El PKK lla­ma a los kur­dos a «levan­tar­se» tras la muer­te de 35 civi­les en un ata­que aéreo turco

AzkenEzkent.jpg
Miles de per­so­nas se han con­gre­ga­do para dar su últi­mo adiós a las 35 per­so­nas muer­tas por el Ejér­ci­to. (Bulent KILIC/​ARGAZKI PRESS)

DIYARBAKIR-. Los gue­rri­lle­ros kur­dos del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res del Kur­dis­tán (PKK) han hecho un lla­ma­mien­to a la pobla­ción kur­da que resi­de en terri­to­rio tur­co a la «sedi­ción», des­pués de que 35 civi­les murie­ran ayer en un bom­bar­deo del Ejér­ci­to tur­co en Kur­dis­tán Norte.

«Lla­ma­mos al pue­blo del Kur­dis­tán, en par­ti­cu­lar en Hak­ka­ri y Sir­nak (dos pro­vin­cias veci­nas cer­ca­nas a la fron­te­ra entre los esta­dos de Tur­quía e Irak), a mos­trar su reac­ción con­tra esta masa­cre y a pedir a sus auto­res que rin­dan cuen­tas con sedi­cio­nes», ha decla­ra­do Bahoz Erdal, uno de los diri­gen­tes del PKK.

El PKK uti­li­za el tér­mino kur­do de «serhil­dan» (sedi­ción) para desig­nar accio­nes de pro­tes­ta y des­obe­dien­cia civil.

Bahoz Erdal ha acu­sa­do igual­men­te al Ejér­ci­to tur­co de haber dis­pa­ra­do deli­be­ra­da­men­te a civiles.

«Esta masa­cre no es un acci­den­te o un acto no bus­ca­do. Es una masa­cre orga­ni­za­da y pla­ni­fi­ca­da», ha denunciado.

El Ejér­ci­to indi­có por su par­te que su ope­ra­ción estu­vo diri­gi­da con­tra rebel­des que inten­ta­ban infil­trar­se en Tur­quía y se pro­du­jo en una zona «en don­de no hay pobla­ción civil y don­de se encuen­tran las bases de la orga­ni­za­ción terro­ris­ta», en refe­ren­cia al PKK.

«Este comer­cio trans­fron­te­ri­zo se lle­va a cabo bajo la vigi­lan­cia de nume­ro­sos pues­tos mili­ta­res a lo lar­go de la fron­te­ra. Es por lo tan­to impo­si­ble que estos civi­les no hayan sido reco­no­ci­dos», ha sub­ra­ya­do Bahoz Erdal.

«Esta gen­te se des­pla­za casi todos los días sin armas y con sus mulas en esta mis­ma zona», ha señalado.

Entie­rros

Según la pren­sa local, los fune­ra­les por las víc­ti­mas se cele­bra­ron han cele­bra­do hoy con la asis­ten­cia de miles de per­so­nas y en medio de una fuer­te ten­sión. La Poli­cía ha uti­li­za­do gases lacri­mó­ge­nos para dis­per­sar a mani­fes­tan­tes no solo en la zona del ata­que, sino en la mis­ma Estambul.

Por otra par­te, el pre­si­den­te tur­co, Abdu­llah Gül, ha reco­no­ci­do que «todas» las per­so­nas falle­ci­das a cau­sa del ata­que aéreo eran «civi­les» y se ha des­pla­za­do al lugar del ata­que para expre­sar sus «dis­cul­pas» a las fami­lias de las 35 víc­ti­mas mortales.

«De acuer­do con las infor­ma­cio­nes que hemos reci­bi­do, todas las per­so­nas que murie­ron en el bom­bar­deo eran civi­les», ha decla­ra­do el pre­si­den­te en la aldea de Ulu­de­re, en la pro­vin­cia de Sir­nak (en cuyas cer­ca­nías se pro­du­jo el incidente).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.