La nece­si­dad de una estra­te­gia inter­na­cio­nal en defen­sa de los pre­sos pales­ti­nos- Joe Catron

Los pre­sos polí­ti­cos, sus fami­lias y su cau­sa y sus afa­nes gozan de apo­yo gene­ra­li­za­do en la socie­dad pales­ti­na. Pue­de haber pales­ti­nos que no se hayan suma­do jamás a una cam­pa­ña de boi­cot o rea­li­za­do accio­nes para rom­per el sitio de Gaza, pero sue­len mani­fes­tar­se en favor de los dere­chos de los dete­ni­dos y con­tri­bu­yen a apo­yar a sus fami­lias. La libe­ra­ción de todos los pre­sos es un ele­men­to en el que coin­ci­den todas las fac­cio­nes polí­ti­cas pales­ti­nas. Los par­ti­dos riva­les tie­nen por nor­ma recla­mar y cele­brar el regre­so de los miem­bros encar­ce­la­dos gru­pos no tan afi­nes. El pre­so polí­ti­co Ameer Majoul sos­tie­ne que la posi­ción ofi­cial de la OLP sobre los pre­sos es «una rece­ta para retra­sar y apla­zar la libe­ra­ción de los pre­sos inde­fi­ni­da­men­te».

Ade­más, afir­ma que «mar­gi­nar la cues­tión del con­jun­to de la agen­da pales­ti­na glo­bal» no refle­ja este sen­ti­mien­to ava­sa­lla­dor.

Por des­gra­cia, lo mis­mo se pue­de decir del movi­mien­to glo­bal de soli­da­ri­dad con los pales­ti­nos y su lucha. Ese movi­mien­to inter­na­cio­nal con­si­de­ra con dema­sia­da fre­cuen­cia que esa preo­cu­pa­ción cen­tral del movi­mien­to pales­tino por los pre­sos es una ocu­rren­cia de últi­ma hora sin dema­sia­da tras­cen­den­cia, si es que siquie­ra lo ha men­cio­na­do.

La movi­li­za­ción masi­va de los dete­ni­dos, como la huel­ga de ham­bre del mes de octu­bre en cuyo momen­to cul­mi­nan­te par­ti­ci­pa­ron 3.000 per­so­nas (y encen­dió el apo­yo de la socie­dad pales­ti­na), no reci­bió más que una redu­ci­da can­ti­dad de reac­cio­nes del exte­rior. Las penu­rias coti­dia­nas que sufren los pre­sos con­cre­tos tam­po­co des­pier­tan ape­nas aten­ción, como la actual huel­ga de ham­bre de Kha­der Adnan, rete­ni­do admi­nis­tra­ti­va­men­te.

¿Por qué es tan impor­tan­te todo esto? Apar­te del prin­ci­pio bási­co de soli­da­ri­dad, que res­pal­da las prio­ri­da­des del pue­blo al que apo­ya­mos, estos pre­sos nos recuer­dan a noso­tros y al mun­do ente­ro «el dere­cho, y la obli­ga­ción» de los pales­ti­nos a com­ba­tir la ocu­pa­ción, la colo­ni­za­ción y la expul­sión uti­li­zan­do todos los medios de lucha posi­bles», según pala­bras de Majoul.

Su per­se­ve­ran­cia a uno y otro lado de los muros de las cár­ce­les ates­ti­gua que Pales­ti­na no nece­si­ta ni nues­tra cari­dad ni nues­tra sim­pa­tía, sino que mere­ce nues­tra soli­da­ri­dad en su lucha de libe­ra­ción.

La «inter­na­cio­na­li­za­ción» del apo­yo a los pre­sos que Majoul defien­de podría reno­var el enfo­que del movi­mien­to de soli­da­ri­dad con esta línea de acción pales­ti­na. Aun­que el sis­te­ma de apartheid israe­lí inclu­ye dema­sia­das injus­ti­cias apa­bu­llan­tes como para poder con­tar­las, los pre­sos repre­sen­tan tam­bién una fuer­za esti­mu­lan­te y radi­ca­li­za­do­ra cuya mera exis­ten­cia pone en duda toda ten­ta­ti­va de des­po­li­ti­zar su lucha o redu­cir­la a un asun­to huma­ni­ta­rio. Un movi­mien­to de soli­da­ri­dad bien orga­ni­za­do, enér­gi­co y de ámbi­to mun­dial tam­bién les ofre­ce­ría a ellos el muy nece­sa­rio res­pal­do polí­ti­co, así como a las fami­lias y comu­ni­da­des que se movi­li­zan regu­lar­men­te en su defen­sa.

Muchas orga­ni­za­cio­nes, tan­to pales­ti­nas como inter­na­cio­na­les, tra­ba­jan para for­mar a la opi­nión públi­ca mun­dial en estos asun­tos. Adda­meer, la Cam­pa­ña para Libe­rar a Ahmad Saa­dat, Defen­ce for Chil­dren Inter­na­tio­nal, la Inter­na­tio­nal Cam­paign for Relea­sing the Abduc­ted Mem­bers of Par­lia­ment, Sami­doun, Sumoud y Ufree Net­kork, así como medios de comu­ni­ca­ción como Elec­tro­nic Inti­fa­da o Midd­le East Moni­tor, gene­ran dosis inmen­sas de infor­ma­ción muy cua­li­fi­ca­da. Pero aun­que la infor­ma­ción es un requi­si­to nece­sa­rio, es en últi­ma ins­tan­cia de la movi­li­za­ción de la que nace la con­cien­cia públi­ca y el cam­bio polí­ti­co.

Sacar pro­ve­cho y uti­li­dad de la infor­ma­ción (for­jar una cam­pa­ña glo­bal para libe­rar a los pre­sos pales­ti­nos) reque­ri­rá una estra­te­gia para ensam­blar estas orga­ni­za­cio­nes y ampliar sus acti­vi­da­des, al tiem­po que com­pro­me­ter­se con redes de soli­da­ri­dad de mayor alcan­ce. Majoul pro­po­ne la crea­ción de un Comi­té de Coor­di­na­ción Nacio­nal, simi­lar al Comi­té Nacio­nal de Boi­cot, Reti­ra­da de Inver­sio­nes y San­cio­nes (BDS, Boy­cott, Divest­ment, and Sanc­tions), que coor­di­ne estos esfuer­zos. Mien­tras tan­to, los acti­vis­tas de los movi­mien­tos de soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­les pue­den y deben res­pon­der a la actual «fir­me­za, rebel­día y lucha» de Pales­ti­na y sus pre­sos.

En ciu­da­des como Nue­va York o Isla­ma­bad se podrían repro­du­cir, a esca­la seme­jan­te o más modes­ta, movi­li­za­cio­nes popu­la­res recu­rren­tes como las del Día de los Pre­sos Pales­ti­nos (17 de abril) o la ocu­pa­ción sema­nal del Comi­té Inter­na­cio­nal de Cruz Roja de Gaza. (Por supues­to, Gaza care­ce de ins­ti­tu­cio­nes sio­nis­tas explí­ci­tas, que podrían ser obje­ti­vos más explí­ci­tos en otros luga­res.) Las redes de reac­ción rápi­da podrían res­pon­der a las deten­cio­nes, la repre­sión y la resis­ten­cia pro­tes­tan­do ante las emba­ja­das, con­su­la­dos y misio­nes israe­líes, así como ante los gobier­nos y las orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les extran­je­ras que cola­bo­ran con Israel.

La lucha de los pri­sio­ne­ros tam­bién pue­de refor­zar cam­pa­ñas ya exis­ten­tes. Se sola­pa cla­ra­men­te con las tres exi­gen­cias del movi­mien­to BDS: fin de la ocu­pa­ción y colo­ni­za­ción (inclu­yen­do las deten­cio­nes), igual­dad ple­na entre ciu­da­da­nos ára­bes y pales­ti­nos (tan­to en cues­tio­nes judi­cia­les y peni­ten­cia­rias como en todas las demás) y dere­cho de retorno de los refu­gia­dos pales­ti­nos (como los expul­sa­dos de sus hoga­res tras ser pues­tos en liber­tad de la cár­cel).

Los orga­ni­za­do­res de la cam­pa­ña BDS se han fija­do como blan­co espe­cu­la­do­res con la situa­ción peni­ten­cia­ria como G4S, JC Bam­ford Exca­va­tors, la Aso­cia­ción Médi­ca Israe­lí o el Gru­po Vol­vo. Los gru­pos con­tra la ocu­pa­ción, como el movi­mien­to Free Gaza o Viva Pales­ti­na, tam­bién podrían resal­tar que el apa­ra­to peni­ten­cia­rio israe­lí es una par­te fun­da­men­tal del sis­te­ma de apartheid mili­ta­ri­za­do que com­ba­ten, con­ce­bi­do explí­ci­ta­men­te para aplas­tar la resis­ten­cia legí­ti­ma.

En todos los fren­tes , el núcleo cen­tral del tra­ba­jo debe­ría ser adop­tar una acti­tud más acti­va. Muchos acti­vis­tas soli­da­rios se que­jan de la des­pro­por­cio­na­da aten­ción que ofre­cen los medios de comu­ni­ca­ción a Gilad Sha­lit y su fami­lia, pero muy pocos se han toma­do el tiem­po nece­sa­rio para inves­ti­gar cuá­les son las redes glo­ba­les que se han crea­do para apo­yar­los, o para apren­der las nume­ro­sas ense­ñan­zas que pue­den brin­dar. En últi­ma ins­tan­cia, pres­tar a los pre­sos pales­ti­nos una soli­da­ri­dad rele­van­te y sig­ni­fi­ca­ti­va exi­gi­rá la crea­ción de un movi­mien­to simi­lar que se con­cen­tre en expo­ner que su vida y su lucha son temas insos­la­ya­bles para todo aquel que quie­ra man­te­ner una con­ver­sa­ción bien infor­ma­da sobre Pales­ti­na.

El gobierno israe­lí con­tro­la a la socie­dad más mili­ta­ri­za­da del mun­do, que no se pue­de sos­te­ner sin la repre­sión gene­ra­li­za­da vigen­te, des­de con los muros de sepa­ra­ción has­ta en las cel­das de ais­la­mien­to. Los pre­sos son un ejem­plo del ros­tro más des­agra­da­ble de este sis­te­ma de apartheid del siglo XXI, al tiem­po que nos ofre­cen un atis­bo de la socie­dad des­co­lo­ni­za­da que inevi­ta­ble­men­te lo sus­ti­tui­rá. Su lucha ocu­pa un lugar cen­tral del movi­mien­to gene­ral en favor de una Pales­ti­na libre. Todos los que nos suma­mos a su lucha debe­ría­mos reco­no­cer su lide­raz­go, valo­rar su sacri­fi­cio y ofre­cer­les todo nues­tro apo­yo.

Fuen­te: http://ufree‑p.net/Details.aspx?Type_ID=1&Rotator_ID=111

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *