El Sal­va­dor. Buke­le: posi­ble encu­bri­dor y “autor inte­lec­tual” del ase­si­na­to de dos mili­tan­tes del FMLN

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de febre­ro de 2021.

Dos mili­tan­tes del FMLN murie­ron y otros tres están gra­ve­men­te heri­dos como con­se­cuen­cia de un ata­que arma­do per­pe­tra­do el domin­go pasa­do, cuan­do se diri­gían a una sede par­ti­da­ria para dar por con­clui­da una jor­na­da de cam­pa­ña electoral.

Los ata­can­tes resul­ta­ron ser tres faná­ti­cos del pre­si­den­te Nayib Buke­le, dos de ellos miem­bros de la uni­dad de “pro­tec­ción a per­so­na­li­da­des impor­tan­tes” de la Poli­cía Nacio­nal Civil (PNC) encar­ga­dos de la segu­ri­dad del cues­tio­na­do minis­tro de Salud, Fran­cis­co Ala­bí, uno de los fun­cio­na­rios más cer­cano al mandatario.

En este espa­cio edi­to­rial nos suma­mos a las gene­ra­li­za­das con­de­nas de orga­ni­za­cio­nes, ins­ti­tu­cio­nes y la comu­ni­dad inter­na­cio­nal. Lo recha­za­mos enér­gi­ca­men­te como un acto de vio­len­cia polí­ti­ca y un cri­men de odio, y exi­gi­mos que las dili­gen­cias de la Fis­ca­lía y los tri­bu­na­les de jus­ti­cia alcan­cen al pro­pio pre­si­den­te Buke­le, por posi­ble encu­bri­dor del aten­ta­do y por “autor inte­lec­tual” de los asesinatos.

¿Por qué encu­bri­dor? Por­que, inme­dia­ta­men­te des­pués de cono­ci­da la noti­cia del ata­que, Buke­le insi­nuó en su cuen­ta de Twit­ter que se tra­ta­ba de un auto­aten­ta­do: “Pare­ce que los par­ti­dos mori­bun­dos han pues­to en mar­cha su últi­mo plan. Qué deses­pe­ra­ción por no per­der sus pri­vi­le­gios y su corrup­ción. Pen­sé que no podía caer más bajo, pero caye­ron”, escribió.

Y en un segun­do men­sa­je el man­da­ta­rio con­fir­mó su ver­sión: “Es increí­ble el poco valor que le dan a la vida huma­na, el bien más pre­cia­do que tene­mos en este mun­do. Este gobierno ha lucha­do por defen­der la vida, pero hay quie­nes se afe­rran al pasa­do de muer­te”, afirmó.

En cual­quier país del mun­do, un pre­si­den­te nor­mal y sen­sa­to, habría con­de­na­do el cri­men, exi­gi­do pro­ce­sar a los cul­pa­bles, soli­da­ri­za­do con las víc­ti­mas y lla­ma­do a la cal­ma, la paz y a la no vio­len­cia elec­to­ral. Sin embar­go, en vez de eso, Nayib Buke­le se apre­su­ró a difun­dir la idea de un autoatentado.

¿Lo hizo para des­viar la aten­ción de la opi­nión públi­ca y para encu­brir a los mal­he­cho­res? ¿Aca­so el pre­si­den­te sabía o intuía que los auto­res del cri­men eran faná­ti­cos suyos, movi­dos por su dis­cur­so de odio con­tra los adver­sa­rios polí­ti­cos? Buke­le debe ser inves­ti­ga­do y lle­va­do ante la jus­ti­cia jun­to con los que dispararon.

¿Y por qué “autor inte­lec­tual”? Por­que el ata­que arma­do con­tra los acti­vis­tas del FMLN se da en medio de una pola­ri­za­da cam­pa­ña elec­to­ral mar­ca­da por la omni­pre­sen­te narra­ti­va de odio del pre­si­den­te Buke­le que des­ca­li­fi­ca y estig­ma­ti­za a sus opo­si­to­res polí­ti­cos, dis­cur­so que tar­de o tem­prano gene­ra­ría actos de vio­len­cia, tal como había­mos alertado.

En nues­tro edi­to­rial del pasa­do 8 de enero, titu­la­do “Vio­len­cia trum­pis­ta: adver­ten­cia para nues­tro país”, decía­mos que “así como Donald Trump legi­ti­mó el racis­mo, la xeno­fo­bia y la miso­gi­nia, Buke­le ha nor­ma­li­za­do la into­le­ran­cia, el recha­zo a los que pien­san dis­tin­to y diver­sas for­mas de vio­len­cia sim­bó­li­ca con­tra los otros”.

“Igual que Trump vali­dó en su rela­to guber­na­men­tal los anti-valo­res de los sec­to­res más retró­gra­dos de la socie­dad esta­dou­ni­den­se, Buke­le incor­po­ra men­sa­jes de odio que podrán gene­rar hechos o situa­cio­nes de vio­len­cia que afec­ten la con­vi­ven­cia pací­fi­ca y la armo­nía social…”, decía el refe­ri­do edi­to­rial. Oja­lá nos hubié­ra­mos equivocado.

Por eso, señor Fis­cal Gene­ral, cum­pla su rol y pro­ce­se al pre­si­den­te Buke­le, por el inten­to de encu­brir el cri­men y por pre­go­nar una odio­sa retó­ri­ca elec­to­ral con­tra sus adver­sa­rios polí­ti­cos que ya deri­vó en actos de vio­len­cia mortal.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *