«Ikea me des­pi­dió 15 días des­pués de rein­cor­po­rar­me de una baja labo­ral»

p026_f05.jpg
Gara

Este mes la mul­ti­na­cio­nal Ikea cum­plió sie­te años en el Mega­park de Bara­kal­do. En el últi­mo ejer­ci­cio fis­cal cerra­do logró un bene­fi­cio eco­nó­mi­co de 103 millo­nes, pero en un año des­pi­dió a 42 tra­ba­ja­do­ras o no reno­vó el con­tra­to de tra­ba­jo en pre­ca­rio.

El 65% de la plan­ti­lla cuen­ta con con­tra­tos a tiem­po par­cial con suel­dos por deba­jo de los 500 euros al mes, según denun­cia­ron los colec­ti­vos socia­les y sin­di­ca­les de Bara­kal­do. Ish­tar López, de 30 años, es la últi­ma des­pe­di­da de la mul­ti­na­cio­nal sue­ca. Su caso es espe­cial, por­que estu­vo de baja labo­ral y, a su vuel­ta, «apro­ve­cha­ron para man­dar­me a casa sin razón algu­na».

¿Qué es lo que le ha pasa­do?

Lle­va­ba 4 – 5 años, cuan­do un día al fina­li­zar la jor­na­da tuve un ata­que de tum­bo­ciá­ti­ca. Seguí tra­ba­jan­do como pude mes y medio más Fui al médi­co. Me die­ron la baja. He esta­do 13 meses de baja. Me han diag­nos­ti­ca­do una her­nia, artro­sis, he esta­do en tra­ta­mien­to, reha­bi­li­ta­ción. En este tiem­po, siem­pre les he comen­ta­do mi situa­ción, me han tran­qui­li­za­do. Inclu­so mis man­dos direc­tos acor­da­ron con­mi­go ver­bal­men­te que con­cer­ta­rían una reu­nión con Recur­sos Huma­nos para mi reco­lo­ca­ción, pues­to que en el pues­to que esta­ba era de car­ga físi­ca. Nun­ca tuve noti­cias. Pero siem­pre me tran­qui­li­za­ban. Me rein­cor­po­ré, por­que no hay tra­ta­mien­to posi­ble.

¿Cómo fue la vuel­ta a Ikea?

Tras unos días en el tra­ba­jo de Ikea Food (res­tau­ran­te) cama­re­ra, repo­si­ción, reco­ger, etc, me lla­man a una reu­nión y me comu­ni­ca­ron que han deci­di­do extin­guir mi con­tra­to por cau­sas obje­ti­vas, basán­do­se en mi enfer­me­dad. Sabían de mi enfer­me­dad por el reco­no­ci­mien­to médi­co de la empre­sa, que me dijo que era apta con limi­ta­cio­nes, por­que no pue­do coger car­gas de más de cin­co kilo­gra­mos, man­te­ner pos­tu­ras for­za­das duran­te lar­go tiem­po. Se jus­ti­fi­can con mi enfer­me­dad, no me avi­san, me per­mi­tie­ron com­prar­me mi bol­sín de zapa­tos de segu­ri­dad, me pre­sen­té 48 horas antes del des­pi­do a una can­di­da­tu­ra de coor­di­na­do­ra del depar­ta­men­to. Ha sido surrea­lis­ta este epi­so­dio de mi vida.

¿Ha coin­ci­di­do con la refor­ma labo­ral?

Sí. Por­que empe­cé a tra­ba­jar el 20 de febre­ro y me han des­pe­di­do el 16 de mar­zo. Lo he pues­to en manos de abo­ga­dos, para bus­car un des­pi­do impro­ce­den­te, por­que me van a pagar una indem­ni­za­ción por vein­te días.

¿Ikea des­pi­de a mucha gen­te?

Sí, pero nun­ca sabes por qué cau­sas. Nun­ca sabes si han pelea­do. Cuen­to mi caso, por­que se han apro­ve­cha­do cuan­do he vuel­to para des­pe­dir­me en el momen­to que pue­den salir más bene­fi­cia­dos.

¿Qué razón ponen para no pasar­le a un pues­to ópti­mo?

Me dicen que la cosa está mala, según ellos. Que no les va como espe­ra­ban y que no me pue­den reco­lo­car.

¿Cuán­to cobra­ba?

1.100 euros por cua­ren­ta horas, es decir a jor­na­da com­ple­ta. Es difí­cil con­se­guir un con­tra­to de esos en Ikea, por­que muchos son par­cia­les. Pare­ce que la idea es ir eli­mi­nan­do los con­tra­tos de 40 horas para suplir­los con con­tra­ta­cio­nes par­cia­les a vein­te o die­ci­séis horas. Es lo que se escu­cha. Esto es lo que per­mi­te la refor­ma labo­ral y segu­ra­men­te se apro­ve­cha­rán de ello.

¿Como ve el futu­ro?

Lo veo limi­ta­do, pero ten­go ganas de encon­trar un pues­to. En Ikea los des­pi­dos son con­ti­nuos. No soy un caso úni­co, a una excom­pa­ñe­ra le des­pi­die­ron por una baja médi­ca. Lo que está cla­ro es que quie­ro salir a la luz para que se conoz­ca que Ikea des­pi­de, por­que otros casos se que­dan en silen­cio. Ten­go que decir que en los 15 días que estu­ve tra­ba­jé y ren­dí como mis com­pa­ñe­ros.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *