Otro aten­ta­do fas­cis­ta en Eus­kal Herria

La sede de Gehi­tu, la aso­cia­ción de gays, les­bia­nas, tran­se­xua­les y bise­xua­les de Eus­kal Herria, fue obje­to ayer de madru­ga­da del ter­cer ata­que con tin­tes homó­fo­bos que se pro­du­ce en el últi­mo mes en Donos­tia. Dos des­co­no­ci­dos des­tro­za­ron los cris­ta­les del por­tal ubi­ca­do en el núme­ro 51 de la calle Arra­sa­te, don­de se encuen­tran las ins­ta­la­cio­nes, valién­do­se para ello, al pare­cer, de retro­vi­so­res arran­ca­dos en las inmediaciones.

Un vecino del por­tal fue quien dio la voz de alar­ma a las 2.15 horas. La Poli­cía no tar­dó en lle­gar al lugar. Tras com­pro­bar que la cris­ta­le­ra había sido hecha añi­cos, ini­ció las pes­qui­sas poli­cia­les, toman­do tes­ti­mo­nio a tes­ti­gos pre­sen­cia­les. Al pare­cer, dos varo­nes, antes de per­pe­trar el ata­que, habían arran­ca­do sie­te espe­jos retro­vi­so­res metá­li­cos de motos esta­cio­na­das en la zona. Los arro­ja­ron sin más mira­mien­tos con­tra la cris­ta­le­ra del por­tal, de tres metros de altura.

El des­tro­zo, inclu­so, entra­ña­ba cier­to peli­gro para el vecin­da­rio. Tan­to, que la Poli­cía optó por lla­mar a los Bom­be­ros, ante el temor de que se pro­du­je­ran cor­tes o lesio­nes debi­do a las gran­des dimen­sio­nes de los cris­ta­les rotos. Los bom­be­ros pro­ce­die­ron a des­pe­jar la zona.

Agen­tes de la Ertzain­tza no tar­da­ron en lle­var a cabo una ins­pec­ción ocu­lar y cons­ta­ta­ron, ade­más, que en la zona hay varias cáma­ras de edi­fi­cios públi­cos, por lo que han soli­ci­ta­do el visio­na­do de esas gra­ba­cio­nes por si pudie­ran ser­vir para iden­ti­fi­car a los sos­pe­cho­sos. Tam­bién se ha pro­ce­di­do al levan­ta­mien­to de hue­llas, según ha podi­do saber este periódico.

Ante tales evi­den­cias, los agen­tes que se des­pla­za­ron a la zona bara­ja­ban como hipó­te­sis más pro­ba­ble un ata­que con tin­tes homó­fo­bos. Sus sos­pe­chas se vie­ron con­fir­ma­das poco des­pués, al apa­re­cer en la zona de los hechos el pro­pie­ta­rio del bar Kon­tra, cono­ci­do esta­ble­ci­mien­to de ambien­te en Donos­tia. El hos­te­le­ro rela­tó que poco antes de per­pe­trar­se el ata­que, dos per­so­nas habían acce­di­do al bar gri­tan­do: «¡Mari­co­nes, os vamos a matar!».

La Poli­cía sos­pe­cha que se tra­ta de las mis­mas per­so­nas. Ade­más, las ins­ta­la­cio­nes de Gehi­tu son per­fec­ta­men­te iden­ti­fi­ca­bles por el car­tel que hay en la facha­da, así como la ban­de­ra arco iris que fla­mea en el mis­mo lugar.

Lo cier­to es que los ata­ques se vie­nen suce­dien­do con rela­ti­va fre­cuen­cia en los últi­mos tiem­pos. De hecho, hace unas sema­nas tam­bién des­co­no­ci­dos arran­ca­ron un buzón, una agre­sión que se repi­tió con mayor viru­len­cia poco des­pués, cuan­do se per­pe­tró un nue­vo ata­que en el que se rom­pie­ron cris­ta­les inte­rio­res del local, unos hechos que fue­ron denun­cia­dos a la policía.

De todos modos, miem­bros de la aso­cia­ción, que ayer al medio­día des­co­no­cían el inci­den­te de la noche ante­rior, no qui­sie­ron hacer una lec­tu­ra tre­men­dis­ta y con­fia­ban en que fue­ran hechos ais­la­dos por par­te de cier­tos indi­vi­duos que, espe­ran, no ten­gan continuidad.

Curio­sa­men­te, hace aho­ra casi un año, los resul­ta­dos de un estu­dio difun­di­do por Gehi­tu denun­cia­ban que nue­ve de cada diez ado­les­cen­tes donos­tia­rras que son gays o mani­fies­tan dudas al res­pec­to han admi­ti­do pade­cer ata­ques debi­do a su condición.

El infor­me pre­ci­sa­ba que el 10% de estos jóve­nes había sufri­do pali­zas en el entorno esco­lar y que más del 30% reco­no­cía haber sufri­do ame­na­zas. A su vez, cer­ca del 50% con­fe­sa­ba que les habían arro­ja­do objetos.

Los res­pon­sa­bles de la aso­cia­ción inci­die­ron en aque­lla oca­sión en que los resul­ta­dos de este estu­dio evi­den­cia­ban la «per­sis­ten­cia de acti­tu­des de carác­ter homó­fo­bo», como las que, al pare­cer, se están regis­tran­do en las últi­mas semanas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.