Irak. Atri­bu­yen a terro­ris­tas el ata­que con­tra base de EEUU en Erbil

Resu­men Medio Orien­te, 1 de octu­bre de 2020-.

El Ejér­ci­to ira­quí atri­bu­ye a los terro­ris­tas el recien­te ata­que con cohe­tes a una base mili­tar de EE.UU. cer­ca del aero­puer­to de Erbil, en el nor­te del país.

“Un gru­po terro­ris­ta ata­có la gober­na­ción de Erbil con varios misi­les. Uti­li­zó una camio­ne­ta Kia modi­fi­ca­da de cua­tro rue­das que lle­va­ba un lan­za­cohe­tes”, según infor­ma el Coman­do de Ope­ra­cio­nes Con­jun­tas de Irak, en un comu­ni­ca­do, sin espe­ci­fi­car el nom­bre de los ele­men­tos terroristas.

Los medios ira­quíes repor­ta­ron la noche del miér­co­les el impac­to de al menos tres cohe­tes en la base de Al-Hari­ri, de la lla­ma­da coa­li­ción de EE.UU., ubi­ca­da cer­ca del aero­puer­to de Erbil, en la región semi-autó­no­ma del kur­dis­tán iraquí.

La Coman­dan­cia del Ejér­ci­to ira­quí, ade­más, ha expli­ca­do que el ata­que fue lan­za­do des­de el valle de Tar­ye­la, en el dis­tri­to de Ham­da­ni­ya, en la gober­na­ción de Níni­ve. El orga­nis­mo des­car­ta la exis­ten­cia de víc­ti­mas mor­ta­les y daños impor­tan­tes por esta agresión.

Ade­más, ha resal­ta­do que se orde­nó arres­tar al coman­dan­te de segu­ri­dad a car­go de la región des­de don­de se dis­pa­ra­ron los cohe­tes y se abrió una “inves­ti­ga­ción de inme­dia­to” sobre el incidente.

En las últi­mas sema­nas, las bases de EE.UU., así como la zona don­de se encuen­tra la emba­ja­da nor­te­ame­ri­ca­na en Bag­dad (la capi­tal ira­quí), han sido blan­cos de varios ata­ques des­de orí­ge­nes des­co­no­ci­dos. A pesar de que nin­gún gru­po ha rei­vin­di­ca­do la auto­ría de estos asal­tos, Washing­ton ha acu­sa­do a las Uni­da­des de Movi­li­za­ción Popu­lar de Irak (Al-Hashad Al-Sha­bi, en árabe).

En este con­tex­to, la bri­ga­da 30 de las Al-Hashad Al-Sha­bi, en una nota ha recha­za­do este jue­ves, todas las acu­sa­cio­nes infun­da­das por par­te de Washing­ton res­pec­to al tema y ha ase­gu­ra­do que sus fuer­zas no tie­nen nada que ver en el recien­te ata­que de Erbil.

EE.UU. ha recu­rri­do recien­te­men­te a ame­na­zar al Gobierno ira­quí con cerrar su emba­ja­da para obli­gar a Bag­dad a tomar medi­das con­tra las fuer­zas popu­la­res de Irak, a quie­nes tam­bién impu­tó un ata­que lle­va­do a cabo el lunes con­tra el aero­puer­to de Bag­dad — que dejó seis civi­les muertos.

La Resis­ten­cia ira­quí, sin embar­go, reve­ló que hay evi­den­cias cla­ras de la impli­ca­ción de la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. en el ata­que a la zona resi­den­cial de Bagdad.

Los ata­ques a las ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res y diplo­má­ti­cas esta­dou­ni­den­ses se pro­du­cen mien­tras que en el país ára­be se ele­van cada vez más las voces que exi­gen la sali­da de las tro­pas esta­dou­ni­den­ses, a las que con­si­de­ran fuer­zas invasoras.

Fuen­te: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *