Itu­rra­ma: la Guar­dia Civil detie­ne a un joven a pun­ta de pis­to­la por poner una pega­ti­na- Ateak Ire­ki

Des­de Itu­rra­ma nos envían una nota para denun­ciar los hechos acae­ci­dos el jue­ves 3 de mayo en su barrio, don­de un vecino fue enca­ño­na­do y dete­ni­do por la Guar­dia Civil.
Según rela­tan, el joven fue sor­pren­di­do ponien­do una pega­ti­na a favor de la repa­tria­ción de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos en una señal, momen­to en que apa­re­cie­ron dos patru­llas de la Guar­dia Civil y se ini­ció una per­se­cu­ción por la ave­ni­da de Nava­rra.
El joven fue abor­da­do por un agen­te pis­to­la en mano, que le obli­gó a tirar­se al sue­lo apun­tán­do­le con el arma a su cabe­za. Acto segui­do, el vecino de Itu­rra­ma fue dete­ni­do y tras­la­da­do a la coman­dan­cia, ame­na­zán­do­le cons­tan­te­men­te con fra­ses como “¿Lo lle­va­mos al Per­dón o a la coman­dan­cia?” “¡Va! Llé­va­lo a la coman­dan­cia que no me ape­te­ce meter­le un tiro en la nuca”.

Des­obe­dien­cia, resis­ten­cia a la auto­ri­dad y 3.000 euros por cada pega­ti­na
Tras 24 horas dete­ni­do y des­pués de pasar ante el juez, este «atro­pe­llo» se sal­dó con sen­das denun­cias de 3.000 euros por cada pega­ti­na (le acu­sa­ron de poner dos) y una denun­cia de des­obe­dien­cia y resis­ten­cia a la auto­ri­dad.
Ante estos hechos, des­de Itu­rra­ma denun­cian la «des­pro­por­cio­na­da actua­ción de la Guar­dia Civil, que con­ti­núa ancla­da en el pasa­do, uti­li­zan­do todas las herra­mien­tas vio­len­tas a su alcan­ce». Tam­bién se reafir­man en la volun­tad mayo­ri­ta­ria de la socie­dad «que está por que nues­tros pre­sos vuel­van a casa» y ase­gu­ran que estos como éste «no podrán parar la ola de soli­da­ri­dad en favor de los dere­chos de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *