La izquier­da revo­lu­cio­na­ria y los moli­nos de vien­to volan­tes – Jose­ba Iza­ga, miem­bro de Boltxe Kolek­ti­boa

La pri­me­ra opi­nión que mani­fes­té sobre este asun­to ha que­da­do cla­ra. Vie­ne aho­ra la segun­da, des­de la apre­cia­ción de algu­na de las crí­ti­cas que agra­dez­co, no así los habi­tua­les insul­tos. Alguien dijo que no hay nada más pare­ci­do a la dere­cha espa­ño­la que la izquier­da espa­ño­la y a tenor de la chu­le­ría y la sober­bia de algu­nos ele­men­tos a veces esto se reve­la como cier­to. No voy a res­pon­der a la izquier­da espa­ño­la fricky, a esa se la igno­ra y ya está. pero si a las crí­ti­cas argu­men­ta­das.

Hay quien ha seña­la­do que el aná­li­sis rea­li­za­do por mí no tenía como cen­tro el pro­ble­ma de la pri­va­ti­za­ción de los aero­puer­tos. Pues bien, vamos al dato. El 29 – S cien­tos de miles de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de los dis­tin­tos pue­blos del esta­do salie­ron a la calle con­tra las medi­das libe­ra­les ultra dere­chis­tas de Zapa­te­ro, curio­so que el movi­mien­to de la dere­cha insu­mi­sa del USCA no valo­ra­se esa cita para res­pon­der a el pro­ce­so de pri­va­ti­za­cio­nes. Lo malo de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria del esta­do espa­ñol es que des­de siem­pre se ha resis­ti­do a tomar la situa­ción obje­ti­va como refe­ren­cia.

Soñar es boni­to y entre sue­ño y sue­ño han lle­ga­do a des­cu­brir la exis­ten­cia de nue­vos com­pa­ñe­ros de lucha. Recuer­da mucho al tema de los GAL. El PP exi­gía la cla­ri­fi­ca­ción de aque­llos hechos para des­gas­tar a Feli­pe Gon­za­lez. Una vez des­ca­bal­ga­do el PSOE el inte­rés neo fran­quis­ta por el cono­ci­mien­to de la ver­dad des­apa­re­ció. El 29 – S con­ver­gie­ron en el esta­do cien­tos de miles de mani­fes­tan­tes y huel­guis­tas y entre los que salie­ron a la calle no hubo ni un solo afi­lia­do o diri­gen­te del sin­di­ca­to ultra­de­re­chis­ta USCA.

Uno es sin­di­ca­lis­ta así que creo que pue­do hablar del tema con cier­to cono­ci­mien­to. En cual­quier con­flic­to la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción de quie­nes par­ti­ci­pa­mos en él es infor­mar a la opi­nión públi­ca, al pue­blo tra­ba­ja­dor de las cau­sas, valo­ra­mos el impac­to y tra­ta­mos de no agre­dir a los sec­to­res popu­la­res. En los aero­puer­tos que­da­ron atra­pa­dos dece­nas de miles de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res con sus fami­lias, sin dine­ro para per­noc­tar en alber­gue alguno. Nues­tra extre­ma izquier­da sigue como siem­pre. Decla­ra una posi­ción supues­ta­men­te prin­ci­pis­ta y se lan­za a la pis­ci­na del apo­yo total a los con­tro­la­do­res ofen­dien­do a otros tra­ba­ja­do­res.

Res­pe­to todas las opi­nio­nes pero algu­nas soli­da­ri­da­des me pare­cen fue­ra de lugar. El sin­di­ca­to cor­po­ra­ti­vo USCA no es de los nues­tros, del Pue­blo Tra­ba­ja­dor. Les impor­ta un ble­do la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios públi­cos, con­ven­drán quie­nes cri­ti­can esta denun­cia del sin­di­ca­to del PP en los aero­puer­tos en que jamás han baja­do de sus torres para sumar­se a las movi­li­za­cio­nes popu­la­res los aho­ra sor­pren­den­te­men­te rei­vin­di­ca­ti­vos con­tro­la­do­res.

Y si no lo han hecho no ha sido por­que no tuvie­sen cono­ci­mien­to de las con­vo­ca­to­rias. Ni se suma­ron en los aero­puer­tos de Eus­kal Herria el 29 – J ni lo hicie­ron en el esta­do espa­ñol el 29 – S. Para estar tan preo­cu­pa­dos por las pri­va­ti­za­cio­nes no se les vio el pelo.

Has­ta hay quien se atre­ve a esgri­mir el argu­men­to del hecho de ser asa­la­ria­dos para indi­car el error de negar la soli­da­ri­dad, del estú­pi­do exabrup­to de la supues­ta envi­dia a los sala­rios de los amo­ti­na­dos del PP tan solo me que­da indi­car que cree el ladrón que todos son de su con­di­ción, tal vez Freud nos expli­que como un comu­nis­ta de pro pue­de pre­sen­tar seme­jan­te mama­rra­cha­da como argu­men­to. Cero Zapa­te­ro para esa degra­dan­te bou­ta­de.

La extre­ma izquier­da espa­ño­la se res­pon­de a sí mis­ma cuan­do en los foros de inter­net cla­ma con­tra la popu­la­ri­dad de la medi­da inter­ven­cio­nis­ta del gobierno entre la pobla­ción. Vaya­mos a la prue­ba del algo­dón, con­vo­que quien quie­ra y se atre­va a las movi­li­za­cio­nes en el lugar por el que opte, lla­me a la soli­da­ri­dad de cla­se con quie­nes tie­nen una dis­po­ni­bi­li­dad en horas extras de 500 horas año a 1500 euros la hora y des­pués le invi­to a que rela­te el resul­ta­do de ese lla­ma­mien­to en el medio que desee, creo que se pue­de adi­vi­nar per­fec­ta­men­te el resul­ta­do.

En otra épo­ca esa mis­ma izquier­da auto­de­no­mi­na­da revo­lu­cio­na­ria mar­có a hie­rro y fue­go al inde­pen­den­tis­mo vas­co, los resul­ta­dos de lo que cada cual cons­tru­ye des­de un pun­to obje­ti­vo can­tan, quien erró y quien sigue su mar­cha. Aho­ra de nue­vo lan­za la cru­za­da radi­cal y has­ta se cri­ti­ca el hecho de que las con­clu­sio­nes que se pre­ten­den lo sean para los pue­blos que siguen en la com­pe­ti­ción fren­te al esta­do, prin­ci­pal­men­te Cata­lun­ya y Eus­kal Herria en lugar de apo­yar a una nue­va paté­ti­ca van­guar­dia, el esqui­ro­la­je amo­ti­na­do del USCA.

La hoja de ruta de la sobe­ra­nía nacio­nal está mar­ca­da y lo cier­to es que los resul­ta­dos polí­ti­cos de las fuer­zas esta­ta­lis­tas de la izquier­da radi­cal no suman en total los 10.000 apo­yos en Cata­lun­ya. Lo más trá­gi­co de esas com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros es el recur­so reite­ra­do a la ilu­sión cor­to pla­cis­ta. En ese espí­ri­tu cor­to pla­cis­ta se entien­de el terri­ble sus­to pro­du­ci­do en sus aná­li­sis polí­ti­cos cuan­do el Esta­do de Alar­ma ha irrum­pi­do en la lucha de cla­ses como un recur­so defen­si­vo de una par­te de la dere­cha, la del PSOE con­tra la otra dere­cha, la de los con­tro­la­do­res del PP.

Duran­te déca­das esas mis­mas izquier­das han seña­la­do el carác­ter tác­ti­co de las liber­ta­des bási­cas exis­ten­tes en la cons­ti­tu­ción espa­ño­la fren­te a quie­nes la recha­za­ron en la teo­ría y sobre todo en la prác­ti­ca. Estas son las garan­tías civi­les y polí­ti­cas del engen­dro del 6 de Diciem­bre de 1978, es lo que hay trein­ta y dos años más tar­de.

Los apo­yos a los que des­pre­cian al movi­mien­to obre­ro y cons­pi­ran con Aznar, el hom­bre que les per­mi­tió la ges­tión de los tur­nos y la obten­ción de los sala­rios de las horas extras les con­vier­te en alia­dos de los año­ran­tes de los tiem­po del empe­ra­dor de Valla­do­lid. Cien­tos de miles de per­so­nas atra­pa­da en los aero­puer­tos a los que con­du­je­ron los con­tro­la­do­res en una per­fec­ta ‑y bur­da- ope­ra­ción polí­ti­ca con sus vale­do­res del PP reac­cio­na­ron deci­di­da­men­te con­tra quie­nes no habían adver­ti­do pre­via­men­te del esta­lli­do del con­flic­to antes de que com­pra­sen los bille­te y des­pués solo inter­eco­no­mía y algu­nos com­pa­ñe­ros de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria esta­tal han pre­fe­ri­do seña­lar -¡que vie­ne el ejer­ci­to!- a inter­ve­nir en el con­flic­to sin­di­cal y ana­li­zar­lo en sus ver­tien­tes sin­di­cal, polí­ti­ca y de cla­se.

Algo que con el más común de los sen­ti­dos han hecho las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res más humil­des, se le lla­ma ins­tin­to de cla­se y sir­ve para no que­dar­se con los ojos a cua­dros cuan­do las ense­ñan­za del con­flic­to para USCA no con­sis­ten en unir­se a las movi­li­za­cio­nes popu­la­res sino implo­rar el per­dón del gobierno para asu­mir que es mejor bajar de 330.000 euros a 200.000 a per­der todo su sala­rio año­ran­do los tiem­po glo­rio­sos y ya pasa­dos de las horas extras de oro. Expli­quen los que han acu­di­do a la lla­ma­da del ama­ri­llis­mo polí­ti­co y sin­di­cal al calor del impac­to mediá­ti­co el final de la reti­ra­da de las éli­tes socia­les de una gue­rra en la que no han lle­ga­do a librar ni siquie­ra la pri­me­ra bata­lla. Equi­vo­car a Espar­ta­co y su ejér­ci­to de escla­vos con las gen­tes afi­lia­das a USCA resi­den­tes en la zonas vip de cada ciu­dad supo­ne un ejem­plo inau­di­to de mio­pía ana­lí­ti­ca y un caso tre­men­do de des­pis­te polí­ti­co, tam­bién evi­den­cia una más que preo­cu­pan­te toma de posi­ción de cla­se.

Tie­ne todo el aspec­to de que las izquier­das revo­lu­cio­na­rias esta­ta­les con­ti­núan con pro­ble­mas para enta­blar con­tac­to y diá­lo­go con los sec­to­res obre­ros y popu­la­res a los que diri­gen su acción estra­té­gi­ca, terri­ble es que se haya des­pa­cha­do la situa­ción de cien­tos de miles de per­so­nas mal­tra­ta­das con el argu­men­to de cla­se (iro­ni­ca­men­te lo expre­so así) de que eran unos turis­tas, para algu­nos o putos turis­tas para otros. Sin comen­ta­rios des­de una ópti­ca de cla­se.

Mi aplau­so sin­ce­ro para el pro­fe­sor Manuel F. Tri­llo, por su aná­li­sis de cla­se y pon­de­ra­do y mi soli­da­ri­dad para con él en la hora en que el ala más des­co­lo­ca­da de la izquier­da espa­ño­la le ha lla­ma­do de casi todo.

Espe­ro ver a los con­tro­la­do­res aéreos en las siguien­tes movi­li­za­cio­nes de la izquier­da sin­di­cal por ahí aho­ra que una par­te de esta les ha reco­no­ci­do la valen­tía y el arro­jo pues­tos sobre la mesa para supues­ta­men­te com­ba­tir las pri­va­ti­za­cio­nes de los aero­puer­tos y las medi­das anti obre­ras y anti popu­la­res de Zapa­te­ro que el PP eco­nó­mi­co (los 37 de la Mon­cloa) han apo­ya­do sin reser­vas indi­can­do lo que espe­ra cuan­do sea la otra dere­cha, la del PP la que obten­ga mayo­ría polí­ti­ca.

Jose­ba Iza­ga es miem­bro de Boltxe Kolek­ti­boa


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *