Colom­bia. Con­fir­man que el abo­ga­do ase­si­na­do Javier Ordó­ñez reci­bió varios gol­pes e impac­tos de arma taser den­tro del CAI

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 octu­bre 2020 

En el jui­cio uno de los exofi­cia­les impli­ca­dos seña­ló que Juan Cami­lo Llo­re­da gol­peó varias veces en el estó­ma­go a Javier Ordóñez.

La ver­sión del expa­tru­lle­ro Harby Rodrí­guez en una audien­cia del caso de la muer­te de Javier Ordó­ñez con­fir­mó este miér­co­les que el abo­ga­do fue gol­pea­do mien­tras per­ma­ne­cía en una uni­dad de Coman­do de Aten­ción Inme­dia­ta (CAI) tras ser dete­ni­do en la madru­ga­da del 9 de septiembre. 

Duran­te el jui­cio dis­ci­pli­na­rio rea­li­za­do de for­ma vir­tual con­tra los uni­for­ma­dos impli­ca­dos ante la Pro­cu­ra­du­ría Dele­ga­da para la Fuer­za Públi­ca y la Poli­cía que lle­va el pro­ce­so, Rodrí­guez reve­ló que su com­pa­ñe­ro Juan Cami­lo Llo­re­da Cubi­llos, tam­bién pro­ce­sa­do, gol­peó varias veces a Ordoñez

“Juan Cami­lo Llo­re­da lo gol­peó con sus pies unas cua­tro veces en la par­te del estó­ma­go y las cos­ti­llas”, dijo Rodrí­guez en la audien­cia y ase­gu­ró que lo ante­rior suce­dió al momen­to de lle­gar al CAI, des­pués de haber­le pro­pi­na­do varios impac­tos de arma taser en la calle. https://​www​.you​tu​be​.com/​e​m​b​e​d​/​Z​c​6​B​w​_​3​b​esU

Rodrí­guez afir­mó que al per­ca­tar­se de los gol­pes, le pidió a su com­pa­ñe­ro que deja­ra de hacer­lo. “Le digo que no lo gol­pee más y sal­go del CAI”, ates­ti­guó. Ade­más, recor­dó cómo suce­die­ron los hechos aque­lla madru­ga­da, tras reci­bir el repor­te de una riña en la que tuvie­ron que intervenir. 

“Había un gru­po de per­so­nas que esta­ban pelean­do, una mujer y un hom­bre en el piso (…) entre ellos había suje­tos de barra millo­na­rios que, al pare­cer, habían teni­do pro­ble­mas con Javier y sus acom­pa­ñan­tes”, dijo. Ante lo que esta­ba pasan­do, Rodrí­guez les pidió que se reti­ra­ran del lugar para evi­tar más problemas. 

Asi­mis­mo, ase­gu­ró que en ese ins­tan­te Javier Ordo­ñez y sus acom­pa­ñan­tes los insul­ta­ron. “Nos acer­ca­mos a Javier, Wil­der y otro señor con nom­bre Juan David y les diji­mos que se fue­ran (…) nos decían que nos fué­ra­mos de ahí que no fué­ra­mos sapos que éra­mos ladro­nes, tom­bos, que nos fué­ra­mos, que eso era pro­ble­mas de ellos”, recordó.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *