The New York Times: El gobierno de EEUU está con­vir­tien­do a la CIA en una orga­ni­za­ción Para­mi­li­tar.

El pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Barack Oba­ma, incre­men­tó con­si­de­ra­ble­men­te las “gue­rras en la som­bra” con­tra terro­ris­tas en Asia y Áfri­ca, según publi­ca hoy el dia­rio “The New York Times” en su edi­ción onli­ne.

“Lo que comen­zó como gue­rra secre­ta bajo el gobierno de (Geor­ge W.) Bush, fue amplia­do bajo el pre­si­den­te Oba­ma”, indi­có el perió­di­co. Prác­ti­ca­men­te nin­guno de los pasos nue­vos, agre­si­vos del gobierno de Esta­dos Uni­dos fue admi­ti­do públi­ca­men­te.

Con­cre­ta­men­te, la Casa Blan­ca incre­men­tó los ata­ques con avio­nes no tri­pu­la­dos en Pakis­tán, auto­ri­zó ata­ques con­tra miem­bros de Al Qai­da en Soma­lia y dio luz ver­de para ope­ra­cio­nes secre­tas des­de Kenia. Jun­to con los alia­dos euro­peos fue­ron des­cu­bier­tos gru­pos insur­gen­tes en el nor­te de Áfri­ca, indi­có el dia­rio.

El Pen­tá­gono reu­nió ade­más infor­ma­cio­nes secre­tas sobre refu­gios de mili­tan­tes extre­mis­tas en Pakis­tán con la ayu­da de empre­sas pri­va­das con­tra­ta­das. En Yemen se puso en mar­cha una cam­pa­ña mili­tar que nun­ca fue con­fir­ma­da ofi­cial­men­te, aña­dió “The New York Times”.

El perió­di­co cita a fun­cio­na­rios del gobierno que seña­lan las ven­ta­jas de una gue­rra secre­ta con­tra Al Qai­da y otros gru­pos mili­tan­tes.

Las expe­rien­cias en Afga­nis­tán e Irak son des­ilu­sio­nan­tes para polí­ti­cos y elec­to­res en cuan­to a los cos­tos. En lugar de un “mar­ti­llo”, se apues­ta aho­ra al “escal­pe­lo”, dijo en mayo el ase­sor jefe de Oba­ma para la gue­rra anti­te­rro­ris­ta, John Bren­nan.

El nue­vo rum­bo del gobierno esta­dou­ni­den­se con­vier­te a la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA) en algo cada vez más pare­ci­do a una orga­ni­za­ción para­mi­li­tar, indi­có “The New York Times”.

Asi­mis­mo, el Depar­ta­men­to de Defen­sa se ase­me­ja cada vez más a la CIA, por­que el Pen­tá­gono tie­ne con más fre­cuen­cia misio­nes de espio­na­je, por ejem­plo en Cer­cano Orien­te, agre­gó.

Apo­rrea

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *