A estos no pro­ce­sa el tri­bu­nal espe­cial Audien­cia Nacio­nal. Y pro­te­ge Defen­sa por Boltxe Kolek­ti­boa

Las ins­truc­cio­nes eran apa­gar los móvi­les y dejar­los sin bate­ría dos horas antes de cada acción. De los jue­ces no se preo­cu­pa­ban, no hacía fal­ta. La actua­ción de la Audien­cia Nacio­nal en este escán­da­lo demues­tra cual es la reali­dad de la judi­ca­tu­ra y la fis­ca­lía en el Esta­do Espa­ñol. Más fas­cis­tas que sal­drán por la puer­ta de atrás, como los ase­si­nos de ultra dere­cha que les han pre­ce­di­do y los gol­pis­tas. Esto suce­de cuan­do en el esta­do fran­cés Le Mon­de y Libe­ra­tion dan por segu­ra la auto­ría de las FOP espa­ño­las del secues­tro, ase­si­na­to y des­apa­ri­ción de Jon Anza.
Por cier­to, tam­po­co quie­ren saber nada de esto en la Audien­cia Nacional,la más sinies­tra de las ins­tan­cias judi­cia­les del esta­do espa­ñol.

Falan­ge y Tra­di­ción (FyT), el gru­po de extre­ma dere­cha que el año pasa­do ame­na­zó de muer­te a varios car­gos públi­cos y pro­ta­go­ni­zó dece­nas de sabo­ta­jes con­tra la memo­ria his­tó­ri­ca, uti­li­za­ba un len­gua­je con­ve­ni­do en sus comu­ni­ca­cio­nes inter­nas para tra­tar de bur­lar la acción poli­cial.

Segu­ra­men­te, ni el pre­sun­to cabe­ci­lla, José Igna­cio Irus­ta, ni el res­to de inte­gran­tes de la ban­da eran cons­cien­tes de la estre­cha vigi­lan­cia a la que para enton­ces ya eran some­ti­dos por la Guar­dia Civil, pero las escu­chas tele­fó­ni­cas y el segui­mien­to que les hicie­ron agen­tes del Ins­ti­tu­to Arma­do des­de el mes de julio has­ta su deten­ción, el 23 de octu­bre, reve­lan que los miem­bros de FyT adop­ta­ron nume­ro­sas medi­das de segu­ri­dad con el fin de pro­te­ger­se de sus acti­vi­da­des delic­ti­vas.

«Uti­li­zan cla­ra­men­te un len­gua­je con­ve­ni­do para refe­rir­se a todos los actos que deben rea­li­zar para difi­cul­tar cual­quier inves­ti­ga­ción poli­cial», con­clu­ye la Guar­dia Civil en el suma­rio de esta ope­ra­ción, bau­ti­za­da como Qui­me­ra y que posi­bi­li­tó la des­ar­ti­cu­la­ción de este gru­po fas­cis­ta.

La Poli­cía, que con­tó con la auto­ri­za­ción de la Audien­cia Nacio­nal para pin­char los telé­fo­nos de los prin­ci­pa­les sos­pe­cho­sos, tuvo acce­so duran­te la inves­ti­ga­ción a mul­ti­tud de las con­ver­sa­cio­nes que esta­ble­cie­ron los dete­ni­dos para pre­pa­rar sus ata­ques, así como a los nume­ro­sos men­sa­jes de tex­to (sms) que se envia­ron antes y des­pués de la comi­sión de sus accio­nes.

«EL MIÉRCOLES, DE PUTAS» El len­gua­je emplea­do por los supues­tos miem­bros de FyT esta­ba reple­to de expre­sio­nes de con­te­ni­do más o menos obs­ceno.

«El miér­co­les a la noche vamos de putas por Pam­plo­na» o «la fies­ta será el jue­ves don­de te hici­mos la des­pe­di­da de sol­te­ro», son algu­nos de los sms inter­cep­ta­dos por la Poli­cía y que apa­re­cen en el suma­rio de esta cau­sa. La Guar­dia Civil no tie­ne nin­gu­na duda de que FyT usa­ba estas expre­sio­nes para citar­se antes de lle­var a cabo una acción.

En estos casos, ade­más, FyT adver­tía a los miem­bros que iban a pro­ta­go­ni­zar un ata­que de algu­nas de las pre­cau­cio­nes que debían tomar. El siguien­te sms refle­ja con abso­lu­ta cla­ri­dad la orden de des­co­nec­tar el telé­fono móvil antes de des­pla­zar­se al sitio pac­ta­do para la comi­sión de algún sabo­ja­te. «El sába­do sobre las 22.30 lo más tar­de en el sitio habi­tual. Móvil apa­ga­do y sin bate­ría 2h antes».

La orga­ni­za­ción de FyT, y sobre todo el con­si­de­ra­do líder del gru­po, José Igna­cio Irus­ta Sán­chez, tenía espe­cial inte­rés en que sus accio­nes alcan­za­ran noto­rie­dad públi­ca. Buen ejem­plo de esto son las comu­ni­ca­cio­nes que esta­ble­cie­ron entre dife­ren­tes miem­bros de la ban­da los días 20 y 21 de agos­to de 2009, jus­to des­pués de una noche en la que come­tie­ron al menos sie­te ata­ques.

«Ano­che, ¿qué tal la fies­ta? ¿Fue sona­da la des­pe­di­da de sol­te­ro?», se pre­gun­tan en algu­nos de los sms inter­ve­ni­dos por la Poli­cía. «Según lo que les dé por con­tar a las muje­res», con­tes­tan en alu­sión a los medios de comu­ni­ca­ción. «De mucho hacen nada y de nada mucho. Folla­das ya hubo, pero no han comen­ta­do ni la mitad del par­ti­da­zo. Aupa Osa­su­na».

Esta res­pues­ta está rela­cio­na­da con el eco infor­ma­ti­vo de sus alter­ca­dos, que no siem­pre se refle­ja­ron con pron­ti­tud en la pren­sa, debi­do a que con fre­cuen­cia trans­cu­rrie­ron varios días has­ta que hubo denun­cia públi­ca de los hechos men­cio­na­dos.
Falan­ge y Tra­di­ción, autor de dece­nas de ata­ques con­tra la memo­ria his­tó­ri­ca y de ame­na­zas de muer­te a varias per­so­nas y car­gos públi­cos de NaBai y ANV, man­tu­vie­ron una reu­nión ile­gal en julio de 2009 en el Cen­tro Depor­ti­vo Gene­ral Mola, ubi­ca­do en la calle Taco­ne­ra de Iru­ñea, una ins­ta­la­ción pro­pie­dad del Minis­te­rio de Defen­sa. Belo­ki pre­gun­ta al Gobierno de Zapa­te­ro «en base a qué cri­te­rios polí­ti­cos y/​o admi­nis­tra­ti­vos el Minis­te­rio de Defen­sa per­mi­tió a Falan­ge y Tra­di­ción la uti­li­za­ción de las ins­ta­la­cio­nes».

El Minis­te­rio de Defen­sa del Gobierno espa­ñol ha mani­fes­ta­do lo habi­tual sobre el caso: «No nos cons­ta nada sobre la inves­ti­ga­ción, no vamos a dar nin­gu­na expli­ca­ción y espe­ra­mos a ver cuál es la deci­sión de los jue­ces». En el Cen­tro Depor­ti­vo Gene­ral Mola de la capi­tal nava­rra la con­tes­ta­ción fue casi simi­lar. Tras varios minu­tos de espe­ra, y sin siquie­ra lle­gar a per­mi­tir rea­li­zar nin­gu­na pre­gun­ta, ase­gu­ra­ron que «no tene­mos nada que decir ni expli­car sobre este asun­to».

José Luis Rober­to, pre­si­den­te de Espa­ña 2000 ‑un par­ti­do que se defi­ne como «patrió­ti­co y popu­lis­ta»-, y a quien según el suma­rio los dete­ni­dos de Falan­ge y Tra­di­ción iban a soli­ci­tar armas, negó cual­quier impli­ca­ción. «Nun­ca he man­te­ni­do nin­gu­na con­ver­sa­ción con José Igna­cio Irus­ta. Sé que pidió mi núme­ro de telé­fono a un ami­go, pero cuan­do supo para qué era, no qui­si­mos saber nada. Ade­más, quién soy yo para pro­por­cio­nar armas a cual­quie­ra. De lo que se ha podi­do leer pare­ce que ten­go armas a mi dis­po­si­ción».
Es de sobra cono­ci­da la faci­li­dad con que la extre­ma dere­cha espa­ño­la acce­de a las armas, como es de sobra cono­ci­da la subor­di­na­ción de amplios sec­to­res de la ultra dere­cha a las direc­tri­ces de los apa­ra­tos de inte­li­gen­cia y en oca­sio­nes, a las ins­tan­cias de poder espa­ño­las.
Años atrás, Kale Gorria aler­ta­ba de la pues­ta en mar­cha de una tra­ma fas­cis­ta liga­da a los ser­vi­cios secre­tos espa­ño­les y sus citas fue­ron docu­men­ta­das per­fec­ta­men­te a tra­vés de un vídeo que la publi­ca­ción pre­sen­tó en un juz­ga­do donos­tia­rra y que jamás ha sido inves­ti­ga­do ni dete­ni­dos sus inte­gran­tes.
Espa­ña con­ti­núa por la este­la de los GCR,AAA,BVE,GANE,GAL. Detrás de estas siglas fan­tas­ma­gó­ri­cas siem­pre estu­vo el esta­do y se encar­ga de demos­trar­lo con sus escan­da­lo­sas y pre­va­ri­can­tes actua­cio­nes judi­cia­les.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *