Fami­lia­res de Por­tu y Sara­so­la han sido ata­ca­dos en la entra­da a la sala del Juz­ga­do Pro­vin­cial de Donos­tia – Etxerat

Familiares de Portu y Sarasola han sido atacados en la entrada a la sala del Juzgado Provincial de Donostia

Des­de la aso­cia­ción Etxe­rat que­re­mos denun­ciar los gol­pes, toca­mien­tos sexua­les e insul­tos que han teni­do que sufrir los fami­lia­res de Mat­tin Sara­so­la y Igor Portu.

Que­re­mos dar a cono­cer y denun­ciar, que los dos pre­sos polí­ti­cos no han podi­do comu­ni­car­se en nin­gún momen­to con sus fami­lia­res duran­te los tras­la­dos para el juicio.

En el jui­cio que se está lle­van­do aca­bo en el Juz­ga­do Pro­vin­cial de Donos­tia por las denun­cias de tor­tu­ra de los pre­sos polí­ti­cos Mat­tin Sara­so­la e Igor Por­tu, los fami­lia­res de los dos pre­sos polí­ti­cos han sido ata­ca­dos antes de comen­zar la vis­ta de hoy. Dece­nas de agen­tes de la guar­dia civil se han per­so­na­do en la sala, los cua­les no han pasa­do por el detec­tor de meta­les (los cua­les son obli­ga­to­rios para todas las per­so­nas). Estos se han con­cen­tra­do en la entra­da de la sala, y al entrar en ella los fami­lia­res de Por­tu y Sara­so­la, han arre­me­ti­do con­tra ellos median­te insul­tos, gol­pes y toca­mien­tos sexua­les. A con­se­cuen­cia del ata­que, han arro­ja­do al sue­lo a una mujer de edad.

Una vez más, se ha hecho eco del gra­do de impu­ni­dad que pade­cen los ata­ques con­tra los dere­chos de los pre­sos y pre­sas y sus alle­ga­dos. La polí­ti­ca peni­ten­cia­ria dise­ña­da en con­tra de nues­tros fami­lia­res encar­ce­la­dos en ejem­plo de ello. Los fami­lia­res y alle­ga­dos lle­va­mos pade­cien­do ata­ques en los via­jes que rea­li­za­mos para poder rea­li­zar las visi­tas: más de una vez nos han ape­drea­do los auto­bu­ses, nos han arro­ja­do pin­tu­ra, pin­cha­do las rue­das, robos sos­pe­cho­sos y hemos vis­to a gen­te enca­pu­cha­da alre­de­dor de nues­tros vehícu­los. Hemos pade­ci­do reten­cio­nes e iden­ti­fi­ca­cio­nes en los con­tro­les en la carre­te­ra expre­sa­men­te dise­ña­dos para los fami­lia­res y allegados.

Los aco­sos con­tra los fami­lia­res y alle­ga­dos tam­bién se están dan­do den­tro de las pri­sio­nes. Los cacheos estric­tos, cas­ti­gos sin visi­tas y las humi­lla­cio­nes han ido en aumento.

Ante esta situa­ción, hace­mos lla­ma­mien­to a la socie­dad vas­ca a que denun­cie y ejer­za pre­sión para que esta situa­ción ter­mi­ne de una vez por todas. Que los com­pro­mi­sos adop­ta­dos por los agen­tes socia­les, sin­di­ca­les y polí­ti­cos sean con­cre­tos y rea­li­za­bles. Por últi­mo, hace­mos lla­ma­mien­to a dar pasos efec­ti­vos para neu­tra­li­zar los cam­pos de impunidad.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.