Líbano. Can­ci­lle­ría liba­ne­sa con­vo­ca a emba­ja­do­ra de EE.UU. en Bei­rut por inter­fe­rir en asun­tos internos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de junio de 2020 — -

El Minis­te­rio de Asun­tos Exte­rio­res liba­nés con­vo­có a la emba­ja­do­ra de Esta­dos Uni­dos en Bei­rut, Dorothy C. Shea, para este lunes en acción de pro­tes­ta por su inter­fe­ren­cia en los asun­tos inter­nos del país.

El corres­pon­sal de Al Maya­deen citó fuen­tes cer­ca­nas a la pre­si­den­cia liba­ne­sa, dicien­do que El Líbano infor­ma­ría a la repre­sen­tan­te de Washing­ton que sus recien­tes decla­ra­cio­nes vio­la­ban las nor­mas diplo­má­ti­cas, espe­cí­fi­ca­men­te el Tra­ta­do de Vie­na de 1961 de la Car­ta de las Nacio­nes Unidas.

Fuen­tes guber­na­men­ta­les ase­gu­ra­ron a la tele­vi­so­ra que «el gobierno liba­nés no se ha dis­cul­pa­do, y que el gobierno res­pe­ta la inde­pen­den­cia del poder judi­cial y la liber­tad de los medios».

Por su par­te, el Depar­ta­men­to de Esta­do de EE.UU. acu­só a Hiz­bu­llah de «tra­tar de silen­ciar a los medios libaneses».

Al comen­tar sobre la deci­sión juez de juris­dic­ción suma­ria, Muham­mad Mazeh, en Tiro, en el sur de Líbano, que prohí­be a la emba­ja­do­ra esta­dou­ni­den­se Dorothy C. Shea, por un año hacer decla­ra­cio­nes de pren­sa, la Can­ci­lle­ría liba­ne­sa dijo » que «inclu­so la idea de que Hiz­bu­llah bus­ca usar el poder judi­cial para silen­ciar la liber­tad de expre­sión y la liber­tad de pren­sa es ridícula».

El juez Moha­med Mazeh dijo a Al Maya­deen: «Pre­sen­ta­ré mi renun­cia y no acep­ta­ré la com­pa­re­cen­cia ante la Auto­ri­dad de Ins­pec­ción Judi­cial», sub­ra­yan­do que la decla­ra­ción de renun­cia está lis­ta y se anun­cia­rá cuan­do se noti­fi­que su com­pa­re­cen­cia ante la Auto­ri­dad de Ins­pec­ción Judicial.

A su vez, el pro­fe­sor de dere­cho inter­na­cio­nal de la Uni­ver­si­dad Liba­ne­sa, Has­san Johnny, ase­gu­ró a Al Maya­deen que la deci­sión de del juez Mazeh no vio­la­ba el dere­cho de la emba­ja­do­ra a hablar, dicien­do que el juez le pidió a los medios que no le pre­gun­ta­ran a la emba­ja­do­ra Shea por temor a la sedición.

En el mis­mo con­tex­to, seña­ló, que nin­gún país del mun­do acep­ta que sus emba­ja­do­res decla­ren o inter­ven­gan en sus asun­tos internos.

Por su par­te, el repre­sen­tan­te del Blo­que al-Wafa para la Resis­ten­cia, Has­san Fad­la­llah, dijo que las recien­tes decla­ra­cio­nes de la emba­ja­do­ra esta­dou­ni­den­se son un ata­que fla­gran­te a la sobe­ra­nía de El Líbano, seña­lan­do que la cam­pa­ña esta­dou­ni­den­se de inci­ta­ción y des­in­for­ma­ción es un inten­to mise­ra­ble para encu­brir el papel de cons­pi­ra­ción de EE.UU., con­tar la mone­da nacio­nal libanesa.

Fad­la­llah pidió a las auto­ri­da­des liba­ne­sas que tomen medi­das inme­dia­tas para obli­gar a la emba­ja­do­ra esta­dou­ni­den­se a res­pe­tar las leyes inter­na­cio­na­les e inter­nas, expli­can­do que algu­nos en El Líbano no han apren­di­do de sus expe­rien­cias fallidas.

Fuen­te: Al Mayadeen

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.