El pre­so polí­ti­co vas­co Ibai Agi­na­ga ha empren­di­do una huel­ga de ham­bre en la cár­cel de Basauri

Man­ten­drá está pro­tes­ta has­ta el vier­nes para denun­ciar que son con­fi­na­dos y las con­di­cio­nes en las que lo hacen.

Por medio de este escri­to que­re­mos infor­mar de que el pre­so polí­ti­co de Beran­go Ibai Agi­na­ga empren­dió ayer una huel­ga de ham­bre que man­ten­drá has­ta el vier­nes a la tar­de, pre­ci­sa­men­te has­ta que sea saca­do del confinamiento.

Ibai está en la cár­cel de Basau­ri y, tras ter­mi­nar la visi­ta vis a vis que le corres­pon­día el pasa­do sába­do, fue con­fi­na­do en una cel­da con otros dos pre­sos bajo el pre­tex­to del Covid-19. Ade­más de con­fi­nar­los, en las cel­das que uti­li­zan para ello no hay cale­fac­ción y enci­ma en esa zona no pega el sol, por lo que están pasan­do frío. Solo pue­den salir duran­te 15 minu­tos al patio y el res­to del tiem­po lo están pasan­do ence­rra­dos en la celda.

Hay que recor­dar que hace menos de dos sema­nas que la ges­tión de las cár­ce­les de Mar­tu­te­ne, Zaba­lla y Basau­ri ha pasa­do a manos del Gobierno de Gas­teiz y que, según el pro­to­co­lo que tie­nen ins­tau­ra­do con el Covid, cuan­do la tasa de inci­den­cia está por deba­jo de 100 no debe­rían con­fi­nar­los tras los vis a vis.

Des­de que comen­zó la pan­de­mia los dere­chos de los pre­sos y las pre­sas han sufri­do cons­tan­tes res­tric­cio­nes. Lo que ocu­rre en la cár­cel es refle­jo de lo que ocu­rre en la calle, pero siem­pre de mane­ra aún más dura. Des­de el prin­ci­pio han apli­ca­do dis­tin­tas medi­das a los pre­sos y las pre­sas, a veces deján­do­les sin visi­tas, sus­pen­dien­do todas sus acti­vi­da­des y, para­dó­ji­ca­men­te, en nom­bre de la salud, dis­mi­nu­yen­do la aten­ción médi­ca que debían darles.

Las cár­ce­les son luga­res don­de escon­der las mise­rias del sis­te­ma, opa­cas para que des­de fue­ra no se vea lo que pasa den­tro, y por lo tan­to, luga­res ade­cua­dos para vul­ne­rar cons­tan­te­men­te los dere­chos de los pre­sos y las pre­sas, tan­to legal como ilegalmente.

Duran­te los últi­mos días repre­sen­tan­tes del Gobierno del PNV han esta­do visi­tan­do las cár­ce­les en com­pa­ñía de las tele­vi­sio­nes, expli­can­do todas las bon­da­des de esos agu­je­ros, hacien­do creer que los van a dotar con un pun­to de vis­ta más humano. Pero la cár­cel no es más que un agu­je­ro ase­sino en el que dis­ci­pli­nar a todas aque­llas per­so­nas que no se amol­dan al sis­te­ma, y sus ges­to­res las uti­li­zan como arma para defen­der sus intere­ses de cla­se y sus privilegios.

TINKO quie­re mos­trar su soli­da­ri­dad a Ibai y a su fami­lia, así como agra­de­cer­le que lle­ve a cabo esta pro­tes­ta a favor de los dere­chos de todos y todas.

Jato­rria /​Ori­gen

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *