ELA lle­va has­ta la cár­cel la denun­cia de las deten­cio­nes del 13 de octu­bre por Iña­ki Iriondo

El secre­ta­rio gene­ral de ELA, Adol­fo Muñoz, su adjun­ta, Amaia Muñoa, y el res­pon­sa­ble del área de pri­sio­nes, Javier del Moral, visi­ta­ron ayer en la cár­cel madri­le­ña de Estre­me­ra al ex secre­ta­rio gene­ral de LAB Rafa Díez. Con su visi­ta la dele­ga­ción del sin­di­ca­to aber­tza­le que­ría vol­ver a hacer paten­te su denun­cia por la «terri­ble injus­ti­cia» de las deten­cio­nes de diri­gen­tes inde­pen­den­tis­tas del pasa­do 13 de octubre.

«Bien de salud y ani­ma­do». Así vie­ron a Rafa Díez Usa­bia­ga los miem­bros de la dele­ga­ción de ELA que ayer se des­pla­za­ron has­ta la pri­sión madri­le­ña de Estre­me­ra para visi­tar al ex secre­ta­rio gene­ral de LAB, que lle­va encar­ce­la­do des­de la reda­da del pasa­do 13 de octubre.

Mien­tras reco­rrían de vuel­ta los 460 kiló­me­tros que sepa­ran Estre­me­ra de Bil­bo, el secre­ta­rio gene­ral de ELA, Adol­fo Muñoz, Txi­ki, comen­tó a GARA que la visi­ta se había mate­ria­li­za­do en el locu­to­rio de la pri­sión, una lar­ga hile­ra corri­da don­de los pre­sos y sus alle­ga­dos habla­ban por un inter­fono y sepa­ra­dos por un cris­tal. «Aun­que había­mos inten­ta­do que fue­ra un vis a vis, no ha sido posi­ble«, expli­có. La dele­ga­ción de ELA se com­ple­ta­ba con Amaia Muñoa, secre­ta­ria gene­ral adjun­ta, y con Javier del Moral, res­pon­sa­ble de ELA-Prisiones.

El encuen­tro duró 40 minu­tos y, según mani­fes­tó Txi­ki Muñoz, se desa­rro­lló en un cli­ma dis­ten­di­do. «Hemos habla­do de sin­di­ca­lis­mo y de polí­ti­ca», comen­tó, pero no qui­so hacer públi­co qué le había comen­ta­do Rafa Díez. «Sus men­sa­jes oja­lá los pue­da dar él pron­to des­de la calle», apuntó.

«Soli­da­ri­dad absoluta»

En cuan­to a las razo­nes por las que ELA había deci­di­do hacer esta visi­ta a Rafa Díez, Txi­ki Muñoz decla­ró que «en pri­mer lugar, para mos­trar nues­tra soli­da­ri­dad con él, con el res­to de dete­ni­dos en aque­lla ope­ra­ción y con la orga­ni­za­ción a la que ha repre­sen­ta­do duran­te muchos años como secre­ta­rio gene­ral. ELA hemos teni­do y segui­mos man­te­nien­do una rela­ción muy estre­cha con LAB ‑recordó‑, y con esta visi­ta que­ría­mos mos­trar nues­tra soli­da­ri­dad abso­lu­ta con Rafa y su orga­ni­za­ción en unos momen­tos muy duros. Estar en pri­sión no es del gus­to de nadie».

Ade­más, como hicie­ron en la mani­fes­ta­ción de Donos­tia del 17 de octu­bre, ELA que­ría hacer «la denun­cia mas con­tun­den­te con lo que cree­mos que es una tre­men­da injus­ti­cia. Nues­tra con­vic­ción es que Rafa y las per­so­nas que fue­ron dete­ni­das dete­ni­das con él tra­ba­ja­ban y tra­ba­jan por­que lle­gue una si- tua­ción en la que se pue­da plan­tear defi­ni­ti­va­men­te en tér­mi­nos exclu­si­va­men­te civi­les y demo­crá­ti­cos el con­flic­to polí­ti­co de nues­tro pueblo».

A su enten­der, «dete­nien­do a esas per­so­nas, pre­ci­sa­men­te a esas per­so­nas, el Esta­do ha que­ri­do inter­ve­nir para inten­tar rom­per esa posibilidad».

Jun­to a ello, Muñoz fue explí­ci­to al seña­la que «que­re­mos mani­fes­tar con cla­ri­dad una gran preo­cu­pa­ción por­que en el Esta­do espa­ñol no hay garan­tías jurí­di­cas para los dete­ni­dos vas­cos y con extre­ma­da fre­cuen­cia un ates­ta­do poli­cial se está con­vir­tien­do en una sentencia».

Por últi­mo, ELA no qui­so dejar pasar la opor­tu­ni­dad y el via­je hecho para «denun­ciar la dis­per­sión» y soli­da­ri­zar­se «con todas aque­llas per­so­nas que se ven obli­ga­das a hacer tan­tos kiló­me­tros para ver a un fami­liar, como con­se­cuen­cia de una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria cri­mi­nal e inhumana».

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.