu­men­to de la Filo­so­fía que es La paz per­pe­tua.
Salud eta aurrera!
(Me pare­ce jus­to que se haga hin­ca­pié en el pro­ble­ma de los enfer­mos y en la espe­cial urgen­cia de algu­nos casos).
Alfon­so Sastre
26 de agos­to de 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.