Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dos

Des­kar­gak /​Des­car­gas (20 aldiz/​veces)

Expe­dien­teAcción
[PDF] [A4] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[PDF] [A5] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[PDF] [Let­ter] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[EPUB] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[mobi] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 

El colec­ti­vo Cem Flo­res aca­ba de publi­car este tex­to del líder comu­nis­ta afro­ame­ri­cano Harry Hay­wood, La lucha por la posi­ción leni­nis­ta sobre el tema negro en Esta­dos Uni­dos que tra­du­ci­mos al cas­te­llano. El tex­to fue escri­to ori­gi­nal­men­te en la revis­ta esta­dou­ni­den­se El Comu­nis­ta y hace impor­tan­tes con­tri­bu­cio­nes para com­pren­der cuál debe­ría ser la posi­ción comu­nis­ta sobre el tema racial, espe­cí­fi­ca­men­te sobre la lucha de los negros1.

¿Quién fue Harry Hay­wood?2

Harry Hay­wood nació en Nebras­ka, Esta­dos Uni­dos, en 1898. Negro y con padres escla­vi­za­dos antes de con­ver­tir­se en tra­ba­ja­do­res, expe­ri­men­tó des­de tem­pra­na edad la opre­sión del régi­men racis­ta esta­dou­ni­den­se, así como la orga­ni­za­ción y la lucha negra con­tra él. A los 25 años se unió a la Juven­tud Comu­nis­ta y lue­go al Par­ti­do Comu­nis­ta de Esta­dos Uni­dos. Rápi­da­men­te se con­vir­tió en un impor­tan­te líder y teó­ri­co comu­nis­ta, unién­do­se al Comi­té Cen­tral a la edad de 29 años. Pro­fun­da­men­te impac­ta­do por el tra­ba­jo de Lenin y la lucha revo­lu­cio­na­ria rusa, estu­dió en la URSS, así como en gran­des líde­res de varios pue­blos.

En la déca­da de 1930, Hay­wood ya era un pro­mi­nen­te comu­nis­ta en el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio inter­na­cio­nal. Ade­más de con­ti­nuar mili­tan­do como líder de la lucha comu­nis­ta y negra en los Esta­dos Uni­dos, reali­zó impor­tan­tes con­tri­bu­cio­nes polí­ti­cas y teó­ri­cas sobre el tema negro y la libe­ra­ción de los pue­blos afri­ca­nos. Tam­bién tra­ba­jó mili­tar­men­te en la lucha con­tra el fas­cis­mo, for­man­do par­te de las Bri­ga­das Inter­na­cio­na­les en la Gue­rra Civil.

En la déca­da de 1950, enfren­tan­do el giro a la dere­cha en la URSS, con su polí­ti­ca refor­mis­ta de «coexis­ten­cia pací­fi­ca» con el capi­ta­lis­mo, que tam­bién sig­ni­fi­có una regre­sión de las tesis sobre el tema racial en el movi­mien­to comu­nis­ta, Hay­wood se inte­gró a la reor­ga­ni­za­ción de los comu­nis­tas bajo el influen­cia de la revo­lu­ción chi­na.

Ase­si­na­do en enero de 1985, hace 35 años, la mili­tan­cia y el tra­ba­jo de Hay­wood influ­ye­ron pro­fun­da­men­te en los levan­ta­mien­tos negros en los años sesen­ta y seten­ta en los Esta­dos Uni­dos y lo con­vir­tie­ron en uno de los prin­ci­pa­les teó­ri­cos mar­xis­tas del tema racial.

El movi­mien­to comu­nis­ta y la lucha negra: la rele­van­cia y actua­li­dad de Harry Hay­wood

Hay­wood fue un impor­tan­te teó­ri­co comu­nis­ta que ayu­dó a for­mu­lar una posi­ción mar­xis­ta sobre el tema racial, más espe­cí­fi­ca­men­te sobre la con­di­ción y la lucha de los negros. Su tra­ba­jo se encua­dra­ba en las Tesis del VI Con­gre­so de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta, de 1928, cita­das des­de el comien­zo del tex­to de Hay­wood como base del pro­gra­ma comu­nis­ta para la cues­tión negra en ese momen­to. Una de las posi­cio­nes defen­di­das por el movi­mien­to comu­nis­ta en ese momen­to era la siguien­te:

La lucha con­tra la gue­rra impe­ria­lis­ta, la lucha por la defen­sa de la revo­lu­ción chi­na y la URSS, exi­gen que la cla­se obre­ra acen­túe su inter­na­cio­na­lis­mo de com­ba­te. […] El apo­yo del movi­mien­to colo­nial, espe­cial­men­te por par­te de los par­ti­dos comu­nis­tas en los paí­ses impe­ria­lis­tas opre­si­vos, es una de las tareas más impor­tan­tes en la actua­li­dad. La lucha con­tra la inter­ven­ción en Chi­na, con­tra la repre­sión de los movi­mien­tos de libe­ra­ción en todas las colo­nias, el tra­ba­jo en el ejér­ci­to y la mari­na, el apo­yo enér­gi­co para los pue­blos colo­nia­les en alza: estas deben ser las medi­das que se toma­rán en el futu­ro cer­cano. El Con­gre­so orde­na al CE (Comi­té Eje­cu­ti­vo) del CI que pres­te más aten­ción a los movi­mien­tos colo­nia­les, que reor­ga­ni­ce y refuer­ce las sec­cio­nes res­pon­sa­bles de este tra­ba­jo. El Con­gre­so tam­bién sub­ra­ya, en par­ti­cu­lar, La nece­si­dad de orga­ni­zar por todos los medios el movi­mien­to negro en los Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca y en otros paí­ses (en par­ti­cu­lar en Sudá­fri­ca). En con­se­cuen­cia, el Con­gre­so exi­ge que se libre una lucha deci­si­va e impla­ca­ble con­tra todas las mani­fes­ta­cio­nes del «cho­vi­nis­mo blan­co».

El VI Con­gre­so de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta refor­zó la nece­si­dad y la jus­ti­cia de la lucha de los pue­blos y razas opri­mi­dos, ya sea que vivie­ran bajo la opre­sión colo­nial o aque­llos que vivían bajo regí­me­nes de apart­heid, y la nece­si­dad de par­ti­ci­pa­ción acti­va de comu­nis­tas en tal lucha. Así como pidió una lucha «deci­si­va e impla­ca­ble» con­tra cual­quier mani­fes­ta­ción de racis­mo en sus filas.

Hay­wood defen­dió la apli­ca­ción con­cre­ta de esta línea en los Esta­dos Uni­dos a tra­vés de la defen­sa de un movi­mien­to de libe­ra­ción negro. Com­pren­dió que la opre­sión racis­ta y la explo­ta­ción del tra­ba­jo negro con ras­tros de escla­vi­tud for­ma­ron un sis­te­ma eco­nó­mi­co y polí­ti­ca­men­te útil para el capi­ta­lis­mo yan­qui.

Esta uni­fi­ca­ción y arti­cu­la­ción entre las luchas con­tra el capi­tal y sus desa­rro­llos espe­cí­fi­cos con res­pec­to a la opre­sión de otros pue­blos y razas, siem­pre ha sido y sigue sien­do un desafío polí­ti­co impor­tan­te en la lucha comu­nis­ta revo­lu­cio­na­ria . Hay­wood recuer­da la posi­ción de Marx sobre el racis­mo de los tra­ba­ja­do­res ingle­ses hacia los irlan­de­ses. Sobre esta acti­tud, dijo Marx,

Es muy simi­lar a la de los ‘blan­cos pobres’ en rela­ción con los negros en los anti­guos esta­dos escla­vis­tas de los Esta­dos Uni­dos. Este anta­go­nis­mo se man­tie­ne vivo arti­fi­cial­men­te, y se inten­si­fi­ca por la pren­sa, el púl­pi­to, los perió­di­cos cómi­cos, en resu­men a dis­po­si­ción de las cla­ses domi­nan­tes. Este es el secre­to de la impo­ten­cia de la cla­se tra­ba­ja­do­ra […] Es el secre­to por el cual la cla­se capi­ta­lis­ta man­tie­ne su poder. Y esa cla­se es ple­na­men­te cons­cien­te de eso.

Fran­cis­co Víl­chez

8 de febre­ro de 2020

* * *

La lucha por el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dos

El pro­gra­ma actual de nues­tro par­ti­do sobre el tema negro se for­mu­ló por pri­me­ra vez en el Sex­to Con­gre­so de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta en 1928. Tam­bién se basa en las con­si­de­ra­cio­nes más exhaus­ti­vas de todas las pecu­lia­ri­da­des, el desa­rro­llo his­tó­ri­co, eco­nó­mi­co, cul­tu­ral y las con­di­cio­nes de vida de los negros en los Esta­dos Uni­dos. Como en la expe­rien­cia del Par­ti­do en su tra­ba­jo con los negros, ese Con­gre­so defi­ni­ti­va­men­te esta­ble­ció el pro­ble­ma de los negros como el de una nación opri­mi­da en la que exis­tían todos los requi­si­tos para un movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio nacio­nal con­tra el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se.

Esta reso­lu­ción fue una apli­ca­ción con­cre­ta del con­cep­to mar­xis­ta-leni­nis­ta de la cues­tión nacio­nal a las con­di­cio­nes de los negros y se con­ci­bió a par­tir de las siguien­tes pre­mi­sas: pri­me­ro, la con­cen­tra­ción de gran­des masas de negros en las regio­nes agrí­co­las del lla­ma­do Cin­tu­rón Negro, don­de cons­ti­tu­yen la mayo­ría de la pobla­ción; en segun­do lugar, la exis­ten­cia de un pode­ro­so lega­do del anti­guo sis­te­ma de escla­vos en la explo­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res negros: el sis­te­ma de plan­ta­ción exten­si­va basa­do en la sec­ción, la super­vi­sión magis­tral de los cul­ti­vos, la escla­vi­tud de la deu­da, etc. Ter­ce­ro, el desa­rro­llo, sobre la base de estas remi­nis­cen­cias de escla­vi­tud, de una super­es­truc­tu­ra polí­ti­ca de desigual­dad expre­sa­da en todas las for­mas de prohi­bi­cio­nes socia­les y segre­ga­ción; nega­ción de dere­chos civi­les, dere­cho de fran­qui­cia, ejer­ci­cio de car­gos públi­cos, esca­ños en los tri­bu­na­les de jura­do, así como en las leyes y cos­tum­bres del Sur. Este cruel sis­te­ma está res­pal­da­do por todas las for­mas de vio­len­cia arbi­tra­ria, sien­do la más cruel la pecu­liar ins­ti­tu­ción esta­dou­ni­den­se lin­cha­mien­to

Todo este cruel sis­te­ma de opre­sión, aun­que las masas negras del Sur lo sien­ten con mayor agu­de­za, tam­bién afec­ta su esta­tus social en el res­to del país. Los pobres agri­cul­to­res y tra­ba­ja­do­res agrí­co­las negros que huyen de la pobre­za y el ham­bre en las plan­ta­cio­nes del sur hacia los cen­tros indus­tria­les del nor­te, no obtie­nen la liber­tad de esta mane­ra. Por el con­tra­rio, su lega­do tam­bién inclu­ye el lega­do de la escla­vi­tud en las plan­ta­cio­nes, lo que resul­ta en sala­rios más bajos, peo­res con­di­cio­nes de vida, dis­cri­mi­na­ción en la vida social, inclu­so en el Nor­te «libe­ral». Así, la revo­lu­ción agra­ria, es decir, la lucha de los negros pobres y ham­brien­tos de la zona de lati­fun­dios y de los cam­pe­si­nos pobres del Cin­tu­rón Negro y del Sur por la tie­rra, por la des­truc­ción de todos los ves­ti­gios de los lazos de escla­vos, esto, jun­to con la lucha gene­ral por dere­chos demo­crá­ti­cos de los negros en todo el país.

La escla­vi­tud de las masas negras en los Esta­dos Uni­dos es un impor­tan­te apo­yo del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se. El impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se está fun­da­men­tal­men­te intere­sa­do en pre­ser­var los res­tos de la escla­vi­tud en la agri­cul­tu­ra del sur y en la opre­sión nacio­nal del pue­blo negro como con­di­ción para extraer super ganan­cias. Esta es la fuer­za que sos­tie­ne a las cla­ses domi­nan­tes blan­cas del Sur (capi­ta­lis­tas y terra­te­nien­tes) en el saqueo direc­to y vio­len­to de las masas negras en el Cin­tu­rón Negro. Por lo tan­to, las luchas por la libe­ra­ción de las masas negras se diri­gen con­tra los fun­da­men­tos mis­mos de la estruc­tu­ra social capi­ta­lis­ta impe­ria­lis­ta en los Esta­dos Uni­dos.

En la era actual del impe­ria­lis­mo y la revo­lu­ción pro­le­ta­ria, la cues­tión negra en los Esta­dos Uni­dos debe con­si­de­rar­se como par­te del pro­ble­ma nacio­nal del colo­nia­lis­mo o, en otras pala­bras, como par­te del pro­ble­ma mun­dial más amplio de la liber­tad de los pue­blos opri­mi­dos y depen­dien­tes bajo los gri­lle­tes. del impe­ria­lis­mo…

Las masas negras, que algu­na vez fue­ron alia­das de la bur­gue­sía del nor­te (duran­te la Gue­rra Civil y la Recons­truc­ción), aho­ra se han con­ver­ti­do en alia­das del pro­le­ta­ria­do. En su lucha por la libe­ra­ción nacio­nal, estas masas cons­ti­tu­yen una par­te impor­tan­te del ejér­ci­to del pro­le­ta­ria­do revo­lu­cio­na­rio en su lucha por derro­car al capi­ta­lis­mo esta­dou­ni­den­se. Por lo tan­to, la vic­to­ria de la revo­lu­ción pro­le­ta­ria en los Esta­dos Uni­dos y la lucha de las masas negras por la libe­ra­ción nacio­nal exi­gen la con­su­ma­ción de un fren­te de lucha uni­fi­ca­do de los tra­ba­ja­do­res blan­cos y los negros con­tra su enemi­go común, el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se. Tal fren­te uni­fi­ca­do solo será efec­ti­vo sobre la base del apo­yo direc­to y efec­ti­vo de la cla­se tra­ba­ja­do­ra blan­ca (como la cla­se obre­ra de la nación opre­so­ra) a los esfuer­zos de las masas negras para libe­rar­se del yugo impe­ria­lis­ta. En este sen­ti­do, es impor­tan­te tener en cuen­ta el dicho de Karl Marx a la cla­se obre­ra ingle­sa sobre la cues­tión irlan­de­sa: «un pue­blo que opri­me a otro no pue­de ser libre» … Los pri­me­ros logros reales de nues­tro Par­ti­do en el lide­raz­go de las masas negras datan des­de el prin­ci­pio apli­ca­ción de esta línea leni­nis­ta. Un hito en el desa­rro­llo de nues­tro tra­ba­jo negro fue el jui­cio públi­co de August Yoki­nen . En este jui­cio, el caso de dis­cri­mi­na­ción con­tra un miem­bro blan­co del Par­ti­do con­tra los negros fue el moti­vo de una mani­fes­ta­ción polí­ti­ca en la que el pro­gra­ma del Par­ti­do sobre el tema negro y la lucha con­tra el cho­vi­nis­mo blan­co se inter­pre­ta­ron con un efec­to sin pre­ce­den­tes ante las masas más amplias del país El cama­ra­da Brow­der, en su infor­me a los estu­dian­tes esta­dou­ni­den­ses, al esti­mar la impor­tan­cia polí­ti­ca de este jui­cio, decla­ró «que fue un desafío públi­co que sacó a la luz de mane­ra dra­má­ti­ca los prin­ci­pios bási­cos de las rela­cio­nes socia­les en los Esta­dos Uni­dos: la ins­ti­tu­ción esta­dou­ni­den­se de las leyes de Jim Crow3… La expul­sión de Yoki­nen, al expre­sar nues­tra decla­ra­ción de gue­rra con­tra el cho­vi­nis­mo blan­co, expre­só una enor­me influen­cia para que las masas de negros se nos acer­quen«.

En este jui­cio, el Par­ti­do logró un avan­ce impor­tan­te en la edu­ca­ción de sus mili­tan­tes y las masas cer­ca­nas al Par­ti­do sobre nues­tro pro­gra­ma sobre el tema negro. Esto fue ejem­pli­fi­ca­do en par­ti­cu­lar por el pro­pio cama­ra­da Yoni­ken, quien, des­pués de seis meses, regre­só al par­ti­do como uno de los lucha­do­res más fir­mes para el pro­gra­ma de libe­ra­ción negra, y quien, como resul­ta­do de su posi­ción valien­te y mili­tan­te sobre el asun­to, fue depor­ta­do por el gobierno. El jui­cio de Yoki­nen sir­vió para pre­pa­rar ideo­ló­gi­ca­men­te al Par­ti­do para su com­pro­mi­so real con la lucha por los dere­chos de los negros.

El jui­cio de Yoki­nen fue suce­di­do inme­dia­ta­men­te por la orga­ni­za­ción de un movi­mien­to de masas para sal­var la vida de los mucha­chos de Scot­ts­bo­ro4. Basa­do en la pre­pa­ra­ción polí­ti­ca del jui­cio de Yoki­nen, el Par­ti­do pudo apro­ve­char de mane­ra efec­ti­va el tema de la tram­pa arma­da para que estos niños desa­rro­llen una tre­men­da cam­pa­ña de acción de masas para expo­ner todo el sis­te­ma nacio­nal de opre­sión a los negros. La cam­pa­ña de Scot­ts­bo­ro mar­có la pri­me­ra movi­li­za­ción real del alcan­ce nacio­nal masi­vo del Par­ti­do en la lucha con­cre­ta con­tra una de las pie­dras angu­la­res de la opre­sión capi­ta­lis­ta con­tra los negros: la ins­ti­tu­ción del lin­cha­mien­to. A tra­vés de la lucha en este sen­ti­do, el Par­ti­do pudo lle­var su pro­gra­ma a las masas más amplias de tra­ba­ja­do­res blan­cos y negros, crean­do entre ellos la mayor sim­pa­tía y con­fian­za. Scot­ts­bo­ro, como la pri­me­ra gran bata­lla rea­li­za­da por el Par­ti­do en el fren­te por la libe­ra­ción nacio­nal negra, ha hecho mucho para rom­per las barre­ras tra­di­cio­na­les del cho­vi­nis­mo nacio­nal y la des­con­fian­za al sepa­rar a los tra­ba­ja­do­res blan­cos y negros. Esta lucha, que se com­bi­nó con una expo­si­ción polí­ti­ca real del papel trai­cio­ne­ro de la bur­gue­sía negra refor­mis­ta de NAACP, ace­le­ró el pro­ce­so de dife­ren­cia­ción de cla­se entre los negros: la sepa­ra­ción de los intere­ses del pro­le­ta­ria­do negro y las masas semi­pro­le­ta­rias de los intere­ses gene­ra­les de la «soli­da­ri­dad racial». «, Según lo pro­pa­ga­do por los nacio­na­lis­tas de la bur­gue­sía negra. Los tra­ba­ja­do­res negros comen­za­ron a enten­der las divi­sio­nes de cla­se. Comen­za­ron a des­cu­brir quié­nes eran sus ami­gos y enemi­gos. ace­le­ró el pro­ce­so de dife­ren­cia­ción de cla­ses entre los negros: la sepa­ra­ción de los intere­ses del pro­le­ta­ria­do negro y las masas semi­pro­le­ta­rias de los intere­ses gene­ra­les de la «soli­da­ri­dad racial», tal como lo pro­pa­ga­ron los nacio­na­lis­tas de la bur­gue­sía negra. Los tra­ba­ja­do­res negros comen­za­ron a enten­der las divi­sio­nes de cla­se. Comen­za­ron a des­cu­brir quié­nes eran sus ami­gos y enemi­gos. ace­le­ró el pro­ce­so de dife­ren­cia­ción de cla­ses entre los negros: la sepa­ra­ción de los intere­ses del pro­le­ta­ria­do negro y las masas semi­pro­le­ta­rias de los intere­ses gene­ra­les de la «soli­da­ri­dad racial», tal como lo pro­pa­ga­ron los nacio­na­lis­tas de la bur­gue­sía negra. Los tra­ba­ja­do­res negros comen­za­ron a enten­der las divi­sio­nes de cla­se. Comen­za­ron a des­cu­brir quié­nes eran sus ami­gos y enemi­gos.

Solo a tra­vés de la apli­ca­ción vigo­ro­sa de nues­tro pro­gra­ma leni­nis­ta correc­to sobre el tema negro pue­de el par­ti­do con­du­cir y lide­rar una lucha como la cam­pa­ña de Scot­ts­bo­ro. Esta cam­pa­ña plan­teó el repen­tino movi­mien­to de par­ti­ci­pa­ción masi­va de los tra­ba­ja­do­res negros en una esca­la sin pre­ce­den­tes en las luchas gene­ra­les de la cla­se tra­ba­ja­do­ra en todo el país. La huel­ga masi­va de mine­ros de car­bón en Pennsyl­va­nia, Ohio y Vir­gi­nia occi­den­tal que esta­lló en 1931, duran­te la pri­me­ra par­te de la cam­pa­ña de Scot­ts­bo­ro, fue tes­ti­go de una gran par­ti­ci­pa­ción de tra­ba­ja­do­res negros, mayor que cual­quier otra movi­li­za­ción lide­ra­da por sin­di­ca­tos revo­lu­cio­na­rios. Nume­ro­sas masas de tra­ba­ja­do­res negros se invo­lu­cra­ron en el movi­mien­to de des­em­plea­dos, mos­tran­do una mili­tan­cia incom­pa­ra­ble en las accio­nes de los des­em­plea­dos.

A medi­da que las masas negras comen­za­ban a par­ti­ci­par cada vez más en las luchas de cla­ses en el Nor­te, ocu­rrió un even­to de gran impor­tan­cia his­tó­ri­ca en el Cin­tu­rón Negro: la orga­ni­za­ción de los sin­di­ca­tos de agri­cul­to­res y la heroi­ca resis­ten­cia de los agri­cul­to­res a los ata­ques de terra­te­nien­tes y mato­nes en Camp Hill Ala­ba­ma. En esta lucha, la leva­du­ra revo­lu­cio­na­ria de los agri­cul­to­res negros pobres reci­bió su pri­me­ra expre­sión, dan­do como resul­ta­do el esta­ble­ci­mien­to de la pri­me­ra orga­ni­za­ción genui­na­men­te revo­lu­cio­na­ria entre los agri­cul­to­res negros pobres: el mili­tan­te Sin­di­ca­to de Agri­cul­to­res. El movi­mien­to agra­rio de las masas negras con­ti­nuó y se desa­rro­lló en la lucha en Talla­poo­sa en la que los agri­cul­to­res ofre­cie­ron resis­ten­cia arma­da al asal­to lega­li­za­do de los terra­te­nien­tes y comer­cian­tes.

Toda esta serie de luchas de cla­ses y libe­ra­ción nacio­nal se pro­fun­di­zó y poli­ti­zó duran­te la cam­pa­ña pre­si­den­cial de los comu­nis­tas de 1932. En esa cam­pa­ña, el Par­ti­do pudo exten­der su pro­gra­ma aún más entre las masas y reunir a un núme­ro con­si­de­ra­ble de negros con sus con­sig­nas polí­ti­cas.

Por lo tan­to, la apli­ca­ción de un pro­gra­ma bol­che­vi­que en con­di­cio­nes de agra­va­mien­to de la cri­sis y una radi­ca­li­za­ción cre­cien­te de los negros resul­tó en la exten­sión de la influen­cia polí­ti­ca del Par­ti­do entre las gran­des masas de negros y en el cre­ci­mien­to de la mili­tan­cia del Par­ti­do entre ellos. De impor­tan­cia cen­tral en este perío­do es el esta­ble­ci­mien­to del Par­ti­do en el Sur y en el Cin­tu­rón Negro.

Estas luchas con­du­je­ron a una ele­va­ción de la con­cien­cia de cla­se de la cla­se obre­ra negra y su sur­gi­mien­to en la are­na polí­ti­ca como una fuer­za de cla­se inde­pen­dien­te en el movi­mien­to de libe­ra­ción negro. En el cur­so de estas luchas, la cla­se obre­ra negra se está libe­ran­do rápi­da­men­te de las influen­cias refor­mis­tas trai­cio­ne­ras. Por lo tan­to, la carac­te­rís­ti­ca de la eta­pa actual de desa­rro­llo del movi­mien­to negro es la madu­ra­ción de esta fuer­za impul­so­ra más impor­tan­te para la libe­ra­ción negra: la cla­se obre­ra indus­trial negra. Los tra­ba­ja­do­res negros, en su estre­cha uni­dad orgá­ni­ca con la cla­se obre­ra blan­ca y bajo el lide­raz­go del Par­ti­do Comu­nis­ta, son la úni­ca fuer­za capaz de invo­lu­crar a las masas tra­ba­ja­do­ras de negros en una lucha vic­to­rio­sa con­tra el capi­ta­lis­mo.

El énfa­sis en el desa­rro­llo de las luchas eco­nó­mi­cas entre los tra­ba­ja­do­res negros no sig­ni­fi­ca cesar, sino, por el con­tra­rio, aumen­tar en todos los sen­ti­dos la lucha por temas gene­ra­les de libe­ra­ción negra, como la lucha en Scot­ts­bo­ro y la lucha con­tra el lin­cha­mien­to. Es nece­sa­rio ampliar y pro­fun­di­zar estas luchas, avan­zar nues­tro pro­gra­ma inte­gral de igual­dad social y el dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción y cons­truir el fren­te de uni­dad más amplio en estos temas. Sin embar­go, nues­tra tarea prin­ci­pal es lle­var esta lucha a las tien­das y fábri­cas y al cam­po, conec­tán­do­la con las deman­das más inme­dia­tas de los tra­ba­ja­do­res negros, hacien­do de las fábri­cas la base prin­ci­pal en la lucha por la libe­ra­ción negra y nues­tros sin­di­ca­tos la palan­ca prin­ci­pal para orga­ni­za­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra negra.

Al mis­mo tiem­po, esto debe ir de la mano con la lucha intran­si­gen­te con­tra todas las for­mas de prác­ti­cas cho­vi­nis­tas y la legis­la­ción Jim Crow y la lucha pacien­te, sis­te­má­ti­ca pero per­sis­ten­te con­tra la ideo­lo­gía y las influen­cias de la peque­ña bur­gue­sía nacio­na­lis­ta entre los tra­ba­ja­do­res negros. Solo sobre estas bases el Par­ti­do podrá lide­rar la explo­sión de las masas negras en rápi­do cre­ci­mien­to y trans­for­mar este movi­mien­to en un pode­ro­so movi­mien­to del pro­le­ta­ria­do revo­lu­cio­na­rio debi­li­tan­do y des­tru­yen­do el domi­nio del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se.

Harry Hay­wood

Sep­tiem­bre de 1933

Fuen­te: https://​lao​traan​da​lu​cia​.org/​?​o​p​i​n​i​o​n​=​h​a​r​r​y​-​h​a​y​w​o​o​d​-​y​-​l​a​-​l​u​c​h​a​-​p​o​r​-​e​l​-​p​o​s​i​c​i​o​n​a​m​i​e​n​t​o​-​l​e​n​i​n​i​s​t​a​-​s​o​b​r​e​-​l​a​-​c​u​e​s​t​i​o​n​-​n​e​g​r​a​-​e​n​-​l​o​s​-​e​euu

  1. Sobre la lucha revo­lu­cio­na­ria y su cone­xión con el tema de la opre­sión y la lucha nece­sa­ria con­tra ella, Cem Flo­res res­ca­tó hace meses una inter­ven­ción de Huey New­ton, líder de las Pan­te­ras Negras: http://​cem​flo​res​.org/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​2​019 /​19/​19 /​dis­cur­so-sobre-gay-y-libe­ra­ción-feme­ni­na-por-huey-new­ton /​
  2. Fuen­tes: https://​www​.mar​xists​.org/​g​l​o​s​s​a​r​y​/​p​e​o​p​l​e​/​h​/​a​.​h​t​m​#​h​a​y​w​o​o​d​-​h​a​rry, https://​quod​.lib​.umich​.edu/​b​/​b​h​l​e​a​d​/​u​m​i​c​h​-​b​h​l​-​8​5​1​384 ? rgn = main; view = text; q1 = harry + hay­woodhttps://​en​.wiki​pe​dia​.org/​w​i​k​i​/​H​a​r​r​y​_​H​a​y​w​ood
  3. Leyes racis­tas que lega­li­za­ron y legi­ti­ma­ron el apart­heid esta­dou­ni­den­se.
  4. Acu­sa­ción de vio­la­ción y jui­cio racis­ta con­tra 9 ado­les­cen­tes negros que fue­ron mayor­men­te con­de­na­dos a muer­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: