Bra­sil. Tapi Yawa­la­pi­ti: «Mi padre murió luchan­do por los pue­blos indí­ge­nas, por su tierra»

Por Tapi Yawa­la­pi­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de noviem­bre de 2020.

Con­ver­sé con mi comu­ni­dad sobre cómo nos vamos a orga­ni­zar de aho­ra en ade­lan­te con esta situa­ción que aún esta­mos pasando.

Víc­ti­ma de covid-19, caci­que Ari­ta­na Yawa­la­pi­ti, líder his­tó­ri­co del área del río Xin­gú, en Bra­sil murió el 5 de agosto.

Con el falle­ci­mien­to de mi padre [Ari­ta­na Yawa­la­pi­ti, 1949 – 2020], todo el terri­to­rio Xin­gú se puso de luto*. Los 16 pue­blos indí­ge­nas que viven en el río Xin­gú se pusie­ron todos de luto, lamen­ta­ron la pér­di­da de mi padre, prin­ci­pal­men­te el pue­blo Yawa­la­pi­ti, que estu­vo tres meses de luto, sin poder tener ale­gría, algarabía.

En poco tiem­po, nos qui­ta­mos el luto. Mi comu­ni­dad se nor­ma­li­zó, comen­zó a usar deco­ra­cio­nes, a pin­tar­se, a gri­tar. Esta­mos alzan­do la cabe­za, miran­do la vida hacia ade­lan­te. Ya reu­ní a mi pue­blo para comen­zar una nue­va vida.

Con la pér­di­da de mi padre, que­da­mos muy per­di­dos, sin pala­bras. Con­ver­sé con mi comu­ni­dad sobre cómo nos vamos a orga­ni­zar de aho­ra en ade­lan­te con esta situa­ción que aún esta­mos pasan­do, muy difícil.

Algu­nos pue­blos aún no tie­nen sín­to­mas [de covid-19]. Esta­mos preo­cu­pa­dos de otros pue­blos que aún no cogie­ron ese virus.

Mi padre murió luchan­do en pro de los pue­blos indí­ge­nas, defen­dien­do el terri­to­rio, hablan­do de dere­chos de los pue­blos, yen­do al Con­gre­so a hablar con los dipu­tados. Les dije [al pue­blo Yawa­la­pi­ti] que va a ser difí­cil que ten­ga­mos otra per­so­na como mi padre. Mi padre era un diplo­má­ti­co. Él tenía pacien­cia con las per­so­nas, sabía con­ver­sar sin gri­tar o herir a la persona.

El par­tió a otro mun­do. Hoy el está des­can­san­do. Eso sig­ni­fi­ca que dejó una his­to­ria muy boni­ta en el Xin­gú. Él, muy joven, par­ti­ci­pó en la demar­ca­ción del terri­to­rio indí­ge­na Xin­gú, dejó una his­to­ria muy lin­da. En el mes de agos­to, vamos a home­na­jear­lo. Voy a invi­tar a todas las per­so­nas del Xin­gú para par­ti­ci­par y vamos a hacer una fies­ta, homenajeándolo.

Cuan­do veo el mapa del Xin­gú, pien­so que mi fina­do abue­lo, mi padre, mi tío, que ya se fue­ron, nos die­ron este terri­to­rio de rega­lo. Ellos demar­ca­ron el terri­to­rio y nos lo die­ron de rega­lo a la nue­va gene­ra­ción, a mi gene­ra­ción. El [Ari­ta­na] decía así: ‘Hijo, cui­da de esta tie­rra. Aho­ra está en la res­pon­sa­bi­li­dad de uste­des, los jóve­nes, cui­dar de la sel­va, del río y de la tie­rra. Maña­na tú pue­des estar rega­lán­do­le a tu hijo esta tie­rra, con esta sel­va, con este río. Tu nie­to va a nece­si­tar de este espacio’.

Para nues­tra cul­tu­ra mi padre está jun­to con el espí­ri­tu de la sel­va, el espí­ri­tu del río y el espí­ri­tu de la tie­rra. Él está acom­pa­ñan­do de lejos, dán­do­nos fuer­za a mí y al pueblo.

Has­ta hoy ten­go eso en mi cabe­za, lo que mi padre me dijo. Cuan­do veo el mapa de terri­to­rio Xin­gú, ense­gui­da recuer­do lo que decía mi padre. Eso dejó la mar­ca en mi cabe­za y voy a recor­dar siem­pre eso.

Para nues­tra cul­tu­ra, nues­tra reli­gión, mi padre está jun­to al espí­ri­tu de la sel­va, al espí­ri­tu del río y al espí­ri­tu de la tie­rra. El está acom­pa­ñan­do de lejos, dán­do­me fuer­za a mí y al pue­blo. Él sigue vivo, jun­to con el espí­ri­tu de la tie­rra, con la selva.

cacique arita
Caci­que Ari­ta­na murió a los 71 años /​Anto­nio Scor­za /​AFP

La inten­ción del caci­que es man­te­ner la sel­va, cui­dar del río, cui­dar de la tie­rra. La sel­va fue plan­ta­da por el crea­dor. Esta­mos talan­do el bos­que, y el espí­ri­tu está con el. Por eso que está habien­do ese cam­bio cli­má­ti­co. Hoy con­cien­ti­za­mos a las nue­vas gene­ra­cio­nes para que ellos tam­bién cui­den la sel­va. Esta­mos apren­dien­do cómo refo­res­tar. Hace­mos una siem­bra y tene­mos que saber refo­res­tar­la. Es esa con­cien­ti­za­ción que esta­mos apli­can­do en el Xingú.

Como pri­mer hijo del caci­que Ari­ta­na, mi padre me pasó esta res­pon­sa­bi­li­dad. Yo fui pre­pa­ra­do para esto. Hoy asu­mo esta responsabilidad.

Mi padre nació en un mun­do dife­ren­te. Yo nací en un mun­do moderno. Mi padre no sabía leer, no sabía escri­bir, no sabía usar celu­lar o compu­tado­ra. Él era muy tra­di­cio­nal. Pero tenía en la cabe­za una con­cien­cia cla­ra sobre el mun­do no indí­ge­na, sabía hablar portugués.

Mi padre pen­só que yo estu­dia­ra. Estu­diar e ir a la uni­ver­si­dad. Ese era el obje­ti­vo de mi padre. Él me incen­ti­va­ba a hacer eso. Él me decía: ‘Hijo, vas a tener que estu­diar, por­que a futu­ro vas a asu­mir el Xingú’.

Hoy estoy estu­dian­do en la uni­ver­si­dad, hacien­do una maes­tría en lin­güís­ti­ca. Mi padre no va a ver a mi defen­sa. Esa era la volun­tad de mi padre. Él esta­ba muy feliz de ver a su hijo ingre­sar en la uni­ver­si­dad, dispu­tar con no indígenas.

Hoy repre­sen­to a la pobla­ción indí­ge­na del Xin­gú, pro­si­guien­do su lucha. Voy a con­ti­nuar la lucha que él dejó para mí. Man­te­ner el terri­to­rio, cui­dar del pue­blo, arti­cu­lar con el pue­blo y hablar con las auto­ri­da­des en el Con­gre­so. Es gran­de la res­pon­sa­bi­li­dad que mi fina­do padre me dejó: hacer acción en pro de los pue­blos indí­ge­nas del Xingú.

El siem­pre me dijo así, y me que­dó gra­ba­do en la cabe­za: ‘Mi hijo, tú eres aca­dé­mi­co. Tu apren­dis­te a hablar por­tu­gués, sabes escri­bir, pero no por eso debes olvi­dar tu cul­tu­ra. Man­tén tu cul­tu­ra. Nacis­te para ser un Yawalapiti’.

Tapi Yawa­la­pi­ti es líder y caci­que del pue­blo Yawa­la­pi­ti, de la región del Alto Xin­gú. Este artícu­lo fue escri­to a par­tir de la decla­ra­ción de Tapi con­ce­di­do por telé­fono al repor­te­ro Erick Gime­nes, de Bra­sil de Fato, el 5 de noviem­bre de 2020. Su padre, el caci­que Ari­ta­na Yawa­la­pi­ti, había muer­to tres meses antes, el 5 de agos­to, en la ciu­dad de Goiâ­nia, en el cen­tro del país, víc­ti­ma de com­pli­ca­cio­nes de la covid-19. Él fue uno de los líde­res más impor­tan­tes del Par­que Indí­ge­na Xin­gú, hoy cono­ci­do como Terri­to­rio Indí­ge­na Xin­gú (TIX), que ayu­dó a demar­car al lado de los her­ma­nos Clau­dio y Orlan­do Villas-Bôas. 

bra​sil​de​fa​to​.com​.br/​2​0​2​0​/​1​1​/​0​9​/​t​a​p​i​-​y​a​w​a​l​a​p​i​t​i​-​m​i​-​p​a​d​r​e​-​m​u​r​i​o​-​l​u​c​h​a​n​d​o​-​p​o​r​-​l​o​s​-​p​u​e​b​l​o​s​-​i​n​d​i​g​e​n​a​s​-​p​o​r​-​s​u​-​t​i​e​rra, Kao­sen­la­red.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *