Boltxe

Tra­bas al refu­gia­do polí­ti­co vas­co Asier Guri­di para vol­ver a Eus­kal Herria

Asier Guri­di, ex pre­so y refu­gia­do polí­ti­co vas­co natu­ral de Oña­ti (Gipuz­koa) tomó el camino del exi­lio en el año 2001, esta­ble­cién­do­se pos­te­rior­men­te en la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la. Tomó esta deci­sión ante la per­se­cu­ción que sufría por par­te del Esta­do espa­ñol y tenien­do dos cau­sas pen­dien­tes con el apa­ra­to judi­cial espa­ñol.

Segunda Marquetalia

BOLIVIA – farc​-ep​.net

La vic­to­ria polí­ti­ca más gran­de de Boli­via en los últi­mos tiem­pos es tam­bién una vic­to­ria de los pue­blos NUESTRA AMÉRICA. La recu­pe­ra­ción de la demo­cra­cia y la espe­ran­za, como aca­ba de ocu­rrir en Boli­via, se ha con­ver­ti­do, des­de lo más alto del Poto­sí, en una sono­ra cla­ri­na­da que con­vo­ca al des­per­tar

Segunda Marquetalia

¡Uriel Vive! – Con­do­len­cias al ELN

Las FARC-EP, Segun­da Mar­que­ta­lia, abra­zan y expre­san sus más sen­ti­das con­do­len­cias a la direc­ción y a los com­ba­tien­tes del ELN ante la muer­te del coman­dan­te Uriel en un asal­to del ejér­ci­to y la poli­cía en las sel­vas del Cho­có. De cora­zón exten­de­mos nues­tra soli­da­ri­dad a la fami­lia del com­ba­tien­te caí­do. Uriel, el gue­rri­lle­ro eleno, el

Segunda Marquetalia

Oscar Mon­te­ro – Denun­cia sobre la situa­ción en Alge­ci­ras, Hui­la

Un gru­po delin­cuen­cial orga­ni­za­do por la poli­cía y la inte­li­gen­cia mili­tar enca­be­za­do por alias José y por Ricar­do o Richard (dis­tin­gui­do este últi­mo por una lesión con arma de fue­go en el bra­zo dere­cho) está ame­na­zan­do de muer­te a los pobla­do­res del muni­ci­pio de Alge­ci­ras y su área rural. Ellos son los auto­res de los

Segunda Marquetalia

Ya vie­ne la Min­ga Nacio­nal, todos con­tra el mal gobierno

Nos gus­ta a los colom­bia­nos la com­ba­ti­vi­dad de la lucha indí­ge­na. Ellos si saben poner al tro­te a este gobierno títe­re de Uri­be, por­que reúnen en sí mucho deco­ro. Bien­ve­ni­da la min­ga indí­ge­na que hoy reco­rre al país des­per­tan­do las con­cien­cias. Decir que la min­ga está infil­tra­da es un dis­pa­ra­te, una estig­ma­ti­za­ción

Segunda Marquetalia

Sobre la res­pon­sa­bi­li­dad de la insur­gen­cia y la cau­sa­li­dad sis­té­mi­ca

La res­pon­sa­bi­li­dad de la insur­gen­cia, la CAUSALIDAD SISTÉMICA y la ver­bo­rra­gia falaz de los após­ta­tas. La natu­ra­le­za y con­tex­to en los que se des­en­vol­vie­ron los hechos de la con­fron­ta­ción polí­ti­ca, social y arma­da en Colom­bia, colo­can en con­di­ción de acto­res del con­flic­to, en pri­mer lugar al Esta­do (sus agen­tes arma­dos y no arma­dos), geni­tor

Segunda Marquetalia

His­to­ria, memo­ria, ver­dad y paz – Cons­tan­cia his­tó­ri­ca

Si que­re­mos cons­truir ver­da­de­ra paz con jus­ti­cia social, de nada vale la clau­di­ca­ción, el dejar­se coop­tar o ple­gar­se al len­gua­je polí­ti­ca­men­te correc­to aban­do­nan­do prin­ci­pios y el lega­do de lucha que nos deja­ron nues­tros fun­da­do­res. Acti­tu­des de sumi­sión y some­ti­mien­to no hacen más que alen­tar el auto­ri­ta­ris­mo del Blo­que de Poder Domi­nan­te y de los

Andoni Baserrigorri

Ope­ra­ción Jaro… el Esta­do espa­ñol tra­ta de ile­ga­li­zar el inde­pen­den­tis­mo gale­go

Corría el año 2015. Nue­ve per­so­nas per­te­ne­cien­tes a Cau­sa Gali­za fue­ron dete­ni­das y lle­va­das a la Audien­cia Nacio­nal. Esta­ba­mos ante la lla­ma­da «Ope­ra­ción Jaro», idén­ti­ca a las reda­das lle­va­das a cabo en Eus­kal Herria con­tra per­so­nas que son bien cono­ci­das por su acti­vi­dad polí­ti­ca, acti­vi­dad que rea­li­zan a la luz publi­ca y de mane­ra abso­lu­ta­men­te natu­ral. La

Segunda Marquetalia

Alva­ro Gómez Hur­ta­do – farc​-ep​.net

(Teo­ría y prác­ti­ca de la doc­tri­na con­tra­in­sur­gen­te de «segu­ri­dad inter­na» y de la «gue­rra pre­ven­ti­va» con­tra los iner­mes). Nin­gu­na de las hipó­te­sis sobre los móvi­les y auto­res de la muer­te de Álva­ro Gómez Hur­ta­do eran cier­tas, y nin­guno de los que de una u otra mane­ra habían sido impli­ca­dos tenían que ver con tal suce­so.