The New York Times: El gobierno de EEUU está convirtiendo a la CIA en una organización Paramilitar.

El pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Barack Oba­ma, incre­men­tó con­si­de­ra­ble­men­te las “gue­rras en la som­bra” con­tra terro­ris­tas en Asia y Áfri­ca, según publi­ca hoy el dia­rio “The New York Times” en su edi­ción onli­ne.

“Lo que comen­zó como gue­rra secre­ta bajo el gobierno de (Geor­ge W.) Bush, fue amplia­do bajo el pre­si­den­te Oba­ma”, indi­có el perió­di­co. Prác­ti­ca­men­te nin­guno de los pasos nue­vos, agre­si­vos del gobierno de Esta­dos Uni­dos fue admi­ti­do públi­ca­men­te.

Con­cre­ta­men­te, la Casa Blan­ca incre­men­tó los ata­ques con avio­nes no tri­pu­la­dos en Pakis­tán, auto­ri­zó ata­ques con­tra miem­bros de Al Qai­da en Soma­lia y dio luz ver­de para ope­ra­cio­nes secre­tas des­de Kenia. Jun­to con los alia­dos euro­peos fue­ron des­cu­bier­tos gru­pos insur­gen­tes en el nor­te de Áfri­ca, indi­có el dia­rio.

El Pen­tá­gono reunió ade­más infor­ma­cio­nes secre­tas sobre refu­gios de mili­tan­tes extre­mis­tas en Pakis­tán con la ayu­da de empre­sas pri­va­das con­tra­ta­das. En Yemen se puso en mar­cha una cam­pa­ña mili­tar que nun­ca fue con­fir­ma­da ofi­cial­men­te, aña­dió “The New York Times”.

El perió­di­co cita a fun­cio­na­rios del gobierno que seña­lan las ven­ta­jas de una gue­rra secre­ta con­tra Al Qai­da y otros gru­pos mili­tan­tes.

Las expe­rien­cias en Afga­nis­tán e Irak son desilu­sio­nan­tes para polí­ti­cos y elec­to­res en cuan­to a los cos­tos. En lugar de un “mar­ti­llo”, se apues­ta aho­ra al “escal­pe­lo”, dijo en mayo el ase­sor jefe de Oba­ma para la gue­rra anti­te­rro­ris­ta, John Bren­nan.

El nue­vo rum­bo del gobierno esta­dou­ni­den­se con­vier­te a la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA) en algo cada vez más pare­ci­do a una orga­ni­za­ción para­mi­li­tar, indi­có “The New York Times”.

Asi­mis­mo, el Depar­ta­men­to de Defen­sa se ase­me­ja cada vez más a la CIA, por­que el Pen­tá­gono tie­ne con más fre­cuen­cia misio­nes de espio­na­je, por ejem­plo en Cer­cano Orien­te, agre­gó.

Apo­rrea

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: