Pare­ce men­ti­ra

A casi diez años del aban­dono de las posi­cio­nes de libe­ra­ción nacio­nal y social para Eus­kal Herria por par­te del com­ple­jo Sor­tu (habla­mos de estruc­tu­ras y no de per­so­nas) segui­mos asom­brán­do­nos.

En un mitin dan por bueno rei­vin­di­car la repú­bli­ca vas­ca y al mis­mo tiem­po acep­tar la par­ti­ción de Eus­kal Herria y teo­ri­zar sobre tres pro­ce­sos polí­ti­cos en tres terri­to­rios de Eus­kal Herria que con­flui­rían en quien sabe qué. Y todo esto dan­do por hecho que se va a hacer por las bue­nas y que los Esta­dos fran­cés y espa­ñol lo van a acep­tar. Impre­sio­nan­te.

Ya ni siquie­ra men­cio­nan a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal como aval de que el paso a la inte­gra­ción en el sis­te­ma del ocu­pan­te era lo mas racio­nal, jus­to y pro­me­te­dor. En reali­dad, lo úni­co que ha hecho el equi­po inter­na­cio­nal espe­cia­li­za­do en des­mon­tar movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios de libe­ra­ción nacio­nal, a lo lar­go y ancho del mun­do, es ayu­dar a ter­mi­nar con el MLNV para glo­ria de la bur­gue­sía (vas­ca y espa­ño­la), el capi­tal y el impe­ria­lis­mo.

Un día loan a las fuer­zas repre­si­vas espa­ño­las a cuen­ta de un acción yija­dis­ta indis­cri­mi­na­da en Bar­ce­lo­na, como con­si­de­ran al Esta­do espa­ñol en cla­ve demo­crá­ti­ca. Y, al de pocos meses, dicen que la Cons­ti­tu­ción es una cár­cel de pue­blos. El tufo de las elec­cio­nes es pal­pa­ble. Es como el PNV en Sal­bu­rua, ese día inde­pen­den­cia, y al cabo de dos minu­tos, cipa­yos de los ocu­pan­tes y del orden capi­ta­lis­ta.

A bote pron­to diría­mos que no se pue­de arti­cu­lar una diná­mi­ca de libe­ra­ción nacio­nal y social (lo deci­mos por enési­ma vez) inten­tan­do con­ten­tar a las bases inde­pen­den­tis­tas, al capi­tal y al sur­sun­cor­da. Todo a la vez. Un impo­si­ble que toda­vía es per­do­na­do e inclu­so atrae a algu­nas con­cien­cias.

Esa diná­mi­ca es pro­pia del PNV. La lle­va prac­ti­can­do toda la vida y sal­vo intere­ses pun­tua­les (cri­sis, por ejem­plo), el sis­te­ma no va a sol­tar cuer­da a apren­di­ces de últi­ma hora, dese­chan­do los bue­nos ofi­cios de la bur­gue­sía vas­ca.

Y lo que pare­ce men­ti­ra, decía­mos como titu­lo de esta peque­ña refle­xión, es que algu­nos se que­jen a diciem­bre del 2018 que el gobierno no mues­tra dis­po­si­ción a mover nin­gu­na ficha en el tema de los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas. Pare­ce un des­cu­bri­mien­to.

De nue­vo deci­mos que hay enemi­gos chu­los, pata­nes, per­de­do­res de un impe­rio, nacio­na­lis­tas en su 98% (inclui­das la mayo­ría de las izquier­das) que no mos­tra­rán cle­men­cia ante quien no les va a plan­tear nun­ca nin­gún pro­ble­ma serio. Eso es lo que esta ocu­rrien­do entre el com­ple­jo Sor­tu y los Esta­dos que nos ocu­pan.

Y pare­ce men­ti­ra que unos pidan refor­mar la Cons­ti­tu­ción y al mis­mo tiem­po pidan que se apli­que la ley del ocu­pan­te, tan­to en la calle como en las cár­ce­les. Esa mis­ma ley tie­ne en pri­sión a mili­tan­tes vas­cos en con­di­cio­nes extre­mas y uno de ellos pró­xi­mo a cum­plir los 35 años de cár­cel.

Una vez más, cons­ta­tar que des­de den­tro del mons­truo no pode­mos cons­truir un futu­ro libre. Es impo­si­ble. Ape­la­mos a la refle­xión y al deba­te. No tene­mos por qué ser sumi­sos ante quie­nes nos nie­gan a ser libres y due­ños y due­ñas de nues­tro des­tino. Tene­mos dere­cho y obli­ga­ción (por los que lucha­ron, por nosotros/​as y por los y las que lucha­rán) a ser libres y eso solo lo podre­mos desa­rro­llar median­te la lucha.

Jon Iurre­ba­so Atutxa

12 de diciem­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *