Parece mentira

A casi diez años del aban­dono de las posi­cio­nes de libe­ra­ción nacio­nal y social para Eus­kal Herria por par­te del com­ple­jo Sor­tu (habla­mos de estruc­tu­ras y no de per­so­nas) segui­mos asom­brán­do­nos.

En un mitin dan por bueno reivin­di­car la repú­bli­ca vas­ca y al mis­mo tiem­po acep­tar la par­ti­ción de Eus­kal Herria y teo­ri­zar sobre tres pro­ce­sos polí­ti­cos en tres terri­to­rios de Eus­kal Herria que con­flui­rían en quien sabe qué. Y todo esto dan­do por hecho que se va a hacer por las bue­nas y que los Esta­dos fran­cés y espa­ñol lo van a acep­tar. Impre­sio­nan­te.

Ya ni siquie­ra men­cio­nan a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal como aval de que el paso a la inte­gra­ción en el sis­te­ma del ocu­pan­te era lo mas racio­nal, jus­to y pro­me­te­dor. En reali­dad, lo úni­co que ha hecho el equi­po inter­na­cio­nal espe­cia­li­za­do en des­mon­tar movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios de libe­ra­ción nacio­nal, a lo lar­go y ancho del mun­do, es ayu­dar a ter­mi­nar con el MLNV para glo­ria de la bur­gue­sía (vas­ca y espa­ño­la), el capi­tal y el impe­ria­lis­mo.

Un día loan a las fuer­zas repre­si­vas espa­ño­las a cuen­ta de un acción yija­dis­ta indis­cri­mi­na­da en Bar­ce­lo­na, como con­si­de­ran al Esta­do espa­ñol en cla­ve demo­crá­ti­ca. Y, al de pocos meses, dicen que la Cons­ti­tu­ción es una cár­cel de pue­blos. El tufo de las elec­cio­nes es pal­pa­ble. Es como el PNV en Sal­bu­rua, ese día inde­pen­den­cia, y al cabo de dos minu­tos, cipa­yos de los ocu­pan­tes y del orden capi­ta­lis­ta.

A bote pron­to diría­mos que no se pue­de arti­cu­lar una diná­mi­ca de libe­ra­ción nacio­nal y social (lo deci­mos por enési­ma vez) inten­tan­do con­ten­tar a las bases inde­pen­den­tis­tas, al capi­tal y al sur­sun­cor­da. Todo a la vez. Un impo­si­ble que toda­vía es per­do­na­do e inclu­so atrae a algu­nas con­cien­cias.

Esa diná­mi­ca es pro­pia del PNV. La lle­va prac­ti­can­do toda la vida y sal­vo intere­ses pun­tua­les (cri­sis, por ejem­plo), el sis­te­ma no va a sol­tar cuer­da a apren­di­ces de últi­ma hora, desechan­do los bue­nos ofi­cios de la bur­gue­sía vas­ca.

Y lo que pare­ce men­ti­ra, decía­mos como titu­lo de esta peque­ña refle­xión, es que algu­nos se que­jen a diciem­bre del 2018 que el gobierno no mues­tra dis­po­si­ción a mover nin­gu­na ficha en el tema de los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas. Pare­ce un des­cu­bri­mien­to.

De nue­vo deci­mos que hay enemi­gos chu­los, pata­nes, per­de­do­res de un impe­rio, nacio­na­lis­tas en su 98% (inclui­das la mayo­ría de las izquier­das) que no mos­tra­rán cle­men­cia ante quien no les va a plan­tear nun­ca nin­gún pro­ble­ma serio. Eso es lo que esta ocu­rrien­do entre el com­ple­jo Sor­tu y los Esta­dos que nos ocu­pan.

Y pare­ce men­ti­ra que unos pidan refor­mar la Cons­ti­tu­ción y al mis­mo tiem­po pidan que se apli­que la ley del ocu­pan­te, tan­to en la calle como en las cár­ce­les. Esa mis­ma ley tie­ne en pri­sión a mili­tan­tes vas­cos en con­di­cio­nes extre­mas y uno de ellos pró­xi­mo a cum­plir los 35 años de cár­cel.

Una vez más, cons­ta­tar que des­de den­tro del mons­truo no pode­mos cons­truir un futu­ro libre. Es impo­si­ble. Ape­la­mos a la refle­xión y al deba­te. No tene­mos por qué ser sumi­sos ante quie­nes nos nie­gan a ser libres y due­ños y due­ñas de nues­tro des­tino. Tene­mos dere­cho y obli­ga­ción (por los que lucha­ron, por nosotros/​as y por los y las que lucha­rán) a ser libres y eso solo lo podre­mos desa­rro­llar median­te la lucha.

Jon Iurre­ba­so Atutxa

12 de diciem­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: