Hon­du­ras. Ase­si­nan a líder indí­ge­na y lucha­dor ambien­ta­lis­ta Félix Vás­quez /​Pertenecía al Par­ti­do LIBRE

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 diciem­bre de 2020.

La poli­cía inves­ti­ga el caso, pero no ha rea­li­za­do deten­cio­nes. Los suje­tos ingre­sa­ron a la casa de Félix Vás­quez, gol­pea­ron a los pre­sen­tes y le dis­pa­ra­ron al dirigente.

La ONG Comi­té de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos de Hon­du­ras (Cofa­deh) denun­ció este domin­go (27.12.2020) que un gru­po de des­co­no­ci­dos ase­si­nó al líder ambien­ta­lis­ta y defen­sor de los terri­to­rios indí­ge­nas Félix Vás­quez, quien ade­más era pre­can­di­da­to a dipu­tado. Los suje­tos habrían ingre­sa­do al domi­ci­lio del diri­gen­te, don­de le dispararon.

Según rela­tos de tes­ti­gos, al menos cua­tro indi­vi­duos con el ros­tro cubier­to ingre­sa­ron al hogar, ubi­ca­do en la comu­ni­dad del Oco­tal, muni­ci­pio de San­tia­go de Purin­gla, depar­ta­men­to de La Paz, don­de redu­je­ron y gol­pea­ron a algu­nos de los pre­sen­tes, tras lo cual ase­si­na­ron a Vás­quez. La poli­cía se encuen­tra inves­ti­gan­do las posi­bles cau­sas del cri­men con­tra el polí­ti­co, que aspi­ra­ba a un cupo en el Par­la­men­to por la lis­ta del par­ti­do Liber­tad y Refun­da­ción (LIBRE), de izquierda.

«Se está reca­ban­do si esta per­so­na había inter­pues­to una denun­cia por ame­na­zas a muer­te o tenía algu­na ene­mis­tad en su comu­ni­dad», indi­có el por­ta­voz de la Poli­cía, Kevin Her­nán­dez. Las fuer­zas de segu­ri­dad de momen­to no han rea­li­za­do deten­cio­nes y des­co­no­cen el móvil del cri­men, que fue con­de­na­do por el coor­di­na­dor de LIBRE, el expre­si­den­te Manuel Zelaya.

Defen­sor ambientalista

Vás­quez, de 70 años de edad, era indí­ge­na len­ca, la mis­ma etnia a la que per­te­ne­cía la hon­du­re­ña Ber­ta Cáce­res, galar­do­na­da por su labor ambien­ta­lis­ta y ase­si­na­da a tiros en 2016 tras años de lucha con­tra mega­pro­yec­tos que ame­na­za­ban con des­pla­zar a pue­blos ori­gi­na­rios. Vás­quez tam­bién era un defen­sor ambien­ta­lis­ta, «preo­cu­pa­do por la ocu­pa­ción de terra­te­nien­tes en zonas de reser­va natu­ral, como la cuen­ca hidro­grá­fi­ca El Jil­gue­ro», cuyo daño impac­ta­ría en más de 300 fami­lias indí­ge­nas, deta­lló la ONG Defen­so­res en Línea.

Des­de 2015, al menos 20 defen­so­res indí­ge­nas han sido ase­si­na­dos, según denun­ció en su momen­to el Movi­mien­to Inde­pen­dien­te Indí­ge­na Len­ca de La Paz-Hon­du­ras (MILPAH). Un pro­me­dio de entre nue­ve y diez ase­si­na­tos al día regis­tra en lo que va de año Hon­du­ras, uno de los paí­ses uti­li­za­dos para el paso de la dro­ga que va de Suda­mé­ri­ca con des­tino a Esta­dos Uni­dos, según auto­ri­da­des locales. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *