El blo­que de poder colom­biano se pre­pa­ra para tareas mayo­res en el 2019

La pre­gun­ta que hoy (fines de 2018) se deben estar hacien­do los demó­cra­tas y pro­gre­sis­tas de Colom­bia, y qui­zás de toda nues­tra­mé­ri­ca es sim­ple: ¿Des­pués de dos años de haber­se fir­ma­do el Acuer­do de la Haba­na entre el Esta­do colom­biano y las gue­rri­llas de las Farc-EP, esta­mos más cer­ca tras­for­ma­cio­nes estruc­tu­ra­les bási­cas de la socie­dad que per­mi­tan o posi­bi­li­ten su mar­cha demo­crá­ti­ca nor­mal, den­tro de la comu­ni­dad mun­dial?

Nadie que ana­li­ce, por ejem­plo, duran­te el año 2018, los más des­ta­ca­dos hechos socia­les y polí­ti­cos colom­bia­nos dis­per­sos, des­co­nec­ta­dos y enma­ra­ña­dos, unos con otros por acción de los pode­ro­sos medios de comu­ni­ca­ción de que dis­po­ne el Blo­que de Poder Con­tra­in­sur­gen­te domi­nan­te1; podrá lle­gar hones­ta­men­te a dar o dar­se una repues­ta posi­ti­va.

Lo que sal­ta a la vis­ta es la ten­den­cia pau­la­ti­na al blin­da­je y refor­za­mien­to de la Hege­mo­nía y la Coer­ción de dicho Blo­que de Poder domi­nan­te, que a pesar del des­plo­me de la ima­gen favo­ra­ble del pre­si­den­te Duque en el ini­cio de su gober­nan­za; del enro­lla­do cule­brón y la inter­mi­na­ble tele­no­ve­la de corrup­ción e impu­ni­dad de Ode­brecht Sar­mien­to Angu­lo, su des­al­ma­do Fis­cal Mar­tí­nez con su fis­cal ad hoc, su cán­di­do médi­co legis­ta Val­dez y la eli­mi­na­ción sis­te­má­ti­ca de tes­ti­gos.

De la per­fi­dia y el estruen­do­so fra­ca­so en la imple­men­ta­ción ofi­cial de los Acuer­dos de la Haba­na que final­men­te logró dar­le la vuel­ta al cal­ce­tín y cam­biar armas por votos, en lugar del ini­cial «armas por refor­mas».

Y a pesar del increí­ble cuen­to del post con­flic­to pací­fi­co y ange­li­cal, las disi­den­cias, los arre­pen­ti­mien­tos, las divi­sio­nes, los gru­pos post-farc y clan­des­ti­nos, los GAO, Bacrim, etc, los que según los últi­mos y más recien­tes repor­tes (Valen­cia-Peña) cre­cen clan­des­ti­na­men­te como espu­ma; y, a pesar de los 226 líde­res socia­les y cívi­cos sis­te­má­ti­ca­men­te eje­cu­ta­dos gota a gota duran­te este año 2018 por los nar­co para­mi­li­ta­res ofi­cia­les que fun­cio­nan acei­ta­da­men­te como rue­da den­ta­da fun­da­men­tal del engra­na­je del Blo­que de Poder Con­tra­in­sur­gen­te; ante la fal­ta de cre­di­bi­li­dad del ceni­zo Duque, han teni­do que poner a hablar a los que tie­nen el poder real, sacan­do a esce­na una nue­va cúpu­la mili­tar cui­da­do­sa­men­te selec­cio­na­da (ya se sabe dón­de) para que con su carac­te­rís­ti­co len­gua­je ame­na­zan­te de «Task For­ce» (Fuer­za de Tarea) acla­re de una vez por todas las tareas mayo­res que tie­ne en pre­pa­ra­ción con­tra la Vene­zue­la Boli­va­ria­na el año veni­de­ro; con­tra la movi­li­za­ción estu­dian­til que por poco lle­ga a con­ver­tir­se en un paro cívi­co nacio­nal; con­tra la resis­ten­cias regio­na­les y las con­sul­tas muni­ci­pa­les sobre mine­ría y los pára­mos; y, espe­cial­men­te con­tra cual­quier movi­li­za­ción social.

En una pala­bra: blin­da­je para la acción reac­cio­na­ria y fas­cis­ta, que cada vez deja menos espa­cio a la posi­bi­li­dad de tras­for­ma­cio­nes estruc­tu­ra­les, base de cual­quier cos­mo­vi­sión tras­for­ma­do­ra de la socie­dad.

Invi­to enca­re­ci­da­men­te a todo aquel que se haya hecho la pre­gun­ta con la que ini­cio este escri­to, a que mire y escu­che con suma aten­ción el video de este enla­ce. https://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​6​t​T​h​8​m​e​I​4Nc

Si lo ante­rior, lo con­tex­tua­li­za­mos en un todo con la mar­cha con­tra­dic­to­ria y cri­ti­ca de los pro­ce­sos glo­ba­les, es decir, del des­or­den del orden capi­ta­lis­ta glo­ba­li­za­do por el que atra­ve­sa­mos actual­men­te, la res­pues­ta es más som­bría aún: Esta­mos ante una evi­den­te per­di­da de la hege­mo­nía polí­ti­ca del Hege­món capi­ta­lis­ta mayor, Esta­dos Uni­dos, fren­te a la irrup­ción de otros hege­mo­nes mun­dia­les, que si bien toda­vía no son tan pode­ro­sos eco­nó­mi­ca­men­te, si lo han alcan­za­do e inclu­so sobre­pa­sa­do des­de el pun­to de vis­ta mili­tar (la derro­ta en Siria así lo mues­tra) a la vez que empie­zan a dispu­tar­le una grue­sa taja­da eco­nó­mi­ca. Es decir, len­ta­men­te se ve como se ero­sio­na el poder del poli­cía del mun­do y se insi­núa un nue­vo sis­te­ma mun­dial glo­ba­li­za­do en un orden mul­ti­po­lar, lo que, sin lugar a dudas, va a ser recha­za­do con todas sus fuer­zas por el Hege­món domi­nan­te inclu­so recu­rrien­do a una gue­rra ató­mi­ca, como lo ha adver­ti­do recien­te­men­te el pre­si­den­te Putin.

En para­le­lo, vemos tam­bién el cómo del pro­ce­so con­tra­dic­to­rio de la quie­bra defi­ni­ti­va de los par­ti­dos «social­de­mó­cra­tas y cris­tia­no­de­mó­cra­tas» en la mayo­ría de los paí­ses de la muy civi­li­za­da y poli­ti­za­da Euro­pa, y cómo dicho colap­so va sien­do cada vez mejor uti­li­za­do por los par­ti­dos neo nazis y fas­cis­tas para ocu­par mejo­res posi­cio­nes de domi­na­ción social. Lo ocu­rri­do recien­te­men­te en Anda­lu­cía, Espa­ña no es sino el ini­cio de la entra­da de ese país al torren­te gene­ral de Euro­pa, torren­te man­te­ni­do a dis­tan­cia y duran­te cer­ca de 40 años por los par­ti­dos here­de­ros del fran­quis­mo.

En nues­tra­mé­ri­ca, la olea­da neo­na­zi y fas­cis­ta cada vez más va acor­tan­do terri­to­rio y recu­pe­ran­do paí­ses que esta­ban ensa­yan­do vías demo­crá­ti­cas pro­pias. Está en el turno Nica­ra­gua san­di­nis­ta, pero aún que­da en pie el pro­ce­so boli­va­riano del bra­vo pue­blo vene­zo­lano decla­ra­do des­de su ini­cio como «ame­na­za a la segu­ri­dad nacio­nal de los EEUU», a lo que hay que agre­gar «y ame­na­za a la segu­ri­dad del Blo­que de Poder Con­tra­in­sur­gen­te domi­nan­te en Colom­bia», con­tra el cual se han inten­ta­do todas las manio­bras des­truc­to­ras posi­bles excep­to la gue­rra con­ven­cio­nal abier­ta, con al que ya se empie­za a espe­cu­lar, como se ve en el video de la cúpu­la mili­tar colom­bia­na a pesar de los cor­tes y la edi­ción que se hizo en los estu­dios de Cara­col.

La con­tra­dic­ción USA-Colom­bia con­tra Vene­zue­la se ha ido tor­nan­do cada vez más anta­gó­ni­ca a pesar de todos los múl­ti­ples inten­tos polí­ti­cos y diplo­má­ti­cos del gobierno vene­zo­lano con quie­nes pre­ten­den derro­car­lo a toda cos­ta. Sin embar­go, exis­ten serios indi­cios de que este ten­sio­nan­te pro­ce­so irá en aumen­to gene­ran­do un ambien­te dema­sia­do des­apa­ci­ble e incier­to en toda la región sur­ame­ri­ca­na, pero en espe­cial en Colom­bia. Y, no es des­ca­be­lla­do pen­sar que todo ese blin­da­je reac­cio­na­rio con que se está cubrien­do y pro­te­gien­do el poder domi­nan­te colom­biano, ten­ga como cen­tro la bús­que­da de una solu­ción vio­len­ta en Vene­zue­la.

Así las cosas, no es muy difí­cil pen­sar que un año nue­vo 2019 ven­drá car­ga­do de nubes negras de intran­qui­li­dad e incer­ti­dum­bre, que ale­jan aún más al pue­blo colom­biano de su obje­ti­vo demo­crá­ti­co y pro­gre­sis­ta de tras­for­mar la espan­to­sa reali­dad social que lo ate­na­za y opri­me.

Alber­to Pin­zón Sán­chez

Diciem­bre de 2018

  1. Boque de Poder Con­tra­in­sur­gen­te, es un nove­do­so con­cep­to aca­dé­mi­co de rup­tu­ra en las cien­cias socia­les en Colom­bia, sus­ten­ta­do amplia­men­te por la inves­ti­ga­do­ra y docen­te uni­ver­si­ta­ria Vil­ma Lilia­na Fran­co en su libro Orden Con­tra­in­sur­gen­te y Domi­na­ción, IPC. Bogo­tá. 2009, 500 pági­nas y se estruc­tu­ra como un todo de once pie­zas engra­na­das y per­fec­ta­men­te coor­di­na­das, que me he per­mi­ti­do esque­ma­ti­zar así: 1) Gobierno de los EEUU con sus 7 bases mili­ta­res en Colom­bia, ase­so­res ofi­cia­les más los pri­va­dos (mer­ce­na­rios) de Dyna­corp, Aeros­pa­ce, North Grum­man, etc., res­pal­da­da por las misio­nes de los gobier­nos de Israel y Gran Bre­ta­ña. 2) FFMM de Colom­bia, con cer­ca de 400 mil hom­bres arma­dos y 5,5% del PIB Nacio­nal. 3) Nar­co para­mi­li­ta­res ofi­cia­les (actual­men­te ope­ran­do en red con innu­me­ra­bles nom­bres) 4) Gru­pos eco­nó­mi­cos (lla­ma­dos «cacaos» entre los cua­les enca­be­za Sar­mien­to Angu­lo jefe del Fis­cal Mar­tí­nez) 5) Gre­mios eco­nó­mi­cos (aglu­ti­na­dos en el con­se­jo gre­mial nacio­nal con 22 mega gre­mios eco­nó­mi­cos) 6) Com­pa­ñías mul­ti­na­cio­na­les con inver­sio­nes estra­té­gi­cas en Colom­bia y que apo­ya­ron finan­cie­ra­men­te las accio­nes con­tra­in­sur­gen­te duran­te la con­fron­ta­ción con las farc-ep entre las que se des­ta­can Coca-Cola, Mon­san­to, Chi­qui­ta, Rep­sol, BP, Oxy, Mund Mining, Drum­mond, Unión Feno­sa Cemex, etc. 7) Agen­tes prin­ci­pa­les de la eco­no­mía sub­te­rrá­nea, nar­co­trá­fi­co, lava­do de divi­sas y con­tra­ban­do. 8) Oli­go­po­lio mediá­ti­co. 9) Otras tres ramas del Esta­do nacio­nal dife­ren­tes a las FFMM como la rama eje­cu­ti­va; la rama Judi­cial espe­cial­men­te la máqui­na de la Fis­ca­lía, y, la rama legis­la­ti­va con sus para polí­ti­cos. 10) Los sec­to­res de las cla­ses subal­ter­nas a nivel regio­nal coop­ta­dos, como pej empre­sa­rios de tras­por­te, comer­cian­tes e inter­me­dia­rios, due­ños de gaso­li­ne­ras, lum­pen pro­le­ta­ria­do regio­nal, cam­pe­si­nos ricos extor­sio­na­dos, empre­sa­rios mine­ros, nar­co­tra­fi­can­tes media­nos, rebus­ca­do­res de todo tipo, y peque­ños buró­cra­tas y polí­ti­cos muni­ci­pa­les y regio­na­les, etc. Ver espe­cial­men­te pági­nas 221 y siguien­tes del libro en men­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *