ELA lle­va has­ta la cár­cel la denun­cia de las deten­cio­nes del 13 de octu­bre por Iña­ki Irion­do

El secre­ta­rio gene­ral de ELA, Adol­fo Muñoz, su adjun­ta, Amaia Muñoa, y el res­pon­sa­ble del área de pri­sio­nes, Javier del Moral, visi­ta­ron ayer en la cár­cel madri­le­ña de Estre­me­ra al ex secre­ta­rio gene­ral de LAB Rafa Díez. Con su visi­ta la dele­ga­ción del sin­di­ca­to aber­tza­le que­ría vol­ver a hacer paten­te su denun­cia por la «terri­ble injus­ti­cia» de las deten­cio­nes de diri­gen­tes inde­pen­den­tis­tas del pasa­do 13 de octu­bre.

«Bien de salud y ani­ma­do». Así vie­ron a Rafa Díez Usa­bia­ga los miem­bros de la dele­ga­ción de ELA que ayer se des­pla­za­ron has­ta la pri­sión madri­le­ña de Estre­me­ra para visi­tar al ex secre­ta­rio gene­ral de LAB, que lle­va encar­ce­la­do des­de la reda­da del pasa­do 13 de octu­bre.

Mien­tras reco­rrían de vuel­ta los 460 kiló­me­tros que sepa­ran Estre­me­ra de Bil­bo, el secre­ta­rio gene­ral de ELA, Adol­fo Muñoz, Txi­ki, comen­tó a GARA que la visi­ta se había mate­ria­li­za­do en el locu­to­rio de la pri­sión, una lar­ga hile­ra corri­da don­de los pre­sos y sus alle­ga­dos habla­ban por un inter­fono y sepa­ra­dos por un cris­tal. «Aun­que había­mos inten­ta­do que fue­ra un vis a vis, no ha sido posi­ble«, expli­có. La dele­ga­ción de ELA se com­ple­ta­ba con Amaia Muñoa, secre­ta­ria gene­ral adjun­ta, y con Javier del Moral, res­pon­sa­ble de ELA-Pri­sio­nes.

El encuen­tro duró 40 minu­tos y, según mani­fes­tó Txi­ki Muñoz, se desa­rro­lló en un cli­ma dis­ten­di­do. «Hemos habla­do de sin­di­ca­lis­mo y de polí­ti­ca», comen­tó, pero no qui­so hacer públi­co qué le había comen­ta­do Rafa Díez. «Sus men­sa­jes oja­lá los pue­da dar él pron­to des­de la calle», apun­tó.

«Soli­da­ri­dad abso­lu­ta»

En cuan­to a las razo­nes por las que ELA había deci­di­do hacer esta visi­ta a Rafa Díez, Txi­ki Muñoz decla­ró que «en pri­mer lugar, para mos­trar nues­tra soli­da­ri­dad con él, con el res­to de dete­ni­dos en aque­lla ope­ra­ción y con la orga­ni­za­ción a la que ha repre­sen­ta­do duran­te muchos años como secre­ta­rio gene­ral. ELA hemos teni­do y segui­mos man­te­nien­do una rela­ción muy estre­cha con LAB ‑recordó‑, y con esta visi­ta que­ría­mos mos­trar nues­tra soli­da­ri­dad abso­lu­ta con Rafa y su orga­ni­za­ción en unos momen­tos muy duros. Estar en pri­sión no es del gus­to de nadie».

Ade­más, como hicie­ron en la mani­fes­ta­ción de Donos­tia del 17 de octu­bre, ELA que­ría hacer «la denun­cia mas con­tun­den­te con lo que cree­mos que es una tre­men­da injus­ti­cia. Nues­tra con­vic­ción es que Rafa y las per­so­nas que fue­ron dete­ni­das dete­ni­das con él tra­ba­ja­ban y tra­ba­jan por­que lle­gue una si- tua­ción en la que se pue­da plan­tear defi­ni­ti­va­men­te en tér­mi­nos exclu­si­va­men­te civi­les y demo­crá­ti­cos el con­flic­to polí­ti­co de nues­tro pue­blo».

A su enten­der, «dete­nien­do a esas per­so­nas, pre­ci­sa­men­te a esas per­so­nas, el Esta­do ha que­ri­do inter­ve­nir para inten­tar rom­per esa posi­bi­li­dad».

Jun­to a ello, Muñoz fue explí­ci­to al seña­la que «que­re­mos mani­fes­tar con cla­ri­dad una gran preo­cu­pa­ción por­que en el Esta­do espa­ñol no hay garan­tías jurí­di­cas para los dete­ni­dos vas­cos y con extre­ma­da fre­cuen­cia un ates­ta­do poli­cial se está con­vir­tien­do en una sen­ten­cia».

Por últi­mo, ELA no qui­so dejar pasar la opor­tu­ni­dad y el via­je hecho para «denun­ciar la dis­per­sión» y soli­da­ri­zar­se «con todas aque­llas per­so­nas que se ven obli­ga­das a hacer tan­tos kiló­me­tros para ver a un fami­liar, como con­se­cuen­cia de una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria cri­mi­nal e inhu­ma­na».

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *