Chi­le. La cri­sis sani­ta­ria epi­de­mio­ló­gi­ca, se con­vier­te en cri­sis eco­nó­mi­ca para los tra­ba­ja­do­res y el pue­blo pobre

Nata­lio Stein­ma­yer /​Resu­men Lati­noa­me­ri­cano /​20 de mar­zo de 2020

La dic­ta­du­ra cri­mi­nal insis­te en bene­fi­ciar a un redu­ci­do gru­po, el que más ha lucra­do y sigue espe­cu­lan­do, las cade­nas de super­mer­ca­dos, far­ma­cias, trans­por­te (aun­que no haya nin­gún pasa­je­ro el Transan­tia­go sigue reci­bien­do millo­nes de dóla­res), los ban­cos, los hote­les, las aero­lí­neas, han dado «chi­pe libre» para el des­pi­do, el aumen­to de pre­cios y la espe­cu­la­ción, no hay nin­gún empre­sa­rio pre­so, pero sí tene­mos lucha­do­res y lucha­do­ras [email protected] polí[email protected] y nos ame­na­zan por no man­te­ner «cua­ren­te­na».

Dado que el 70% de los tra­ba­ja­do­res en Chi­le gana menos de $550.000 líqui­dos (USD 646) , se regis­tran 11,5 millo­nes de per­so­nas endeu­das y 4,7 millo­nes moro­sas, reci­bir un 70%, un 55% o un 45% de su suel­do será un gol­pe letal para su sobre­vi­ven­cia y el bien­es­tar de los hoga­res don­de viven (datos Fun­da­ción SOL). A esta alar­man­te cifra, se debe agre­gar a los tra­ba­ja­do­res des­pe­di­dos, con la excu­sa del coro­na­vi­rus, empre­sas que tie­nen ganan­cias millo­na­rias y no com­par­ten, los más afec­ta­dos los tra­ba­ja­do­res mayo­res a 50 años, los pre­ca­ri­za­dos, como el retail, cons­truc­ción, ser­vi­cios.

Sin embar­go, la dic­ta­du­ra ase­si­na de Piñe­ra pri­vi­le­gia ayu­da a los empre­sa­rios y no a los tra­ba­ja­do­res, la reba­ja sala­rial, en vez de impe­dir­la, la pro­po­nen como una «bue­na medi­da legal», mien­tras los colu­di­dos, coime­ros no se reba­jan ni un peso.

La caí­da en la bol­sa comer­cial de las accio­nes de las AFP, nos mues­tra con cla­ra elo­cuen­cia, que mien­tras ellos ganan en perio­dos de bonan­za y nada com­par­ten, en las cri­sis y pro­duc­to de la espe­cu­la­ción finan­cie­ra, somos los tra­ba­ja­do­res quie­nes per­de­mos, o mejor dicho nos roban nues­tros fon­dos de pen­sio­nes.

El arrien­do de hote­les es más caro que uti­li­zar uni­ver­si­da­des, se sigue pri­vi­le­gian­do el nego­cio con los ami­gos, no exis­ten insu­mos, pero sacan los mili­cos a las calles para «ase­gu­rar el repar­to de insu­mos», nadie cree las men­ti­ras y patra­ñas del gobierno ase­sino de los empre­sa­rios.

Es por ello, que el pro­ble­ma cen­tral sigue sien­do el capi­ta­lis­mo, una y otra vez lo dire­mos: el capi­ta­lis­mo mata, muer­te al capi­ta­lis­mo.

Fue­ra Piñe­ra, su gobierno, el par­la­men­to y los patro­nes.
Cua­ren­te­na total, sin des­pi­dos, sin reba­ja sala­rial.
Qué la cri­sis la paguen los ricos y no los tra­ba­ja­do­res y el pue­blo pobre.
A expro­piar las far­ma­cias, las clí­ni­cas y los super­mer­ca­dos.
Prohi­bi­ción de alzas de pre­cios.
Cár­cel a los espe­cu­la­do­res de las AFP, de los super­mer­ca­dos, far­ma­cias entre otros y para quie­nes ame­na­zan con des­pi­dos.
A pre­pa­rar la huel­ga gene­ral, es una nece­si­dad urgen­te, para fre­nar los des­pi­dos y orga­ni­zar noso­tros el país.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: