El PKK lla­ma a los kur­dos a «levan­tar­se» tras la muer­te de 35 civi­les en un ata­que aéreo tur­co

AzkenEzkent.jpg
Miles de per­so­nas se han con­gre­ga­do para dar su últi­mo adiós a las 35 per­so­nas muer­tas por el Ejér­ci­to. (Bulent KILIC/​ARGAZKI PRESS)

DIYARBAKIR-. Los gue­rri­lle­ros kur­dos del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res del Kur­dis­tán (PKK) han hecho un lla­ma­mien­to a la pobla­ción kur­da que resi­de en terri­to­rio tur­co a la «sedi­ción», des­pués de que 35 civi­les murie­ran ayer en un bom­bar­deo del Ejér­ci­to tur­co en Kur­dis­tán Nor­te.

«Lla­ma­mos al pue­blo del Kur­dis­tán, en par­ti­cu­lar en Hak­ka­ri y Sir­nak (dos pro­vin­cias veci­nas cer­ca­nas a la fron­te­ra entre los esta­dos de Tur­quía e Irak), a mos­trar su reac­ción con­tra esta masa­cre y a pedir a sus auto­res que rin­dan cuen­tas con sedi­cio­nes», ha decla­ra­do Bahoz Erdal, uno de los diri­gen­tes del PKK.

El PKK uti­li­za el tér­mino kur­do de «serhil­dan» (sedi­ción) para desig­nar accio­nes de pro­tes­ta y des­obe­dien­cia civil.

Bahoz Erdal ha acu­sa­do igual­men­te al Ejér­ci­to tur­co de haber dis­pa­ra­do deli­be­ra­da­men­te a civi­les.

«Esta masa­cre no es un acci­den­te o un acto no bus­ca­do. Es una masa­cre orga­ni­za­da y pla­ni­fi­ca­da», ha denun­cia­do.

El Ejér­ci­to indi­có por su par­te que su ope­ra­ción estu­vo diri­gi­da con­tra rebel­des que inten­ta­ban infil­trar­se en Tur­quía y se pro­du­jo en una zona «en don­de no hay pobla­ción civil y don­de se encuen­tran las bases de la orga­ni­za­ción terro­ris­ta», en refe­ren­cia al PKK.

«Este comer­cio trans­fron­te­ri­zo se lle­va a cabo bajo la vigi­lan­cia de nume­ro­sos pues­tos mili­ta­res a lo lar­go de la fron­te­ra. Es por lo tan­to impo­si­ble que estos civi­les no hayan sido reco­no­ci­dos», ha sub­ra­ya­do Bahoz Erdal.

«Esta gen­te se des­pla­za casi todos los días sin armas y con sus mulas en esta mis­ma zona», ha seña­la­do.

Entie­rros

Según la pren­sa local, los fune­ra­les por las víc­ti­mas se cele­bra­ron han cele­bra­do hoy con la asis­ten­cia de miles de per­so­nas y en medio de una fuer­te ten­sión. La Poli­cía ha uti­li­za­do gases lacri­mó­ge­nos para dis­per­sar a mani­fes­tan­tes no solo en la zona del ata­que, sino en la mis­ma Estam­bul.

Por otra par­te, el pre­si­den­te tur­co, Abdu­llah Gül, ha reco­no­ci­do que «todas» las per­so­nas falle­ci­das a cau­sa del ata­que aéreo eran «civi­les» y se ha des­pla­za­do al lugar del ata­que para expre­sar sus «dis­cul­pas» a las fami­lias de las 35 víc­ti­mas mor­ta­les.

«De acuer­do con las infor­ma­cio­nes que hemos reci­bi­do, todas las per­so­nas que murie­ron en el bom­bar­deo eran civi­les», ha decla­ra­do el pre­si­den­te en la aldea de Ulu­de­re, en la pro­vin­cia de Sir­nak (en cuyas cer­ca­nías se pro­du­jo el inci­den­te).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *