Ex jefe de segu­ri­dad de Uri­be reco­no­ce sus víncu­los con paramilitares

El general retirado colombiano Mauricio SantoyoEl gene­ral reti­ra­do colom­biano Mau­ri­cio Santoyo 

El gene­ral reti­ra­do colom­biano Mau­ri­cio San­to­yo, quien se desem­pe­ñó como jefe de segu­ri­dad del ex pre­si­den­te Álva­ro Uri­be, se decla­ró este lunes cul­pa­ble de apo­yar al gru­po para­mi­li­tar Auto­de­fen­sas Uni­das de Colom­bia (AUC).

San­to­yo se pro­nun­ció de esta for­ma ante el Tri­bu­nal Fede­ral del Dis­tri­to Este de Vir­gi­nia, Esta­dos Uni­dos, rese­ñó la agen­cia EFE.

La cor­te esta­dou­ni­den­se infor­mó que San­to­yo afir­mó que fue par­te de una cons­pi­ra­ción para pro­veer apo­yo y recur­sos a las AUC, orga­ni­za­ción de ultra­de­re­cha res­pon­sa­ble del ase­si­na­to de miles de cam­pe­si­nos en Colombia.

El gene­ral reti­ra­do fue acu­sa­do el pasa­do 24 de mayo por el Tri­bu­nal Fede­ral por sus víncu­los con el nar­co­trá­fi­co, por lo cual podría reci­bir una pena míni­ma de 10 años de pri­sión y una máxi­ma de 15.

“Esta impor­tan­te acu­sa­ción res­pon­sa­bi­li­za a un indi­vi­duo mal­he­chor que aban­do­nó su deber de pro­te­ger a los colom­bia­nos para ser­vir a sus pro­pios intere­ses y a los de los tra­fi­can­tes de dro­gas y terro­ris­tas”, expre­só el fis­cal del caso, Neil H. MacBride.

El fun­cio­na­rio indi­có que lue­go de “una ardua labor y a la coope­ra­ción de la Admi­nis­tra­ción de Con­trol de Dro­gas y la Poli­cía Nacio­nal de Colom­bia, hemos sido capa­ces de lle­var esta inves­ti­ga­ción y el enjui­cia­mien­to a una con­clu­sión exitosa”.

San­to­yo admi­tió haber acep­ta­do sobor­nos de miem­bros de las AUC a cam­bio de infor­ma­ción sobre las ope­ra­cio­nes en cur­so de apli­ca­ción de leyes y otros tipos de asis­ten­cia, que per­mi­tie­ron a ese gru­po para­mi­li­tar come­ter actos terro­ris­tas y faci­li­tar su acti­vi­dad en el narcotráfico.

Tam­bién reco­no­ció haber infor­ma­do a los miem­bros del gru­po de ultra­de­re­cha de las deten­cio­nes pre­vis­tas por los cuer­pos de segu­ri­dad, inclu­so de ope­ra­cio­nes de la Direc­ción Anti­dro­gas Esta­dou­ni­den­se (DEA), así como de la rea­li­za­ción de escu­chas tele­fó­ni­cas no auto­ri­za­das, entre otras cosas.

San­to­yo fue acu­sa­do sobre estos hechos por los tres jefes de las AUC extra­di­ta­dos a Esta­dos Uni­dos: Sal­va­to­re Man­cu­so, Juan Car­los Sie­rra y Car­los Mario Jiménez.

El hoy acu­sa­do se reti­ró de la Poli­cía Nacio­nal en 2009 y cono­ció a Uri­be en 1995, cuan­do for­ma­ba par­te de la uni­dad anti­se­cues­tro del cuer­po policial.

Des­pués se desem­pe­ñó como cus­to­dio del ex man­da­ta­rio en su pri­me­ra cam­pa­ña elec­to­ral y pos­te­rior­men­te duran­te el Gobierno entre 2002 y 2006.

El Gobierno de Uri­be estu­vo carac­te­ri­za­do por denun­cias y pro­ce­sos judi­cia­les que se deno­mi­na­ron casos de para­po­lí­ti­ca, por los estre­chos víncu­los entre los para­mi­li­ta­res y los fun­cio­na­rios de su administración.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *