Eco­no­mía mun­dial: se pro­fun­di­zan los pro­ble­mas x Rolan­do Astarita

Mer­ca­do mun­dial: el caso del petróleo

Pero las pre­sio­nes defla­cio­na­rias son glo­ba­les. Y su ori­gen no es solo Chi­na. Es que en el perío­do de auge de los pre­cios del petró­leo y otras mate­rias pri­mas, hubo inver­sio­nes que aho­ra, en un con­tex­to de sobre­pro­duc­ción, no se pue­den capi­ta­li­zar. La indus­tria petro­le­ra es un ejem­plo. Con los pre­cios de petró­leo en apro­xi­ma­da­men­te 100 dóla­res el barril, en EEUU se rea­li­za­ron fuer­tes inver­sio­nes en la pro­duc­ción petro­le­ra y de gas median­te la per­fo­ra­ción hori­zon­tal y la frac­tu­ra­ción hidráulica.

De hecho, este tipo de pro­duc­ción con­cen­tra hoy el 20% de la inver­sión total en la indus­tria. Como resul­ta­do, la pro­duc­ción de petró­leo en EEUU pasó de 5 millo­nes de barri­les dia­rios en 2008 a casi 9,5 millo­nes en la actua­li­dad; la pro­duc­ción de gas aumen­tó más del 40%. Pero con la baja de los pre­cios, la situa­ción se invier­te. Las empre­sas de menor pode­río no se sos­tie­nen; solo entre los últi­mos meses de 2014 y los pri­me­ros de 2015 el núme­ro de pla­ta­for­mas petro­le­ras en EEUU se redu­jo un 50%. Pero las más fuer­tes bajan cos­tos (hay muchos des­pi­dos) y tra­tan de man­te­ner las cuo­tas de mer­ca­do. Lo mis­mo hacen otros gran­des productores.

“Los pre­cios del cru­do se han des­plo­ma­do en los últi­mos ocho meses debi­do a un lus­tro de aumen­to de la pro­duc­ción en Esta­dos Uni­dos y a una débil deman­da inter­na­cio­nal. (…) … la cuo­ta de pro­duc­ción mun­dial que tenía la OPEP (Orga­ni­za­ción de los Paí­ses Expor­ta­do­res de Petró­leo) de más del 50% en 1979, cuan­do el pode­río del gru­po era indis­cu­ti­do, [se redu­jo] a apro­xi­ma­da­men­te 33% en la actua­li­dad. Los pro­pios líde­res de la OPEP reco­no­cen que su poder para fijar pre­cios se ha debi­li­ta­do. La pro­duc­ción mun­dial de cru­do supera la deman­da en apro­xi­ma­da­men­te dos millo­nes de barri­les al día, según la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía, AIE” (The Wall Street Jour­nal of Ame­ri­cas2/​06/​2015).

El mis­mo dia­rio infor­ma el 24 de agos­to: “… el pre­cio del cru­do se ha derrum­ba­do 60% des­de su máxi­mo de 2014 y de repen­te pare­ce que va a per­ma­ne­cer bajo duran­te meses, tal vez años”. La nota hace hin­ca­pié en que a pesar del exce­so de cru­do, los gran­des pro­duc­to­res –Ara­bia Sau­di­ta, EEUU, Rusia- “pare­cen empe­ña­dos en bom­bear la mayor can­ti­dad de petró­leo posi­ble. Lejos de que­brar, las com­pa­ñías petro­le­ras esta­dou­ni­den­ses sor­pren­die­ron a sus riva­les glo­ba­les man­te­nien­do o inclu­so aumen­tan­do su pro­duc­ción a medi­da que los pre­cios en EEUU caye­ron en pica­da de 100 dóla­res a 70 dóla­res el barril a fines del año pasa­do y a 40.45 dóla­res el vier­nes pasa­do. Aún más sor­pren­den­te­men­te, los sau­díes siguie­ron incre­men­tan­do su pro­duc­ción a pesar de la caí­da de los pre­cios, en lo que los ana­lis­tas dicen ha sido un esfuer­zo pre­ven­ti­vo para evi­tar que riva­les como Irak les roben clien­tes en Asia. El resul­ta­do ha sido una suer­te de gue­rras de trin­che­ras en la indus­tria petro­le­ra, don­de todos los pro­duc­to­res tra­tan de ganar cuo­ta de mer­ca­do a cual­quier cos­to”. La nota recuer­da que entre 2008 y 2015 la pro­duc­ción en EEUU subió 75%, superan­do los nue­ve millo­nes de barri­les al día a fines de 2014. Mien­tras tan­to, la deman­da mun­dial de petró­leo comen­zó a caer y los pre­cios a debi­li­tar­se” (TWSJA, 24/​08/​15). Hay que sumar que Irán pla­nea aumen­tar la ofer­ta en un millón de barri­les dia­rios en los pró­xi­mos años.

Otro caso ilus­tra­ti­vo, la minería 

Algo simi­lar ocu­rre con la gran mine­ría. Des­de 2001 la indus­tria mine­ra mun­dial gas­tó más de un billón de dóla­res en nue­vos pro­yec­tos, según Gold­man Sachs (cita­do en TWSJA, 11/​08/​15). De mane­ra que aumen­tó la capa­ci­dad de pro­duc­ción, y la pro­duc­ción. Pero muchas inver­sio­nes hoy no pue­den recu­pe­rar­se. Y las empre­sas, por otro lado, bus­can no per­der par­ti­ci­pa­ción en los mer­ca­dos. Es que el que se reti­ra de la gue­rra com­pe­ti­ti­va verá des­va­lo­ri­za­do por com­ple­to su capi­tal. De ahí la exa­cer­ba­ción de la gue­rra de pre­cios, la sobre­ca­pa­ci­dad y la caí­da de bene­fi­cios. La mine­ra Río Tin­to pasó de una ganan­cia de 4400 millo­nes de dóla­res en el pri­mer semes­tre de 2014 a 800 millo­nes en el mis­mo perío­do de 2015. Vale pasó de una ganan­cia de 4000 millo­nes de dóla­res a un rojo de 1400 millo­nes y Anglo Ame­ri­can de una ganan­cia de 1500 millo­nes a una pér­di­da de 3000 millo­nes de dóla­res, siem­pre para los mis­mos perío­dos (TWSJA 21/​08/​15). Tam­bién se regis­tra des­va­lo­ri­za­ción de capi­tal: “Des­de 2008, las prin­ci­pa­les 40 empre­sas mine­ras del mun­do han acu­mu­la­do reba­jas en su valor en libros por 190.000 millo­nes de dóla­res, con un máxi­mo de 57.000 millo­nes de dóla­res en 2013, según Pri­ce­wa­terhou­se-Coopers” (TWSJA, 11/​08/​15).

Natu­ral­men­te, aumen­tan las difi­cul­ta­des para devol­ver los prés­ta­mos con que se finan­cia­ron las inver­sio­nes. A su vez, el dete­rio­ro de los balan­ces y la caí­da de las valo­ra­cio­nes bur­sá­ti­les empeo­ran las cali­fi­ca­cio­nes cre­di­ti­cias; lo que sube los cos­tos de finan­cia­mien­to de las empresas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *