Bom­bas ató­mi­cas para Ita­lia, Ale­ma­nia, Bél­gi­ca, Holan­da y Turquía

Gra­cias, pre­si­den­te Oba­ma. Ita­lia man­ten­drá con gran deter­mi­na­ción su com­pro­mi­so con la segu­ri­dad nuclear, escri­bió en Twit­ter el pri­mer minis­tro Mat­teo Ren­zi, des­pués de par­ti­ci­par, en abril, en la cum­bre de Washing­ton sobre ese tema.

La pro­li­fe­ra­ción y la poten­cial uti­li­za­ción de armas nuclea­res cons­ti­tu­yen la mayor ame­na­za para la segu­ri­dad mun­dial. Es por eso que, hace 7 años, en Pra­ga, me com­pro­me­tí a que Esta­dos Uni­dos cesa­ra de difun­dir el arma­men­to nuclear, había escri­to el pre­si­den­te Oba­ma en su pre­sen­ta­ción del encuen­tro de Washington.

Y pre­ci­sa­men­te mien­tras decla­ra eso, la Fede­ra­ción de Cien­tí­fi­cos Ame­ri­ca­nos (FAS, siglas en inglés) pre­sen­ta nue­va infor­ma­ción sobre las nue­vas bom­bas nuclea­res esta­dou­ni­den­ses B61-12, actual­men­te en fase de desa­rro­llo, que reem­pla­za­rán las B61 ya des­ple­ga­das por Esta­dos Uni­dos en Ita­lia, Ale­ma­nia, Bél­gi­ca, Holan­da y Tur­quía. Inclu­so se están rea­li­zan­do ensa­yos para dotar la B61-12 de capa­ci­da­des anti­bún­ker, o sea de pene­trar pro­fun­da­men­te en el sub­sue­lo antes de explo­tar para des­truir los cen­tros de man­do y otras estruc­tu­ras sub­te­rrá­neas median­te un pri­mer gol­pe nuclear.

Para la uti­li­za­ción de estas nue­vas bom­bas nuclea­res, dota­das de sis­te­mas de guía de pre­ci­sión y de poten­cia varia­ble, Ita­lia pone a la dis­po­si­ción [de Esta­dos Uni­dos y la OTAN] no sólo las bases aéreas de Aviano y de Ghe­di-Torre (Bres­cia) sino tam­bién pilo­tos que se entre­nan para la rea­li­za­ción de bom­bar­deos ató­mi­cos bajo las órde­nes de Esta­dos Uni­dos. Así lo demues­tra, seña­lan los cien­tí­fi­cos esta­dou­ni­den­ses, la pre­sen­cia en Ghe­di del 704th Muni­tions Sup­port Squa­dron, una de las cua­tro uni­da­des de la US Air For­ce des­ple­ga­das en las 4 bases euro­peas don­de las armas nuclea­res esta­dou­ni­den­ses están des­ti­na­das al lan­za­mien­to des­de avio­nes del país recep­tor.

Infor­ma­ción con­fir­ma­da, des­de Esta­dos Uni­dos, por el Bulle­tin of Ato­mics Scien­tists, una de las fuen­tes más con­fia­bles en mate­ria de arma­men­to nuclear. El 2 de mar­zo de 2016 esta publi­ca­ción escribe:

Se han asig­na­do a la fuer­za aérea ita­lia­na (con avio­nes Tor­na­do PA-200) varias misio­nes de ata­que nuclear con armas nuclea­res esta­dou­ni­den­ses, man­te­ni­das bajo con­trol del per­so­nal de la US Air For­ce has­ta que el pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos auto­ri­ce su utilización.

De esta mane­ra, Ita­lia, Ale­ma­nia, Bél­gi­ca, Holan­da y Tur­quía, ofi­cial­men­te paí­ses no nuclea­res, se ven con­ver­ti­dos en terri­to­rio de pri­me­ra línea y, por ende, en posi­bles blan­cos, en el enfren­ta­mien­to EEUU/​OTAN con­tra Rusia. Ese enfren­ta­mien­to se hará más peli­gro­so aún con el des­plie­gue en Euro­pa de las nue­vas bom­bas nuclea­res esta­dou­ni­den­ses. Inte­rro­ga­dos al res­pec­to por el New York Times, varios exper­tos advierten:

Las armas nuclea­res de ese tipo, más pre­ci­sas, incre­men­tan la ten­ta­ción de recu­rrir a ellas, e inclu­so de ser los pri­me­ros en utilizarlas.

Ante el cre­cien­te peli­gro que nos ame­na­za, y que la mayo­ría des­co­no­ce por­que los medios de pren­sa y los polí­ti­cos se cui­dan muchí­si­mo de men­cio­nar­lo, ya no bas­tan los usua­les lla­ma­dos al desar­me nuclear, terreno pro­pi­cio para la dema­go­gia. Bas­ta con recor­dar que el pre­si­den­te Oba­ma, el mis­mo pre­si­den­te que asig­nó 1 000 millar­dos de dólares

1 millar­do = 1 000 millones.

, dice que quie­re lle­var a la reali­dad la visión de un mun­do sin armas nuclea­res.

La úni­ca mane­ra con­cre­ta que tene­mos de con­tri­buir a impe­dir la esca­la­da nuclear y a que se haga reali­dad la eli­mi­na­ción total de las armas nuclea­res es exi­gir que Ita­lia, Ale­ma­nia, Bél­gi­ca, Holan­da y Tur­quía no sigan vio­lan­do el Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción y, sobre la base de dicho Tra­ta­do, que esos paí­ses obli­guen a Esta­dos Uni­dos a reti­rar todo arma­men­to nuclear ya des­ple­ga­do en sus terri­to­rios nacio­na­les res­pec­ti­vos e impi­dan el des­plie­gue de las nue­vas bom­bas ató­mi­cas B61-12.

¿Habrá en los Par­la­men­tos de esos paí­ses alguien dis­pues­to a soli­ci­tar eso sin andar­se con medias tintas?

Man­lio Dinucci

26 de abril de 2016

Fuen­te: El Mani­fes­to

[Tra­du­ci­do del fran­cés por Red Voltaire.]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *