Colom­bia. 66 empre­sas, entre ellas 4 ban­cos, con­de­na­das a devol­ver tie­rras roba­das por paramilitares

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 7 de junio de 2020. 

Magis­tra­dos de res­ti­tu­ción de tierras
falla­ron a favor de cam­pe­si­nos y comu­ni­da­des étni­cas que fueron
des­po­ja­das de sus pre­dios, hecho docu­men­ta­do en 5611 sen­ten­cias entre 2012 y 2020. Como resul­ta­do, un total de 66 empre­sas en todo el país incluidas
mul­ti­na­cio­na­les, agro indus­tria­les, mine­ras bene­fi­cia­dos en su mayoría
por la vio­len­cia para­mi­li­tar han sido con­de­na­das a res­ti­tuir la tierra,
sus­pen­der títu­los mine­ros y anu­lar las hipo­te­cas bancarias.

El aná­li­sis hecho a 5611 sen­ten­cias en toda Colom­bia con el apo­yo de orga­ni­za­cio­nes como la Comi­sión Inter­ecle­sial de jus­ti­cia y paz, la Cor­po­ra­ción Jurí­di­ca Liber­tad, el Ins­ti­tu­to Popu­lar de Capa­ci­ta­ción y publi­ca­do por For­jan­do Futu­ros, reve­la que dichas 66 empre­sas con­de­na­das están divi­di­das en tres gru­pos. Uno del sec­tor agro­in­dus­trial, otras que corres­pon­den a empre­sas extrac­ti­vis­tas y otro gru­po que son los ban­cos inclui­das enti­da­des como Davi­vien­da, BBVA, Ban­co­lom­bia y Ban­co Agrario.

Algu­nas de las empre­sas vin­cu­la­das inclu­yen a Eco­pe­trol, Con­ti­nen­tal Gold, Petro­mil, Paci­fic Mines S.A.S, Anglo­gold Ashan­ti, Cemen­tos Argos, Gru­po Empre­sa­rial Dole, Bana­ne­ras de Ura­bá S,A, y la Coope­ra­ti­va Comul­tra­san, Drum­mond Ltda.

Los ban­cos, cóm­pli­ces del des­po­jo de tierras

Al res­pec­to, Gerar­do Vega, direc­tor de For­jan­do Futu­ros expli­ca que en casos como Jigua­mian­dó y Cur­ba­ra­dó en Cho­có, Cesar, Cór­do­ba, los ban­cos pres­ta­ban dine­ro a per­so­nas que com­pra­ban tie­rras des­po­ja­das hipo­te­can­do esas hec­tá­reas al ban­co lo que ha oca­sio­na­do que estos se opon­gan a la restitución.

«No bas­ta con que se hayan hecho
estu­dios de títu­lo, tenían que inda­gar por qué eran hechos de
cono­ci­mien­to públi­co y que todo el mun­do sabía que eran hechos de
vio­len­cia gene­ra­li­za­da», afir­ma el direc­tor de For­jan­do Futuros.

Como resul­ta­do se están cancelando
las hipo­te­cas a los cua­tro ban­cos que tuvie­ron como garan­tía hipotecaria
las tie­rras de per­so­nas des­pla­za­das­pues «un
ban­co no des­po­ja pero sí faci­li­ta el des­po­jo, pres­tán­do­le a despojadores
o per­so­nas que apro­ve­cha­ron para hacer­se de esas tierras».

No exis­te una volun­tad de reparación

Aun­que algu­nos de los empre­sa­rios se
han acer­ca­do a las orga­ni­za­cio­nes, des­de For­jan­do Futu­ros advier­ten que
solo Argos ha tra­ta­do de reme­diar el daño cau­sa­do en los territorios
des­po­ja­dos en Mon­tes de María, sin embar­go en las otras empre­sas no
exis­te una volun­tad de repa­rar a las víctimas.

Por su par­te las mul­ti­na­cio­na­les sos­tie­nen que ellos solo tienen
acce­so al sub­sue­lo, mas no a la tie­rra, argu­men­to que para Vega carece
de sen­ti­do pues por algún lado se debe acce­der a los recur­sos que se
encuen­tran bajo las tie­rras despojadas.

De las 5611 sen­ten­cias, con­clu­ye, son
varias las que han teni­do pro­ble­mas para la entre­ga en regio­nes como
Ura­bá, Cesar y Mag­da­le­na don­de al opo­ner­se a la entre­ga, los
des­po­ja­do­res dañan los cul­ti­vos o acu­den a segun­dos ocu­pan­tes, explica
Vega.

«Se sabe que son empresarios,
gana­de­ros que están toman­do reta­lia­cio­nes y pre­sión por esos
terri­to­rios» expli­ca el diri­gen­te social Julio César León, inte­gran­te de
la Cor­po­ra­ción Nacio­nal de Líde­res Socia­les y Víc­ti­mas de Colombia
(Corp­vi­col) orga­ni­za­ción social que ha acom­pa­ña­do el pro­ce­so de
res­ti­tu­ción en Antio­quia y el Bajo Atra­to, un terri­to­rio que ha sido
his­tó­ri­ca­men­te corre­dor estra­té­gi­co y de inte­rés por las sali­das de
afluen­tes como el río Atrato.

Fren­te a ello Gerar­do Vega es enfá­ti­co en que la misión de los jue­ces es seguir devol­vien­do las tie­rras, pero es nece­sa­rio que se inves­ti­guen los hechos que lle­va­ron al des­po­jo y se com­pul­sen copias a la Fis­ca­lía, mien­tras que las comu­ni­da­des deben con­ti­nuar orga­ni­zán­do­se por sus derechos.

* Fuen­te: Con­ta­gio Radio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *