Ahmad Sa’adat es trans­fe­ri­do des­de la pri­sión de Ramon a Gil­boa en medio de un amplio tras­la­do de pri­sio­ne­ros palestinos

ah

El encar­ce­la­do líder pales­tino Ahmad Sa’adat fue tras­la­da­do des­de la pri­sión de Ramón a Gil­boa, el pasa­do 5 de mayo como par­te de una serie de trans­fe­ren­cias des­ti­na­das a per­tur­bar la orga­ni­za­ción penitenciaria.

Sa’adat, Secre­ta­rio Gene­ral del Fren­te Popu­lar para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na, ha sido trans­fe­ri­do en varias oca­sio­nes duran­te su encarcelamiento.
Los tras­la­dos se uti­li­zan para alte­rar el teji­do social y la orga­ni­za­ción polí­ti­ca de los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos y son inhu­ma­nas y abu­si­vas en sí mis­mas; cuan­do los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos son trans­fe­ri­dos, se usa la infa­me “bos­ta”, un vehícu­lo de trans­por­te de metal en la que el pre­so está enca­de­na­do a una silla de metal en la par­te tra­se­ra. La bos­ta no tie­ne aire acon­di­cio­na­do ni ven­ti­la­ción y alcan­za tem­pe­ra­tu­ras extre­ma­da­men­te altas. Es una expe­rien­cia par­ti­cu­lar­men­te peli­gro­sa para los pre­sos mayo­res o enfermos.
Ade­más de Saa­dat, Jamal Abu el-Hija, un líder de Hamas encar­ce­la­do, fue tras­la­da­do de la pri­sión de Eshel a Ramón, como tam­bién su hijo Ima­ded­di­ne. Abu el-Hija y Sa’adat son dos de los 19 pro­mi­nen­tes pales­ti­nos en régi­men de ais­la­mien­to duran­te años cuya inco­mu­ni­ca­ción pro­vo­ca­ron en sep­tiem­bre de 2011 y lue­go en abril de 2012 huel­gas de ham­bre masi­vas, la cual fue deno­mi­na­da como Kara­meh, resul­ta­do de esto, los fun­cio­na­rios de pri­sio­nes israe­líes acce­die­ron a la deman­da de poner fin a la uti­li­za­ción de ais­la­mien­to a lar­go pla­zo. A pesar de su acuer­do en el año 2012, el uso de la inco­mu­ni­ca­ción y el ais­la­mien­to con­tra los pre­sos pales­ti­nos ha ido en aumen­to, sobre todo des­de 2014.
80 Pri­sio­ne­ros pales­ti­nos fue­ron trans­fe­ri­dos a la pri­sión Eshel de Nafha, con “con­tro­les” como pre­tex­to, 6 des­de la pri­sión de Megid­do a la pri­sión del Neguev.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *