El deli­to más gran­de de la his­to­ria: ¿Encon­tra­rá la poli­cía a los res­pon­sa­bles?- San­tia­go Alba Rico

Un gol­pe his­tó­ri­co. Una auda­cia sin pre­ce­den­tes. Un robo astro­nó­mi­co. Ayer a las 23.15 h., mien­tras todos dor­mían, los ladro­nes entra­ron y se lo lle­va­ron todo. En una acción extra­or­di­na­ria­men­te bien coor­di­na­da y eje­cu­ta­da con una rapi­dez que sigue asom­bran­do a los espe­cia­lis­tas, un puña­do de osa­dos delin­cuen­tes, aún sin iden­ti­fi­car, bur­ló ano­che todas las medi­das de vigi­lan­cia y se apo­de­ró en pocos minu­tos del siguien­te botín.

Todo el atún rojo de Soma­lia.

Todo el maíz de Méxi­co.

10 millo­nes de casas.

16.000 espe­cies ani­ma­les.

2 millo­nes de hec­tá­reas de sel­va bra­si­le­ña.

Todos los cer­dos de Hai­tí.

Toda la leche de Colom­bia.

Todo el café de Ugan­da.

El agua del Perú.

El aire de San­tia­go de Chi­le.

Los aho­rros de 120 millo­nes de per­so­nas.

El fue­go de los cuer­pos.

La tie­rra don­de tenía los pies Mari­bel.

Una ban­de­ra roja.

Se dis­pa­ran las espe­cu­la­cio­nes mien­tras la poli­cía con­ti­nua sus pes­qui­sas, cada vez más con­ven­ci­da de que las carac­te­rís­ti­cas del robo redu­cen las posi­bi­li­da­des a sólo dos: o han sido los gita­nos o han sido los extra­te­rres­tres. Defen­so­res de una y otra hipó­te­sis se inter­cam­bian argu­men­tos en los perió­di­cos y la tele­vi­sión, dis­cu­ten en los bares, se orga­ni­zan para exi­gir jus­ti­cia. ¿Los gita­nos o los extra­te­rres­tres? En gene­ral, la dere­cha se incli­na por los gita­nos y la izquier­da por los extra­te­rres­tres, sal­vo en EEUU, don­de la alta con­cen­tra­ción de pobla­ción pro­ce­den­te de otros pla­ne­tas ha uni­fi­ca­do patrió­ti­ca­men­te las opi­nio­nes. Tres extra­te­rres­tres apa­re­cie­ron ayer ahor­ca­dos y que­ma­dos en un barrio peri­fé­ri­co de Bos­ton.

En Espa­ña, los gita­nos afi­lan sus cuchi­llos.

En Davos, los ban­que­ros des­cor­chan otra bote­lla de vino.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *