Esta­dos Uni­dos. La Uni­ver­si­dad de Har­vard deja­rá de inver­tir en com­bus­ti­bles fósi­les des­pués de una lar­ga cam­pa­ña de pre­sión por par­te de estudiantes

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de sep­tiem­bre de 2021. 

En Esta­dos Uni­dos, en el esta­do de Mas­sa­chu­setts, el pre­si­den­te de la Uni­ver­si­dad de Har­vard, Law­ren­ce Bacow, dijo el jue­ves que la ins­ti­tu­ción aca­dé­mi­ca deja­rá de inver­tir su dota­ción finan­cie­ra de 42.000 millo­nes de dóla­res en empre­sas de com­bus­ti­bles fósi­les. El anun­cio cons­ti­tu­ye una vic­to­ria para la orga­ni­za­ción estu­dian­til Fos­sil Fuel Divest Har­vard, que fue fun­da­da en 2012. La orga­ni­za­ción publi­có en Twit­ter: “Se nece­si­ta­ron muchas con­ver­sa­cio­nes y pro­tes­tas, reunio­nes con la admi­nis­tra­ción, votos de pro­fe­so­res y exalum­nos, sen­ta­das masi­vas y arres­tos, estra­te­gias lega­les his­tó­ri­cas y mani­fes­ta­cio­nes en cam­pos de fút­bol. Pero hoy pode­mos ver cla­ra­men­te que el acti­vis­mo funciona”.

La Uni­ver­si­dad de Har­vard deja­rá de inver­tir en com­bus­ti­bles fósi­les y, en su lugar, uti­li­za­rá su enor­me dota­ción de US$42.000 millo­nes para apo­yar la eco­no­mía ver­de, unién­do­se a una ola cre­cien­te de inver­so­res que se ale­jan de las indus­trias contaminantes.

Har­vard Mana­ge­ment Co., que admi­nis­tra la fun­da­ción, no tie­ne inver­sio­nes en empre­sas que explo­ren o desa­rro­llen com­bus­ti­bles fósi­les y «no tie­ne la inten­ción de hacer tales inver­sio­nes en el futu­ro», dijo el jue­ves el pre­si­den­te Larry Bacow en una car­ta publi­ca­da en el sitio web de la universidad.

La medi­da se pro­du­ce des­pués de años de acti­vis­mo sos­te­ni­do de estu­dian­tes que piden la des­in­ver­sión de com­bus­ti­bles fósi­les y en medio de deman­das cada vez más urgen­tes de los inver­so­res de que las ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras reti­ren su apo­yo a las empre­sas que están con­tri­bu­yen­do al cam­bio cli­má­ti­co pro­vo­ca­do por el hombre.

La uni­ver­si­dad de la Ivy Lea­gue, la más rica de los EE. UU., Segui­rá los pasos de sus pares como la Uni­ver­si­dad de Cali­for­nia y la Uni­ver­si­dad de Cam­brid­ge del Rei­no Uni­do, que se han com­pro­me­ti­do a des­in­ver­tir sus dota­cio­nes en la indus­tria de los com­bus­ti­bles fósi­les. Har­vard pro­me­tió el año pasa­do tra­ba­jar con sus admi­nis­tra­do­res de inver­sio­nes para crear un camino hacia emi­sio­nes de gases de efec­to inver­na­de­ro «netas cero» para 2050.

Sin embar­go, eso no fue lo sufi­cien­te­men­te rápi­do para un gru­po de estu­dian­tes, que pre­sen­tó una que­ja en mar­zo ante el fis­cal gene­ral de Mas­sa­chu­setts en un inten­to de obli­gar a la uni­ver­si­dad a ven­der sus reser­vas de com­bus­ti­bles fósi­les esti­ma­das en 838 millo­nes de dóla­res, según Har­vard Crim­son. “Dada la nece­si­dad de des­car­bo­ni­zar la eco­no­mía y nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad como fidu­cia­rios de tomar deci­sio­nes de inver­sión a lar­go pla­zo que apo­yen nues­tra misión de ense­ñan­za e inves­ti­ga­ción, no cree­mos que tales inver­sio­nes sean pru­den­tes”, dijo Bacow el jueves.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *