¿Atar perros con lon­ga­ni­za? – Mikel Ari­za­le­ta

Tasio Erki­zia escri­bió un hila­do artícu­lo de nom­bre “Bil­du y Kutxa Bank: no a la pri­va­ti­za­ción, sí a la obra social”. Mana­ba sin­ce­ri­dad en su rela­to y apun­ta­ba hon­da preo­cu­pa­ción en su adver­ten­cia al con­cluir: “El acuer­do de Bil­du ha fre­na­do las inten­cio­nes de pri­va­ti­za­ción, pero es evi­den­te que esto no va a parar. Pese a este impor­tan­te paso, las ansias de algu­nos por des­man­te­lar lo públi­co, avan­zar en la des­re­gu­la­ción, nin­gu­near la polí­ti­ca y a los ciu­da­da­nos o des­pre­ciar a los sin­di­ca­tos no van a parar”.

Pero en ese acuer­do de “enver­ga­du­ra”, freno de pri­va­ti­za­ción y ganas de obra social y empu­je diná­mi­co sigue lace­ran­do en círcu­los y, tal como deja vis­lum­brar Antxon Lafont Men­di­za­bal en su artícu­lo “Kutxa Bank, más mini bank que Maxi Caja”, sur­ge de nue­vo un gor­do inte­rro­gan­te en las gen­tes: pero el Kutxa Bank ¿actua­rá con el mis­mo espí­ri­tu (que una Caja de Aho­rros)? Se nos dice, «con­tra más fon­dos dis­po­ni­bles mejor», pero ¿se nos garan­ti­za el res­pe­to del prin­ci­pio de soli­da­ri­dad, tér­mino habi­tual­men­te igno­ra­do por el colec­ti­vo ban­ca­rio?

De nue­vo se hace cla­ro en ambos: sin nues­tra lucha y par­ti­ci­pa­ción el acuer­do pue­de estar escri­to en un blo­que de hie­lo y cabe ter­mi­ne derri­tién­do­se.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *