Ara­bia Sau­di­ta. Amnis­tía Inter­na­cio­nal denun­cia hipo­cre­sía en mate­ria de dere­chos de las mujeres

Resu­men Medio Orien­te, 22 de noviem­bre de 2020-.

Los líde­res del G20 que asis­ten a la cum­bre vir­tual de este fin de sema­na orga­ni­za­da por Ara­bia Sau­di­ta deben lla­mar la aten­ción de las auto­ri­da­des de Riad sobre su des­ca­ra­da hipo­cre­sía en mate­ria de dere­chos de las muje­res, advir­tió Amnis­tía Internacional.

El empo­de­ra­mien­to de las muje­res ocu­pa un lugar des­ta­ca­do en la agen­da del G‑20 de Ara­bia Sau­di­ta, a pesar de que los acti­vis­tas que enca­be­za­ron las cam­pa­ñas en favor de los dere­chos de las fémi­nas se están con­su­mien­do en la cár­cel o son juz­ga­das, denun­ció este domin­go la orga­ni­za­ción humanitaria.

Amnis­tía Inter­na­cio­nal ins­ta a los líde­res del G‑20 a que se unan al lla­ma­mien­to por la libe­ra­ción inme­dia­ta e incon­di­cio­nal de Lou­jain al-Hath­loul, Nas­si­ma al-Sada, Samar Bada­wi, Nouf Abdu­la­ziz y Maya’a al-Zah­ra­ni, dete­ni­das en 2018 por su labor en favor de los dere­chos humanos.

En lugar de seguir el jue­go de la narra­ti­va encu­bier­ta del gobierno sau­di­ta, los líde­res del G20 debe­rían uti­li­zar esta cum­bre como una opor­tu­ni­dad para defen­der a los valien­tes acti­vis­tas cuyo com­pro­mi­so genuino con el empo­de­ra­mien­to de las muje­res les ha cos­ta­do su libertad. 

«Para las auto­ri­da­des sau­díes la Cum­bre del G20 es fun­da­men­tal: es un momen­to para que pro­mue­van su pro­gra­ma de refor­mas en el mun­do y demues­tren que su país está abier­to a los nego­cios. Mien­tras tan­to, los ver­da­de­ros refor­ma­do­res de Ara­bia Sau­di­ta están entre rejas», enfa­ti­zó Lynn Maa­louf, direc­to­ra regio­nal adjun­ta de Amnis­tía Inter­na­cio­nal para Medio Orien­te y el Nor­te de África.

En los últi­mos años las auto­ri­da­des sau­di­tas han tra­ta­do de remo­de­lar su ima­gen a tra­vés de cos­to­sas cam­pa­ñas de rela­cio­nes públi­cas que pre­sen­tan al Prín­ci­pe Here­de­ro Moham­med bin Sal­man como un reformador.

Hace poco más de dos años, en junio de 2018, se levan­tó ofi­cial­men­te la prohi­bi­ción de que las muje­res con­du­je­ran, una medi­da muy publi­ci­ta­da que se pre­sen­tó como prue­ba de los pro­gre­sos realizados.

Sin embar­go, en las sema­nas ante­rio­res, muchas de los más des­ta­ca­das defen­so­ras de ese dere­cho habían sido detenidas.

Las ver­da­de­ras refor­ma­do­ras de Ara­bia Saudita

Lou­jain al-Hath­loul, una de las más reco­no­ci­das defen­so­ras del dere­cho a con­du­cir en Ara­bia Sau­di­ta, fue arres­ta­da en una cam­pa­ña con­tra los defen­so­res de los dere­chos de la mujer en mayo de 2018. Ante­rior­men­te había sido arres­ta­da en 2014 y dete­ni­da duran­te 73 días.

Tras su libe­ra­ción, Lou­jain al-Hath­loul siguió hacien­do cam­pa­ña con­tra la prohi­bi­ción de con­du­cir y el sis­te­ma de tute­la mas­cu­li­na, antes de ser dete­ni­da en mayo de 2018 jun­to con otras muje­res. Des­de enton­ces ha per­ma­ne­ci­do dete­ni­da, mien­tras que las demás muje­res siguen sien­do juzgadas. 

Lou­jain al-Hath­loul está en huel­ga de ham­bre des­de el 26 de octu­bre, en pro­tes­ta por la nega­ti­va de las auto­ri­da­des a con­ce­der­le un con­tac­to regu­lar con su fami­lia. Según los infor­mes, se sien­te débil y ago­ta­da y la preo­cu­pa­ción por su salud es cada vez mayor.

Nas­si­ma al-Sada y Samar Bada­wi fue­ron dete­ni­das en agos­to de 2018. Samar Bada­wi es una acti­vis­ta que hizo cam­pa­ña enér­gi­ca­men­te con­tra la prohi­bi­ción de con­du­cir y con­tra el encar­ce­la­mien­to de su exma­ri­do, el abo­ga­do de dere­chos huma­nos Waleed Abu al-Khair, y de su her­mano, el blog­ger Raif Badawi.

Nas­si­ma al-Sada ha hecho cam­pa­ña en favor de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, los dere­chos de la mujer y de la mino­ría chií­ta en la Pro­vin­cia Orien­tal de Ara­bia Sau­di­ta duran­te muchos años.

Nouf Abdu­la­ziz es una blo­gue­ra y perio­dis­ta que escri­bió sobre una serie de cues­tio­nes de dere­chos huma­nos antes de su deten­ción en junio de 2018. Poco des­pués de su deten­ción, su cole­ga acti­vis­ta Maya’a al-Zah­ra­ni publi­có un blog en el que pedía su libe­ra­ción y fue dete­ni­da unos días después. 

Las cin­co muje­res siguen en cau­ti­ve­rio; algu­nas han sido tor­tu­ra­das, mal­tra­ta­das y man­te­ni­das en régi­men de aislamiento.

Fuen­te: Al Mayadeen

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *