El alcal­de de Erren­te­ria es denun­cia­do ante Osa­lan, por no garan­ti­zar la segu­ri­dad de la plan­ti­lla de per­so­nal – LAB Sin­di­ka­tua

Los dele­ga­dos de pre­ven­ción del Ayun­ta­mien­to de Erren­te­ria han pre­sen­ta­do una denun­cia con­tra el alcal­de en Osa­lan, por no garan­ti­zar la segu­ri­dad de la plan­ti­lla de per­so­nal, o mejor dicho, por no tomar nin­gu­na medi­da ante un caso de aco­so labo­ral.

La sen­ten­cia del Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia del País Vas­co que lle­gó al Ayun­ta­mien­to en sep­tiem­bre de 2009 no ha teni­do nin­gu­na con­se­cuen­cia. El pue­blo de Erren­te­ria ha paga­do 230.000 euros en con­cep­to de recar­go de pres­ta­cio­nes, por­que el Ayun­ta­mien­to no adop­tó medi­das pre­ven­ti­vas ante el aco­so labo­ral sufri­do por una extra­ba­ja­do­ra entre los años 1995 y 2004. Esa sen­ten­cia no tra­jo con­si­go una aper­tu­ra de expe­dien­te infor­ma­ti­vo alguno. Los con­ce­ja­les no ads­cri­tos pro­pu­sie­ron una comi­sión de inves­ti­ga­ción pero de excu­sa en excu­sa la comi­sión se cons­ti­tu­yó un año más tar­de, para ana­li­zar no sólo ese acci­den­te labo­ral sino otros tres más.

Entre tan­to, dele­ga­dos de pre­ven­ción y el Comi­té de Tra­ba­ja­do­res pre­sen­ta­ron una denun­cia en el Gobierno Vas­co por­que no se había inves­ti­ga­do el acci­den­te labo­ral. La empre­sa que lle­va el ser­vi­cio de pre­ven­ción ajeno reali­zó la inves­ti­ga­ción, limi­tán­do­se a lo que ponía en la sen­ten­cia, nada más; no inclu­yó entre las medi­das correc­to­ras que hubie­ra que abrir un expe­dien­te infor­ma­ti­vo.
Por par­te del Ayun­ta­mien­to, a los res­pon­sa­bles muni­ci­pa­les les da igual lo que diga la sen­ten­cia. Según ellos, no ha habi­do aco­so labo­ral. Los jue­ces del Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia del País Vas­co están equi­vo­ca­dos. Los que lle­va­ron a cabo el aco­so labo­ral tal vez sigan tra­ba­jan­do en la plan­ti­lla, pero no hay san­ción para ellos, bien les cui­da el Ayun­ta­mien­to. Y res­pec­to a la comi­sión de inves­ti­ga­ción, de los cua­tro casos han estu­dia­do dos, el del aco­so labo­ral ni lo han toca­do, y en los dos casos ana­li­za­dos no han sido capa­ces de sacar un infor­me de con­clu­sio­nes.

1995 eta 2004 urte bitar­tean udal lan­gi­le batek jasan­da­ko lan jazar­pe­na­ri lotu­ta, 2009ko irai­lean uda­letxe­ra iritsi zen Eus­kal Auto­no­mi Erki­de­go­ko Auzi­te­gi Nagu­sia­ren sen­ten­tziak ez du inola­ko era­gi­nik izan. 230.000 euro ordain­du ditu Erren­te­ria­ko herriak pres­ta­zioan erre­kar­goa­ren kon­tzep­tuaz, lan­gi­le ohi batek lan-jazar­pe­na­ren ondo­rioz izan­da­ko lan istri­pua­ren aurrean Uda­letxeak ez zitue­la­ko pre­ben­tzio neu­rriak eza­rri. Sen­ten­tzia horrek ez zuen espe­dien­te infor­ma­ti­boa­ren ire­kie­ra­rik eka­rri. Zine­gotzi ez atxi­ki­tuek iker­ke­ta batzor­dea pro­po­sa­tu zuten, bai­na aitza­kiaz-aitza­kia urte­be­te beran­dua­go era­tu zen, lan istri­pu horrez gain bes­te hiru lan istri­pu azter­tze­ko.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *