Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dos

Des­kar­gak /​Des­car­gas (423 aldiz/​veces)

Archi­voAcción
[PDF] [A4] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[PDF] [A5] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[PDF] [Let­ter] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[EPUB] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 
[mobi] Harry Hay­wood y el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dosDes­car­gar 

El colec­ti­vo Cem Flo­res aca­ba de publi­car este tex­to del líder comu­nis­ta afro­ame­ri­cano Harry Hay­wood, La lucha por la posi­ción leni­nis­ta sobre el tema negro en Esta­dos Uni­dos que tra­du­ci­mos al cas­te­llano. El tex­to fue escri­to ori­gi­nal­men­te en la revis­ta esta­dou­ni­den­se El Comu­nis­ta y hace impor­tan­tes con­tri­bu­cio­nes para com­pren­der cuál debe­ría ser la posi­ción comu­nis­ta sobre el tema racial, espe­cí­fi­ca­men­te sobre la lucha de los negros1.

¿Quién fue Harry Hay­wood?2

Harry Hay­wood nació en Nebras­ka, Esta­dos Uni­dos, en 1898. Negro y con padres escla­vi­za­dos antes de con­ver­tir­se en tra­ba­ja­do­res, expe­ri­men­tó des­de tem­pra­na edad la opre­sión del régi­men racis­ta esta­dou­ni­den­se, así como la orga­ni­za­ción y la lucha negra con­tra él. A los 25 años se unió a la Juven­tud Comu­nis­ta y lue­go al Par­ti­do Comu­nis­ta de Esta­dos Uni­dos. Rápi­da­men­te se con­vir­tió en un impor­tan­te líder y teó­ri­co comu­nis­ta, unién­do­se al Comi­té Cen­tral a la edad de 29 años. Pro­fun­da­men­te impac­ta­do por el tra­ba­jo de Lenin y la lucha revo­lu­cio­na­ria rusa, estu­dió en la URSS, así como en gran­des líde­res de varios pue­blos.

En la déca­da de 1930, Hay­wood ya era un pro­mi­nen­te comu­nis­ta en el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio inter­na­cio­nal. Ade­más de con­ti­nuar mili­tan­do como líder de la lucha comu­nis­ta y negra en los Esta­dos Uni­dos, reali­zó impor­tan­tes con­tri­bu­cio­nes polí­ti­cas y teó­ri­cas sobre el tema negro y la libe­ra­ción de los pue­blos afri­ca­nos. Tam­bién tra­ba­jó mili­tar­men­te en la lucha con­tra el fas­cis­mo, for­man­do par­te de las Bri­ga­das Inter­na­cio­na­les en la Gue­rra Civil.

En la déca­da de 1950, enfren­tan­do el giro a la dere­cha en la URSS, con su polí­ti­ca refor­mis­ta de «coexis­ten­cia pací­fi­ca» con el capi­ta­lis­mo, que tam­bién sig­ni­fi­có una regre­sión de las tesis sobre el tema racial en el movi­mien­to comu­nis­ta, Hay­wood se inte­gró a la reor­ga­ni­za­ción de los comu­nis­tas bajo el influen­cia de la revo­lu­ción chi­na.

Ase­si­na­do en enero de 1985, hace 35 años, la mili­tan­cia y el tra­ba­jo de Hay­wood influ­ye­ron pro­fun­da­men­te en los levan­ta­mien­tos negros en los años sesen­ta y seten­ta en los Esta­dos Uni­dos y lo con­vir­tie­ron en uno de los prin­ci­pa­les teó­ri­cos mar­xis­tas del tema racial.

El movi­mien­to comu­nis­ta y la lucha negra: la rele­van­cia y actua­li­dad de Harry Hay­wood

Hay­wood fue un impor­tan­te teó­ri­co comu­nis­ta que ayu­dó a for­mu­lar una posi­ción mar­xis­ta sobre el tema racial, más espe­cí­fi­ca­men­te sobre la con­di­ción y la lucha de los negros. Su tra­ba­jo se encua­dra­ba en las Tesis del VI Con­gre­so de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta, de 1928, cita­das des­de el comien­zo del tex­to de Hay­wood como base del pro­gra­ma comu­nis­ta para la cues­tión negra en ese momen­to. Una de las posi­cio­nes defen­di­das por el movi­mien­to comu­nis­ta en ese momen­to era la siguien­te:

La lucha con­tra la gue­rra impe­ria­lis­ta, la lucha por la defen­sa de la revo­lu­ción chi­na y la URSS, exi­gen que la cla­se obre­ra acen­túe su inter­na­cio­na­lis­mo de com­ba­te. […] El apo­yo del movi­mien­to colo­nial, espe­cial­men­te por par­te de los par­ti­dos comu­nis­tas en los paí­ses impe­ria­lis­tas opre­si­vos, es una de las tareas más impor­tan­tes en la actua­li­dad. La lucha con­tra la inter­ven­ción en Chi­na, con­tra la repre­sión de los movi­mien­tos de libe­ra­ción en todas las colo­nias, el tra­ba­jo en el ejér­ci­to y la mari­na, el apo­yo enér­gi­co para los pue­blos colo­nia­les en alza: estas deben ser las medi­das que se toma­rán en el futu­ro cer­cano. El Con­gre­so orde­na al CE (Comi­té Eje­cu­ti­vo) del CI que pres­te más aten­ción a los movi­mien­tos colo­nia­les, que reor­ga­ni­ce y refuer­ce las sec­cio­nes res­pon­sa­bles de este tra­ba­jo. El Con­gre­so tam­bién sub­ra­ya, en par­ti­cu­lar, La nece­si­dad de orga­ni­zar por todos los medios el movi­mien­to negro en los Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca y en otros paí­ses (en par­ti­cu­lar en Sudá­fri­ca). En con­se­cuen­cia, el Con­gre­so exi­ge que se libre una lucha deci­si­va e impla­ca­ble con­tra todas las mani­fes­ta­cio­nes del «cho­vi­nis­mo blan­co».

El VI Con­gre­so de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta refor­zó la nece­si­dad y la jus­ti­cia de la lucha de los pue­blos y razas opri­mi­dos, ya sea que vivie­ran bajo la opre­sión colo­nial o aque­llos que vivían bajo regí­me­nes de apartheid, y la nece­si­dad de par­ti­ci­pa­ción acti­va de comu­nis­tas en tal lucha. Así como pidió una lucha «deci­si­va e impla­ca­ble» con­tra cual­quier mani­fes­ta­ción de racis­mo en sus filas.

Hay­wood defen­dió la apli­ca­ción con­cre­ta de esta línea en los Esta­dos Uni­dos a tra­vés de la defen­sa de un movi­mien­to de libe­ra­ción negro. Com­pren­dió que la opre­sión racis­ta y la explo­ta­ción del tra­ba­jo negro con ras­tros de escla­vi­tud for­ma­ron un sis­te­ma eco­nó­mi­co y polí­ti­ca­men­te útil para el capi­ta­lis­mo yan­qui.

Esta uni­fi­ca­ción y arti­cu­la­ción entre las luchas con­tra el capi­tal y sus desa­rro­llos espe­cí­fi­cos con res­pec­to a la opre­sión de otros pue­blos y razas, siem­pre ha sido y sigue sien­do un desa­fío polí­ti­co impor­tan­te en la lucha comu­nis­ta revo­lu­cio­na­ria . Hay­wood recuer­da la posi­ción de Marx sobre el racis­mo de los tra­ba­ja­do­res ingle­ses hacia los irlan­de­ses. Sobre esta acti­tud, dijo Marx,

Es muy simi­lar a la de los ‘blan­cos pobres’ en rela­ción con los negros en los anti­guos esta­dos escla­vis­tas de los Esta­dos Uni­dos. Este anta­go­nis­mo se man­tie­ne vivo arti­fi­cial­men­te, y se inten­si­fi­ca por la pren­sa, el púl­pi­to, los perió­di­cos cómi­cos, en resu­men a dis­po­si­ción de las cla­ses domi­nan­tes. Este es el secre­to de la impo­ten­cia de la cla­se tra­ba­ja­do­ra […] Es el secre­to por el cual la cla­se capi­ta­lis­ta man­tie­ne su poder. Y esa cla­se es ple­na­men­te cons­cien­te de eso.

Fran­cis­co Víl­chez

8 de febre­ro de 2020

* * *

La lucha por el posi­cio­na­mien­to leni­nis­ta sobre la cues­tión negra en Esta­dos Uni­dos

El pro­gra­ma actual de nues­tro par­ti­do sobre el tema negro se for­mu­ló por pri­me­ra vez en el Sex­to Con­gre­so de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta en 1928. Tam­bién se basa en las con­si­de­ra­cio­nes más exhaus­ti­vas de todas las pecu­lia­ri­da­des, el desa­rro­llo his­tó­ri­co, eco­nó­mi­co, cul­tu­ral y las con­di­cio­nes de vida de los negros en los Esta­dos Uni­dos. Como en la expe­rien­cia del Par­ti­do en su tra­ba­jo con los negros, ese Con­gre­so defi­ni­ti­va­men­te esta­ble­ció el pro­ble­ma de los negros como el de una nación opri­mi­da en la que exis­tían todos los requi­si­tos para un movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio nacio­nal con­tra el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se.

Esta reso­lu­ción fue una apli­ca­ción con­cre­ta del con­cep­to mar­xis­ta-leni­nis­ta de la cues­tión nacio­nal a las con­di­cio­nes de los negros y se con­ci­bió a par­tir de las siguien­tes pre­mi­sas: pri­me­ro, la con­cen­tra­ción de gran­des masas de negros en las regio­nes agrí­co­las del lla­ma­do Cin­tu­rón Negro, don­de cons­ti­tu­yen la mayo­ría de la pobla­ción; en segun­do lugar, la exis­ten­cia de un pode­ro­so lega­do del anti­guo sis­te­ma de escla­vos en la explo­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res negros: el sis­te­ma de plan­ta­ción exten­si­va basa­do en la sec­ción, la super­vi­sión magis­tral de los cul­ti­vos, la escla­vi­tud de la deu­da, etc. Ter­ce­ro, el desa­rro­llo, sobre la base de estas remi­nis­cen­cias de escla­vi­tud, de una super­es­truc­tu­ra polí­ti­ca de des­igual­dad expre­sa­da en todas las for­mas de prohi­bi­cio­nes socia­les y segre­ga­ción; nega­ción de dere­chos civi­les, dere­cho de fran­qui­cia, ejer­ci­cio de car­gos públi­cos, esca­ños en los tri­bu­na­les de jura­do, así como en las leyes y cos­tum­bres del Sur. Este cruel sis­te­ma está res­pal­da­do por todas las for­mas de vio­len­cia arbi­tra­ria, sien­do la más cruel la pecu­liar ins­ti­tu­ción esta­dou­ni­den­se lin­cha­mien­to

Todo este cruel sis­te­ma de opre­sión, aun­que las masas negras del Sur lo sien­ten con mayor agu­de­za, tam­bién afec­ta su esta­tus social en el res­to del país. Los pobres agri­cul­to­res y tra­ba­ja­do­res agrí­co­las negros que huyen de la pobre­za y el ham­bre en las plan­ta­cio­nes del sur hacia los cen­tros indus­tria­les del nor­te, no obtie­nen la liber­tad de esta mane­ra. Por el con­tra­rio, su lega­do tam­bién inclu­ye el lega­do de la escla­vi­tud en las plan­ta­cio­nes, lo que resul­ta en sala­rios más bajos, peo­res con­di­cio­nes de vida, dis­cri­mi­na­ción en la vida social, inclu­so en el Nor­te «libe­ral». Así, la revo­lu­ción agra­ria, es decir, la lucha de los negros pobres y ham­brien­tos de la zona de lati­fun­dios y de los cam­pe­si­nos pobres del Cin­tu­rón Negro y del Sur por la tie­rra, por la des­truc­ción de todos los ves­ti­gios de los lazos de escla­vos, esto, jun­to con la lucha gene­ral por dere­chos demo­crá­ti­cos de los negros en todo el país.

La escla­vi­tud de las masas negras en los Esta­dos Uni­dos es un impor­tan­te apo­yo del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se. El impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se está fun­da­men­tal­men­te intere­sa­do en pre­ser­var los res­tos de la escla­vi­tud en la agri­cul­tu­ra del sur y en la opre­sión nacio­nal del pue­blo negro como con­di­ción para extraer super ganan­cias. Esta es la fuer­za que sos­tie­ne a las cla­ses domi­nan­tes blan­cas del Sur (capi­ta­lis­tas y terra­te­nien­tes) en el saqueo direc­to y vio­len­to de las masas negras en el Cin­tu­rón Negro. Por lo tan­to, las luchas por la libe­ra­ción de las masas negras se diri­gen con­tra los fun­da­men­tos mis­mos de la estruc­tu­ra social capi­ta­lis­ta impe­ria­lis­ta en los Esta­dos Uni­dos.

En la era actual del impe­ria­lis­mo y la revo­lu­ción pro­le­ta­ria, la cues­tión negra en los Esta­dos Uni­dos debe con­si­de­rar­se como par­te del pro­ble­ma nacio­nal del colo­nia­lis­mo o, en otras pala­bras, como par­te del pro­ble­ma mun­dial más amplio de la liber­tad de los pue­blos opri­mi­dos y depen­dien­tes bajo los gri­lle­tes. del impe­ria­lis­mo…

Las masas negras, que algu­na vez fue­ron alia­das de la bur­gue­sía del nor­te (duran­te la Gue­rra Civil y la Recons­truc­ción), aho­ra se han con­ver­ti­do en alia­das del pro­le­ta­ria­do. En su lucha por la libe­ra­ción nacio­nal, estas masas cons­ti­tu­yen una par­te impor­tan­te del ejér­ci­to del pro­le­ta­ria­do revo­lu­cio­na­rio en su lucha por derro­car al capi­ta­lis­mo esta­dou­ni­den­se. Por lo tan­to, la vic­to­ria de la revo­lu­ción pro­le­ta­ria en los Esta­dos Uni­dos y la lucha de las masas negras por la libe­ra­ción nacio­nal exi­gen la con­su­ma­ción de un fren­te de lucha uni­fi­ca­do de los tra­ba­ja­do­res blan­cos y los negros con­tra su enemi­go común, el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se. Tal fren­te uni­fi­ca­do solo será efec­ti­vo sobre la base del apo­yo direc­to y efec­ti­vo de la cla­se tra­ba­ja­do­ra blan­ca (como la cla­se obre­ra de la nación opre­so­ra) a los esfuer­zos de las masas negras para libe­rar­se del yugo impe­ria­lis­ta. En este sen­ti­do, es impor­tan­te tener en cuen­ta el dicho de Karl Marx a la cla­se obre­ra ingle­sa sobre la cues­tión irlan­de­sa: «un pue­blo que opri­me a otro no pue­de ser libre» … Los pri­me­ros logros reales de nues­tro Par­ti­do en el lide­raz­go de las masas negras datan des­de el prin­ci­pio apli­ca­ción de esta línea leni­nis­ta. Un hito en el desa­rro­llo de nues­tro tra­ba­jo negro fue el jui­cio públi­co de August Yoki­nen . En este jui­cio, el caso de dis­cri­mi­na­ción con­tra un miem­bro blan­co del Par­ti­do con­tra los negros fue el moti­vo de una mani­fes­ta­ción polí­ti­ca en la que el pro­gra­ma del Par­ti­do sobre el tema negro y la lucha con­tra el cho­vi­nis­mo blan­co se inter­pre­ta­ron con un efec­to sin pre­ce­den­tes ante las masas más amplias del país El cama­ra­da Brow­der, en su infor­me a los estu­dian­tes esta­dou­ni­den­ses, al esti­mar la impor­tan­cia polí­ti­ca de este jui­cio, decla­ró «que fue un desa­fío públi­co que sacó a la luz de mane­ra dra­má­ti­ca los prin­ci­pios bási­cos de las rela­cio­nes socia­les en los Esta­dos Uni­dos: la ins­ti­tu­ción esta­dou­ni­den­se de las leyes de Jim Crow3… La expul­sión de Yoki­nen, al expre­sar nues­tra decla­ra­ción de gue­rra con­tra el cho­vi­nis­mo blan­co, expre­só una enor­me influen­cia para que las masas de negros se nos acer­quen«.

En este jui­cio, el Par­ti­do logró un avan­ce impor­tan­te en la edu­ca­ción de sus mili­tan­tes y las masas cer­ca­nas al Par­ti­do sobre nues­tro pro­gra­ma sobre el tema negro. Esto fue ejem­pli­fi­ca­do en par­ti­cu­lar por el pro­pio cama­ra­da Yoni­ken, quien, des­pués de seis meses, regre­só al par­ti­do como uno de los lucha­do­res más fir­mes para el pro­gra­ma de libe­ra­ción negra, y quien, como resul­ta­do de su posi­ción valien­te y mili­tan­te sobre el asun­to, fue depor­ta­do por el gobierno. El jui­cio de Yoki­nen sir­vió para pre­pa­rar ideo­ló­gi­ca­men­te al Par­ti­do para su com­pro­mi­so real con la lucha por los dere­chos de los negros.

El jui­cio de Yoki­nen fue suce­di­do inme­dia­ta­men­te por la orga­ni­za­ción de un movi­mien­to de masas para sal­var la vida de los mucha­chos de Scot­ts­bo­ro4. Basa­do en la pre­pa­ra­ción polí­ti­ca del jui­cio de Yoki­nen, el Par­ti­do pudo apro­ve­char de mane­ra efec­ti­va el tema de la tram­pa arma­da para que estos niños desa­rro­llen una tre­men­da cam­pa­ña de acción de masas para expo­ner todo el sis­te­ma nacio­nal de opre­sión a los negros. La cam­pa­ña de Scot­ts­bo­ro mar­có la pri­me­ra movi­li­za­ción real del alcan­ce nacio­nal masi­vo del Par­ti­do en la lucha con­cre­ta con­tra una de las pie­dras angu­la­res de la opre­sión capi­ta­lis­ta con­tra los negros: la ins­ti­tu­ción del lin­cha­mien­to. A tra­vés de la lucha en este sen­ti­do, el Par­ti­do pudo lle­var su pro­gra­ma a las masas más amplias de tra­ba­ja­do­res blan­cos y negros, crean­do entre ellos la mayor sim­pa­tía y con­fian­za. Scot­ts­bo­ro, como la pri­me­ra gran bata­lla rea­li­za­da por el Par­ti­do en el fren­te por la libe­ra­ción nacio­nal negra, ha hecho mucho para rom­per las barre­ras tra­di­cio­na­les del cho­vi­nis­mo nacio­nal y la des­con­fian­za al sepa­rar a los tra­ba­ja­do­res blan­cos y negros. Esta lucha, que se com­bi­nó con una expo­si­ción polí­ti­ca real del papel trai­cio­ne­ro de la bur­gue­sía negra refor­mis­ta de NAACP, ace­le­ró el pro­ce­so de dife­ren­cia­ción de cla­se entre los negros: la sepa­ra­ción de los intere­ses del pro­le­ta­ria­do negro y las masas semi­pro­le­ta­rias de los intere­ses gene­ra­les de la «soli­da­ri­dad racial». «, Según lo pro­pa­ga­do por los nacio­na­lis­tas de la bur­gue­sía negra. Los tra­ba­ja­do­res negros comen­za­ron a enten­der las divi­sio­nes de cla­se. Comen­za­ron a des­cu­brir quié­nes eran sus ami­gos y enemi­gos. ace­le­ró el pro­ce­so de dife­ren­cia­ción de cla­ses entre los negros: la sepa­ra­ción de los intere­ses del pro­le­ta­ria­do negro y las masas semi­pro­le­ta­rias de los intere­ses gene­ra­les de la «soli­da­ri­dad racial», tal como lo pro­pa­ga­ron los nacio­na­lis­tas de la bur­gue­sía negra. Los tra­ba­ja­do­res negros comen­za­ron a enten­der las divi­sio­nes de cla­se. Comen­za­ron a des­cu­brir quié­nes eran sus ami­gos y enemi­gos. ace­le­ró el pro­ce­so de dife­ren­cia­ción de cla­ses entre los negros: la sepa­ra­ción de los intere­ses del pro­le­ta­ria­do negro y las masas semi­pro­le­ta­rias de los intere­ses gene­ra­les de la «soli­da­ri­dad racial», tal como lo pro­pa­ga­ron los nacio­na­lis­tas de la bur­gue­sía negra. Los tra­ba­ja­do­res negros comen­za­ron a enten­der las divi­sio­nes de cla­se. Comen­za­ron a des­cu­brir quié­nes eran sus ami­gos y enemi­gos.

Solo a tra­vés de la apli­ca­ción vigo­ro­sa de nues­tro pro­gra­ma leni­nis­ta correc­to sobre el tema negro pue­de el par­ti­do con­du­cir y lide­rar una lucha como la cam­pa­ña de Scot­ts­bo­ro. Esta cam­pa­ña plan­teó el repen­tino movi­mien­to de par­ti­ci­pa­ción masi­va de los tra­ba­ja­do­res negros en una esca­la sin pre­ce­den­tes en las luchas gene­ra­les de la cla­se tra­ba­ja­do­ra en todo el país. La huel­ga masi­va de mine­ros de car­bón en Pennsyl­va­nia, Ohio y Vir­gi­nia occi­den­tal que esta­lló en 1931, duran­te la pri­me­ra par­te de la cam­pa­ña de Scot­ts­bo­ro, fue tes­ti­go de una gran par­ti­ci­pa­ción de tra­ba­ja­do­res negros, mayor que cual­quier otra movi­li­za­ción lide­ra­da por sin­di­ca­tos revo­lu­cio­na­rios. Nume­ro­sas masas de tra­ba­ja­do­res negros se invo­lu­cra­ron en el movi­mien­to de des­em­plea­dos, mos­tran­do una mili­tan­cia incom­pa­ra­ble en las accio­nes de los des­em­plea­dos.

A medi­da que las masas negras comen­za­ban a par­ti­ci­par cada vez más en las luchas de cla­ses en el Nor­te, ocu­rrió un even­to de gran impor­tan­cia his­tó­ri­ca en el Cin­tu­rón Negro: la orga­ni­za­ción de los sin­di­ca­tos de agri­cul­to­res y la heroi­ca resis­ten­cia de los agri­cul­to­res a los ata­ques de terra­te­nien­tes y mato­nes en Camp Hill Ala­ba­ma. En esta lucha, la leva­du­ra revo­lu­cio­na­ria de los agri­cul­to­res negros pobres reci­bió su pri­me­ra expre­sión, dan­do como resul­ta­do el esta­ble­ci­mien­to de la pri­me­ra orga­ni­za­ción genui­na­men­te revo­lu­cio­na­ria entre los agri­cul­to­res negros pobres: el mili­tan­te Sin­di­ca­to de Agri­cul­to­res. El movi­mien­to agra­rio de las masas negras con­ti­nuó y se desa­rro­lló en la lucha en Talla­poo­sa en la que los agri­cul­to­res ofre­cie­ron resis­ten­cia arma­da al asal­to lega­li­za­do de los terra­te­nien­tes y comer­cian­tes.

Toda esta serie de luchas de cla­ses y libe­ra­ción nacio­nal se pro­fun­di­zó y poli­ti­zó duran­te la cam­pa­ña pre­si­den­cial de los comu­nis­tas de 1932. En esa cam­pa­ña, el Par­ti­do pudo exten­der su pro­gra­ma aún más entre las masas y reu­nir a un núme­ro con­si­de­ra­ble de negros con sus con­sig­nas polí­ti­cas.

Por lo tan­to, la apli­ca­ción de un pro­gra­ma bol­che­vi­que en con­di­cio­nes de agra­va­mien­to de la cri­sis y una radi­ca­li­za­ción cre­cien­te de los negros resul­tó en la exten­sión de la influen­cia polí­ti­ca del Par­ti­do entre las gran­des masas de negros y en el cre­ci­mien­to de la mili­tan­cia del Par­ti­do entre ellos. De impor­tan­cia cen­tral en este perío­do es el esta­ble­ci­mien­to del Par­ti­do en el Sur y en el Cin­tu­rón Negro.

Estas luchas con­du­je­ron a una ele­va­ción de la con­cien­cia de cla­se de la cla­se obre­ra negra y su sur­gi­mien­to en la are­na polí­ti­ca como una fuer­za de cla­se inde­pen­dien­te en el movi­mien­to de libe­ra­ción negro. En el cur­so de estas luchas, la cla­se obre­ra negra se está libe­ran­do rápi­da­men­te de las influen­cias refor­mis­tas trai­cio­ne­ras. Por lo tan­to, la carac­te­rís­ti­ca de la eta­pa actual de desa­rro­llo del movi­mien­to negro es la madu­ra­ción de esta fuer­za impul­so­ra más impor­tan­te para la libe­ra­ción negra: la cla­se obre­ra indus­trial negra. Los tra­ba­ja­do­res negros, en su estre­cha uni­dad orgá­ni­ca con la cla­se obre­ra blan­ca y bajo el lide­raz­go del Par­ti­do Comu­nis­ta, son la úni­ca fuer­za capaz de invo­lu­crar a las masas tra­ba­ja­do­ras de negros en una lucha vic­to­rio­sa con­tra el capi­ta­lis­mo.

El énfa­sis en el desa­rro­llo de las luchas eco­nó­mi­cas entre los tra­ba­ja­do­res negros no sig­ni­fi­ca cesar, sino, por el con­tra­rio, aumen­tar en todos los sen­ti­dos la lucha por temas gene­ra­les de libe­ra­ción negra, como la lucha en Scot­ts­bo­ro y la lucha con­tra el lin­cha­mien­to. Es nece­sa­rio ampliar y pro­fun­di­zar estas luchas, avan­zar nues­tro pro­gra­ma inte­gral de igual­dad social y el dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción y cons­truir el fren­te de uni­dad más amplio en estos temas. Sin embar­go, nues­tra tarea prin­ci­pal es lle­var esta lucha a las tien­das y fábri­cas y al cam­po, conec­tán­do­la con las deman­das más inme­dia­tas de los tra­ba­ja­do­res negros, hacien­do de las fábri­cas la base prin­ci­pal en la lucha por la libe­ra­ción negra y nues­tros sin­di­ca­tos la palan­ca prin­ci­pal para orga­ni­za­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra negra.

Al mis­mo tiem­po, esto debe ir de la mano con la lucha intran­si­gen­te con­tra todas las for­mas de prác­ti­cas cho­vi­nis­tas y la legis­la­ción Jim Crow y la lucha pacien­te, sis­te­má­ti­ca pero per­sis­ten­te con­tra la ideo­lo­gía y las influen­cias de la peque­ña bur­gue­sía nacio­na­lis­ta entre los tra­ba­ja­do­res negros. Solo sobre estas bases el Par­ti­do podrá lide­rar la explo­sión de las masas negras en rápi­do cre­ci­mien­to y trans­for­mar este movi­mien­to en un pode­ro­so movi­mien­to del pro­le­ta­ria­do revo­lu­cio­na­rio debi­li­tan­do y des­tru­yen­do el domi­nio del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se.

Harry Hay­wood

Sep­tiem­bre de 1933

Fuen­te: https://​lao​traan​da​lu​cia​.org/​?​o​p​i​n​i​o​n​=​h​a​r​r​y​-​h​a​y​w​o​o​d​-​y​-​l​a​-​l​u​c​h​a​-​p​o​r​-​e​l​-​p​o​s​i​c​i​o​n​a​m​i​e​n​t​o​-​l​e​n​i​n​i​s​t​a​-​s​o​b​r​e​-​l​a​-​c​u​e​s​t​i​o​n​-​n​e​g​r​a​-​e​n​-​l​o​s​-​e​euu

  1. Sobre la lucha revo­lu­cio­na­ria y su cone­xión con el tema de la opre­sión y la lucha nece­sa­ria con­tra ella, Cem Flo­res res­ca­tó hace meses una inter­ven­ción de Huey New­ton, líder de las Pan­te­ras Negras: http://​cem​flo​res​.org/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​2​019 /​19/​19 /​dis­cur­so-sobre-gay-y-libe­ra­ción-feme­ni­na-por-huey-new­ton /​
  2. Fuen­tes: https://​www​.mar​xists​.org/​g​l​o​s​s​a​r​y​/​p​e​o​p​l​e​/​h​/​a​.​h​t​m​#​h​a​y​w​o​o​d​-​h​a​rry, https://​quod​.lib​.umich​.edu/​b​/​b​h​l​e​a​d​/​u​m​i​c​h​-​b​h​l​-​8​5​1​384 ? rgn = main; view = text; q1 = harry + hay­woodhttps://​en​.wiki​pe​dia​.org/​w​i​k​i​/​H​a​r​r​y​_​H​a​y​w​ood
  3. Leyes racis­tas que lega­li­za­ron y legi­ti­ma­ron el apartheid esta­dou­ni­den­se.
  4. Acu­sa­ción de vio­la­ción y jui­cio racis­ta con­tra 9 ado­les­cen­tes negros que fue­ron mayor­men­te con­de­na­dos a muer­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *