Ahmad Sa’adat es trans­fe­ri­do des­de la pri­sión de Ramon a Gil­boa en medio de un amplio tras­la­do de pri­sio­ne­ros palestinos

ah

El encar­ce­la­do líder pales­tino Ahmad Sa’adat fue tras­la­da­do des­de la pri­sión de Ramón a Gil­boa, el pasa­do 5 de mayo como par­te de una serie de trans­fe­ren­cias des­ti­na­das a per­tur­bar la orga­ni­za­ción penitenciaria.

Sa’adat, Secre­ta­rio Gene­ral del Fren­te Popu­lar para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na, ha sido trans­fe­ri­do en varias oca­sio­nes duran­te su encarcelamiento.
Los tras­la­dos se uti­li­zan para alte­rar el teji­do social y la orga­ni­za­ción polí­ti­ca de los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos y son inhu­ma­nas y abu­si­vas en sí mis­mas; cuan­do los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos son trans­fe­ri­dos, se usa la infa­me “bos­ta”, un vehícu­lo de trans­por­te de metal en la que el pre­so está enca­de­na­do a una silla de metal en la par­te tra­se­ra. La bos­ta no tie­ne aire acon­di­cio­na­do ni ven­ti­la­ción y alcan­za tem­pe­ra­tu­ras extre­ma­da­men­te altas. Es una expe­rien­cia par­ti­cu­lar­men­te peli­gro­sa para los pre­sos mayo­res o enfermos.
Ade­más de Saa­dat, Jamal Abu el-Hija, un líder de Hamas encar­ce­la­do, fue tras­la­da­do de la pri­sión de Eshel a Ramón, como tam­bién su hijo Ima­ded­di­ne. Abu el-Hija y Sa’adat son dos de los 19 pro­mi­nen­tes pales­ti­nos en régi­men de ais­la­mien­to duran­te años cuya inco­mu­ni­ca­ción pro­vo­ca­ron en sep­tiem­bre de 2011 y lue­go en abril de 2012 huel­gas de ham­bre masi­vas, la cual fue deno­mi­na­da como Kara­meh, resul­ta­do de esto, los fun­cio­na­rios de pri­sio­nes israe­líes acce­die­ron a la deman­da de poner fin a la uti­li­za­ción de ais­la­mien­to a lar­go pla­zo. A pesar de su acuer­do en el año 2012, el uso de la inco­mu­ni­ca­ción y el ais­la­mien­to con­tra los pre­sos pales­ti­nos ha ido en aumen­to, sobre todo des­de 2014.
80 Pri­sio­ne­ros pales­ti­nos fue­ron trans­fe­ri­dos a la pri­sión Eshel de Nafha, con “con­tro­les” como pre­tex­to, 6 des­de la pri­sión de Megid­do a la pri­sión del Neguev.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.