La izquier­da aber­tza­le y EA cele­bra­rán un acto con­jun­to el pró­xi­mo domin­go – Iña­ki Iriondo

p005_f01.jpg

Eus­ko Alkar­ta­su­na y la izquier­da aber­tza­le están orga­ni­zan­do para el pró­xi­mo domin­go un acto polí­ti­co con­jun­to, que se cele­bra­rá en Bil­bo. Se tra­ta, según ha sabi­do GARA, de un pri­mer fru­to de las con­ver­sa­cio­nes que des­de hace meses vie­nen man­te­nien­do repre­sen­tan­tes de las dos for­ma­cio­nes políticas.

Ambas par­tes espe­ran, ade­más, que este acto ‑inusual y nove­do­so en el esce­na­rio polí­ti­co vas­co- abra el camino a nue­vas cola­bo­ra­cio­nes más amplias, tan­to entre la izquier­da aber­tza­le y EA como con otros agen­tes independentistas.

En los últi­mos tiem­pos cada vez se ha hecho más común ver a repre­sen­tan­tes de la izquier­da aber­tza­le y de EA jun­tos en diver­sas ini­cia­ti­vas polí­ti­cas y socia­les, bien solos o en com­pa­ñía de otras for­ma­cio­nes como Ara­lar y Alternatiba.

Las rela­cio­nes entre estas dos for­ma­cio­nes aber­tza­les ‑pro­ve­nien­tes de tra­di­cio­nes, expe­rien­cias y actua­cio­nes polí­ti­cas dis­tin­tas- han ido estre­chán­do­se, sobre todo a raíz de que EA deci­die­ra poner fin a su coa­li­ción con el PNV, una vez que com­pro­bó que los jel­tza­les no eran capaz de impul­sar debi­da­men­te ni siquie­ra la pro­pues­ta de con­sul­ta que lide­ró el lehen­da­ka­ri Juan José Ibarretxe.

Noviem­bre de 2008

En la his­to­ria de las rela­cio­nes entre Eus­ko Alkar­ta­su­na y la izquier­da aber­tza­le hay una fecha sig­ni­fi­ca­ti­va: el 12 de noviem­bre de 2008. Aquel día, ambas for­ma­cio­nes coin­ci­die­ron, en dos rue­das de pren­sa sepa­ra­das, en remar­car la nece­si­dad de estruc­tu­rar un polo sobe­ra­nis­ta en Eus­kal Herria que per­mi­ta dar un sal­to a la supera­ción del mar­co actual.

Eus­ko Alkar­ta­su­na había con­vo­ca­do a los medios de comu­ni­ca­ción en Gas­teiz para anun­ciar las razo­nes por las que la Asam­blea Nacio­nal del par­ti­do había deci­di­do acu­dir en soli­ta­rio a las elec­cio­nes y que se con­cre­ta­ban en lo que su enton­ces secre­ta­rio gene­ral, Unai Zia­rre­ta, defi­nió como «una invo­lu­ción» del PNV y la nece­si­dad de impul­sar «un gran movi­mien­to sobe­ra­nis­ta e independentista».

Prác­ti­ca­men­te a la mis­ma hora, la izquier­da aber­tza­le ofre­cía otra rue­da de pren­sa en Bil­bo en la que con­si­de­ra­ba una bue­na noti­cia la deci­sión de EA de rom­per con el PNV y seña­la­ba que «si EA está dis­pues­ta a supe­rar el tope cons­ti­tu­cio­nal, la izquier­da aber­tza­le no tie­ne nin­gún incon­ve­nien­te en rea­li­zar un tra­ba­jo en común».

La deci­sión de acu­dir en soli­ta­rio a las elec­cio­nes tuvo un impor­tan­te cos­te elec­to­ral para EA en unos comi­cios muy pola­ri­za­dos en los que muchos votos aber­tza­les se con­cen­tra­ron en la figu­ra de Iba­rretxe. Ade­más, los pasos para bus­car alian­zas entre inde­pen­den­tis­tas pro­vo­ca­ron la esci­sión del sec­tor crí­ti­co, que pasó a lla­mar­se Hamaikabat!.

Tras la dimi­sión del secre­ta­rio gene­ral ante­rior, la nue­va Eje­cu­ti­va ele­gi­da en el con­gre­so extra­or­di­na­rio de hace un año, enca­be­za­da por Pello Uri­zar, siguió pro­fun­di­zan­do en la bús­que­da de acuer­dos inde­pen­den­tis­tas. Des­de la reda­da en la que detu­vie­ron y encar­ce­la­ron a Arnal­do Ote­gi y cua­tro com­pa­ñe­ros suyos, y a la vez que fra­gua­ba el deba­te en la izquier­da aber­tza­le que dio lugar a «Zutik Eus­kal Herria», cada vez ha sido más fre­cuen­te ver a diri­gen­tes de ambas for­ma­cio­nes par­ti­ci­par en actos y mani­fes­ta­cio­nes polí­ti­cas orga­ni­za­das por diver­sos colectivos.

Y de la coin­ci­den­cia en ini­cia­ti­vas como Inde­pen­den­tis­tak o Adie­ra­zi EH! o el lla­ma­mien­to con­jun­to ‑jun­to a Alter­na­ti­ba- hecho para la mani­fes­ta­ción sin­di­cal de ayer, tan­to la izquier­da aber­tza­le como EA han pasa­do a la bús­que­da de otro tipo de cola­bo­ra­cio­nes y tra­ba­jos en común. El pasa­do jue­ves, ambas for­ma­cio­nes cele­bra­ron una reu­nión ofi­cial y publi­ci­ta­da en Iru­ñea, al tér­mino de la cual emi­tie­ron un comu­ni­ca­do en el que des­ta­ca­ban su «com­pro­mi­so para fomen­tar un deba­te sobre el mode­lo de cam­bio polí­ti­co y social pro­fun­do» en Nafa­rroa y, jun­to a otros agen­tes, poder «con­fluir en un movi­mien­to pro­gre­sis­ta, de izquier­das, eus­kal­dun y demo­crá­ti­co, amplio y plural».

Dada la voca­ción nacio­nal tan­to de la izquier­da aber­tza­le como de EA, cabe supo­ner que los lla­ma­mien­tos a for­jar una estra­te­gia con­jun­ta inde­pen­den­tis­ta y de izquier­da en Nafa­rroa habrán de

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.