Colom­bia. Cor­te Supre­ma lla­ma a inda­ga­ción a Uri­be por escán­da­lo de com­pra de votos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​12 de mar­zo de 2020

La Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia colom­bia­na anun­ció que abrió una inda­ga­ción pre­li­mi­nar con­tra el expre­si­den­te y actual sena­dor Álva­ro Uri­be por el escán­da­lo de audios del ase­si­na­do exga­na­de­ro José Gui­ller­mo ‘Ñeñe’ Her­nán­dez, en los que se habla de la pre­sun­ta com­pra de votos en la cam­pa­ña pre­si­den­cial de Iván Duque.

«A par­tir de la denun­cia de los ciu­da­da­nos Gon­za­lo Gui­llén y Daniel Men­do­za, en la cual le atri­bu­yen pre­sun­tas con­duc­tas con­tra los meca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción demo­crá­ti­ca, la Sala de Ins­truc­ción de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia abrió inves­ti­ga­ción pre­via con­tra el sena­dor Álva­ro Uri­be», indi­có el tri­bu­nal en su cuen­ta de Twit­ter.

La inda­ga­ción a Uri­be obe­de­ce a las denun­cias inter­pues­tas por los perio­dis­tas Gui­llén y Men­do­za, quie­nes seña­la­ron pre­sun­tos deli­tos elec­to­ra­les duran­te las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2018.

La Cor­te decre­tó entre sus prue­bas todos los audios del pro­ce­so y el tes­ti­mo­nio de Uri­be para deter­mi­nar si hay méri­to para con­ti­nuar con una inves­ti­ga­ción for­mal con­tra él.

Los audios corres­pon­den a inter­cep­ta­cio­nes lega­les que hizo la Poli­cía Judi­cial en 2018 al telé­fono de Her­nán­dez, quien era inves­ti­ga­do por un homi­ci­dio y por sus posi­bles víncu­los con Mar­cos de Jesús Figue­roa Gar­cía, cono­ci­do como ‘Mar­qui­tos Figue­roa’, un nar­co­tra­fi­can­te y expa­ra­mi­li­tar colom­biano pedi­do en extra­di­ción por Esta­dos Uni­dos por deli­tos rela­cio­na­dos con el nar­co­trá­fi­co y que está pre­so en Colom­bia.

Her­nán­dez fue ase­si­na­do en Bra­sil el 2 de mayo de 2019 en lo que al pare­cer fue el robo de un reloj Rolex que usa­ba, pero en las con­ver­sa­cio­nes que le fue­ron inter­cep­ta­das se des­cu­brió que habla­ba con una mujer acer­ca de un pre­sun­to dine­ro «por deba­jo de la mesa» para, pre­sun­ta­men­te, favo­re­cer la cam­pa­ña pre­si­den­cial del hoy pre­si­den­te Duque.

Dicho dine­ro se habría usa­do para la com­pra de votos en el depar­ta­men­to de La Gua­ji­ra (nor­te).

En la con­ver­sa­ción tam­bién se men­cio­na a Uri­be, razón por la cual aho­ra es lla­ma­do en inda­ga­ción por la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia.

La mujer que se escu­cha en las lla­ma­das inter­cep­ta­das a Her­nán­dez —de las que sólo se cono­cen las trans­crip­cio­nes— es María Clau­dia Daza, ase­so­ra de Uri­be, según lo reve­ló el perio­dis­ta Mar­tí­nez y que lue­go fue corro­bo­ra­do por el pro­pio Uri­be.

Tras cono­cer­se el escán­da­lo, cono­ci­do aho­ra como la ‘Ñeñe-polí­ti­ca’, la mujer renun­ció a su car­go y salió del país el miér­co­les 11.

Sput­nik*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *