Ope­ra­cio­nes de ban­de­ra fal­sa reco­no­ci­das por los paí­ses impli­ca­dos

JPEG - 24.7 KB
Agos­to de 1964, el secre­ta­rio de Defen­sa de Esta­dos Uni­dos, Robert McNa­ma­ra, expli­ca a la pren­sa los deta­lles del supues­to ata­que nor­viet­na­mi­ta con­tra buques esta­dou­ni­den­ses en el Gol­fo de Ton­kin. Años antes de su falle­ci­mien­to, Mcna­ma­ra reco­no­ció que aquel ata­que nun­ca exis­tió.
Fuen­te: blog de Jor­ge Álva­rez.

Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca

Una cuar­ta par­te de las ope­ra­cio­nes de ban­de­ra fal­sa enu­me­ra­das por Info­wars corres­pon­den a Esta­dos Uni­dos, que las ha uti­li­za­do más de una vez para pro­vo­car con­flic­tos inter­nos en los paí­ses enemi­gos o bien jus­ti­fi­car inva­sio­nes.

-En este sen­ti­do, la CIA admi­te que en la déca­da de 1950 con­tra­tó a varios ira­níes para que se hicie­ran pasar por comu­nis­tas y per­pe­tra­ran una serie de aten­ta­dos con bom­bas en Irán para poner al país en con­tra del pri­mer minis­tro elec­to demo­crá­ti­ca­men­te.

-Por su par­te, la NSA [1] reco­no­ce que min­tió sobre lo que suce­dió real­men­te en el inci­den­te del Gol­fo de Ton­kin en 1964. La NSA mani­pu­ló los datos para que pare­cie­ra que los bar­cos de Viet­nam del Nor­te habían dis­pa­ra­do con­tra una nave esta­dou­ni­den­se. El supues­to inci­den­te fue uti­li­za­do como pre­tex­to para jus­ti­fi­car la agre­sión esta­dou­ni­den­se con­tra Viet­nam.

-Del mis­mo modo, según reve­ló en 2012 un docu­men­to des­cla­si­fi­ca­do del Pen­ta­gono, Esta­dos Uni­dos lle­vó a cabo una cam­pa­ña para vin­cu­lar a Irak con los ata­ques del 11 de sep­tiem­bre y uti­li­zar este hecho como una de las prin­ci­pa­les jus­ti­fi­ca­cio­nes para el ini­cio de la gue­rra con­tra ese país del Medio Orien­te.

Inclu­so des­pués de que la Comi­sión del 911 admi­tie­ra que no había nin­gu­na cone­xión entre al Qae­da y el gobierno de Sadam Husein, el enton­ces vice­pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Dick Che­ney, insis­tía en que las prue­bas eran «abru­ma­do­ras» y que él «pro­ba­ble­men­te» tenía infor­ma­ción de la cual no dis­po­nía la Comi­sión. Ade­más, afir­ma­ba que los medios de comu­ni­ca­ción no esta­ban hacien­do lo que debe­rían para denun­ciar esos víncu­los.

-Muchos de los pla­nes de ope­ra­cio­nes de ban­de­ra fal­sa que final­men­te no se lle­va­ron a cabo esta­ban diri­gi­dos con­tra Cuba.

Así, en 1963, el Depar­ta­men­to de Defen­sa de Esta­dos Uni­dos escri­bió un artícu­lo pro­po­nien­do rea­li­zar una serie de ata­ques a las nacio­nes de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos, como Tri­ni­dad y Toba­go o Jamai­ca, para cul­par a Cuba.

En otra oca­sión, el Pen­tá­gono sugi­rió pagar secre­ta­men­te a una per­so­na en el gobierno cubano para lograr que este ata­ca­ra a Esta­dos Uni­dos.

Israel

-Israel admi­tió que en 1954 una célu­la terro­ris­ta israe­lí que ope­ra­ba en Egip­to colo­có bom­bas en varios edi­fi­cios, inclu­yen­do ins­ta­la­cio­nes diplo­má­ti­cas de Esta­dos Uni­dos y plan­tó “prue­bas” que seña­la­ban a los ára­bes como cul­pa­bles. Una de las bom­bas deto­nó antes de tiem­po, lo que per­mi­tió a los egip­cios iden­ti­fi­car a los auto­res del ata­que.

-Un agen­te del Mos­sad admi­tió que en 1984 colo­có un trans­mi­sor de radio en el com­ple­jo de Kadha­fi en Trí­po­li des­de el cual se rea­li­za­ron tras­mi­sio­nes a fal­sos terro­ris­tas para crear una ima­gen de Kadha­fi como pro­mo­tor del terro­ris­mo. Inme­dia­ta­men­te des­pués, Ronald Reagan bom­bar­deó Libia.

-En una oca­sión más recien­te, en 2005, sol­da­dos israe­líes se hicie­ron pasar por pales­ti­nos y lan­za­ron pie­dras con­tra otros sol­da­dos israe­líes para cul­par a los pales­ti­nos y tener una excu­sa para aca­bar con las pro­tes­tas pací­fi­cas.

Tur­quía

-El ex pri­mer minis­tro de Tur­quía Adnan Men­de­res reco­no­ció que el gobierno tur­co per­pe­tró el aten­ta­do de 1955 con­tra un con­su­la­do tur­co en Gre­cia y res­pon­sa­bi­li­zó ese país para inci­tar y jus­ti­fi­car la vio­len­cia anti­grie­ga.

-Un gene­ral reco­no­ció que las fuer­zas tur­cas incen­dia­ron una mez­qui­ta en Chi­pre, en la déca­da de 1970, para cul­par a su enemi­go.

-Fuen­tes esta­dou­ni­den­ses de alto nivel reve­la­ron que en agos­to de 2013 el gobierno de Tur­quía per­pe­tró los ata­ques con armas quí­mi­cas en Siria para acu­sar al gobierno sirio. Exis­te ade­más, hay una gra­ba­ción en la que un alto fun­cio­na­rio tur­co admi­te los pla­nes.

Rei­no Uni­do

-El gobierno bri­tá­ni­co admi­tió que entre 1946 y 1948 bom­bar­deó 5 buques que trans­por­ta­ban judíos que inten­ta­ban huir del Holo­caus­to hacia Pales­ti­na. Lue­go creó un gru­po lla­ma­do «Defen­so­res de la Pales­ti­na ára­be», que recla­mó fal­sa­men­te la res­pon­sa­bi­li­dad de los aten­ta­dos.

-El expri­mer minis­tro bri­tá­ni­co Harold Mac­mi­llan con­fe­só a su secre­ta­rio de Defen­sa que en 1957 el pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se Dwight Eisenho­wer y él apro­ba­ron un plan para rea­li­zar una serie de ata­ques en Siria y res­pon­sa­bi­li­zar al gobierno nacio­nal en un inten­to de derro­car al régi­men.

-La agen­cia de espio­na­je bri­tá­ni­ca ha admi­ti­do haber lle­va­do a cabo ata­ques de ban­de­ra fal­sa “digi­tal” para acu­sar a los ciu­da­da­nos ino­cen­tes de estar divul­gan­do mate­rial ofen­si­vo o ile­gal a tra­vés de la Red.

Indo­ne­sia

-Un equi­po indo­ne­sio de inves­ti­ga­ción deter­mi­nó que «ele­men­tos de las fuer­zas arma­das» habían par­ti­ci­pa­do en los vio­len­tos dis­tur­bios de 1998,« algu­nos de los cua­les fue­ron pro­vo­ca­dos deli­be­ra­da­men­te».

-Según The Washing­ton Post, la poli­cía indo­ne­sia reco­no­ció que en 2002 el ejér­ci­to ase­si­nó a varios pro­fe­so­res esta­dou­ni­den­ses en Papúa y cul­pó del cri­men a un gru­po sepa­ra­tis­ta para con­se­guir que fue­ra inclui­do en la lis­ta de orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas.

-El ex pre­si­den­te de Indo­ne­sia Abdu­rra­mán Wahid tam­bién admi­tió que su gobierno tuvo un papel pro­ta­go­nis­ta en los aten­ta­dos de Bali de 2002.

10 teo­rías de la cons­pi­ra­ción hechas reali­dad

Pese a que el tér­mino «teo­ría cons­pi­ra­ti­va» se ha con­ver­ti­do en un cali­fi­ca­ti­vo peyo­ra­ti­vo emplea­do con­tra todo lo que cues­tio­ne las ver­sio­nes ofi­cia­les de los hechos, hay innu­me­ra­bles ejem­plos en la his­to­ria de hipó­te­sis que resul­ta­ron ser ver­da­de­ras.

Paul Joseph Watson y Alex Jones, auto­res del por­tal Info­wars, pro­po­nen que nos deten­ga­mos en 10 ejem­plos des­ta­ca­dos de teo­rías cons­pi­ra­ti­vas que resul­ta­ron ser cier­tas.

Ope­ra­ción AJAX y ope­ra­cio­nes de ban­de­ra fal­sa

La idea de que los gobier­nos y las agen­cias de inte­li­gen­cia lle­van a cabo des­de anta­ño actos de terro­ris­mo lla­ma­dos de «ban­de­ra fal­sa» ha sido reite­ra­da­men­te ridi­cu­li­za­da y tacha­da de cons­pi­ra­ti­va por los medios ofi­cia­lis­tas a pesar de la exis­ten­cia de gran can­ti­dad de casos debi­da­men­te docu­men­ta­dos.

Des­pués de déca­das de obs­ti­na­da nega­ción, en agos­to de 2013 la CIA admi­tía final­men­te su papel en el gol­pe de Esta­do que lle­vó al derro­ca­mien­to, en Irán, de Moham­mad Mos­sa­degh en 1953 bajo el para­guas de la Ope­ra­ción AJAX.

En el mar­co de esa ope­ra­ción, la CIA orga­ni­zó ope­ra­cio­nes encu­bier­tas que incluían actos de terro­ris­mo de ban­de­ra fal­sa que pro­vo­ca­ron la muer­te de unas 300 per­so­nas.

Gol­fo de Ton­kin

El 4 de agos­to de 1964, el pre­si­den­te Lyn­don John­son apa­re­ció en la tele­vi­sión esta­dou­ni­den­se para anun­ciar a la nación que las fuer­zas nor­viet­na­mi­tas habían lan­za­do dos ata­ques con­tra des­truc­to­res de Esta­dos Uni­dos en el gol­fo de Ton­kin.

El 2 de agos­to, el des­truc­tor USS Mad­dox ale­gó haber detec­ta­do tres tor­pe­de­ros nor­viet­na­mi­tas que se le acer­ca­ban. Según Washing­ton, el buque se encon­tra­ba en aguas inter­na­cio­na­les, pero varios his­to­ria­do­res tie­nen razo­nes para creer que el des­truc­tor esta­dou­ni­den­se esta­ba nave­gan­do (deli­be­ra­da­men­te o no) en aguas terri­to­ria­les de la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca de Viet­nam. Enton­ces esta­lló un com­ba­te, tras el cual los buques de gue­rra de Viet­nam del Nor­te resul­ta­ron daña­dos y se reti­ra­ron, mien­tras que el des­truc­tor esta­dou­ni­den­se no sufrió daño alguno.

El segun­do inci­den­te se pro­du­jo duran­te una tor­men­ta tro­pi­cal en el gol­fo de Ton­kin, cuan­do el radar de un des­truc­tor esta­dou­ni­den­se detec­tó supues­ta­men­te diez naves no iden­ti­fi­ca­das.

El 7 de agos­to de 1964, el Con­gre­so auto­ri­za­ba al pre­si­den­te una ope­ra­ción mili­tar a gran esca­la con­tra Viet­nam.

Ope­ra­ción Gla­dio

Tras la Segun­da Gue­rra Mun­dial, Esta­dos Uni­dos patro­ci­na y orga­ni­za actos de terror para atri­buir­los a movi­mien­tos de izquier­da.

Des­pués de la con­tien­da, la CIA y el MI6 bri­tá­ni­co cola­bo­ra­ron a tra­vés de la OTAN en la Ope­ra­ción Gla­dio, un esfuer­zo para pre­sen­tar a los movi­mien­tos de izquier­da euro­peos como terro­ris­tas y infun­dir temor a la pobla­ción para que vota­ra a favor de gobier­nos de dere­cha. Para lle­var a cabo esta misión, los ser­vi­cios secre­tos rea­li­za­ron una serie de mor­tí­fe­ros ata­ques terro­ris­tas que fue­ron atri­bui­dos a izquier­dis­tas y mar­xis­tas, pero fue­ron lle­va­dos a cabo por ele­men­tos del cri­men orga­ni­za­do, agen­tes pro­vo­ca­do­res y uni­da­des mili­ta­res secre­tas.

Ope­ra­ción North­woods

En el mar­co de la gue­rra encu­bier­ta con­tra Cuba y como par­te de la Ope­ra­ción Man­gos­ta de la CIA, el Esta­do Mayor Con­jun­to de Esta­dos Uni­dos pro­pu­so en 1962 rea­li­zar actos de terro­ris­mo reales y simu­la­dos (como secues­tros de avio­nes) en terri­to­rio esta­dou­ni­den­se, que se die­ron en lla­mar Ope­ra­ción North­woods. Enton­ces el pre­si­den­te era John F. Ken­nedy quien, tam­ba­leán­do­se tras el fra­ca­so ver­gon­zo­so de la CIA en la inva­sión de Cuba en Bahía de Cochi­nos, recha­zó el plan en mar­zo de 1962.

Glei­witz: ¿Pro­vo­ca­ción o Inci­den­te?

En 1939, la Ale­ma­nia nazi, que ya había inva­di­do Aus­tria y los Sude­tes, Repú­bli­ca Che­ca, esta­ba dis­pues­ta a diri­gir todo su pode­río mili­tar acu­mu­la­do con­tra Polo­nia, país que había fir­ma­do con el Rei­no Uni­do y Fran­cia un tra­ta­do de ayu­da mutua en caso de agre­sión. En vir­tud del tra­ta­do, los paí­ses se com­pro­me­tían a inter­ve­nir en la gue­rra si alguno de los paí­ses fir­man­tes era ata­ca­do.

A fin de jus­ti­fi­car un ata­que con­tra el esta­do vecino se reali­zó una ope­ra­ción de fal­sa ban­de­ra en la que sol­da­dos ale­ma­nes ves­ti­dos con uni­for­mes pola­cos ata­ca­ban una esta­ción de radio en Glei­witz para lue­go difun­dir un men­sa­je que inci­ta­ba a la mino­ría pola­ca de Sile­sia a levan­tar­se en armas con­tra Hitler. Como “prue­ba” del ata­que, los nazis ase­si­na­ron y vis­tie­ron con uni­for­mes pola­cos a algu­nos pri­sio­ne­ros de cam­pos de con­cen­tra­ción.

El 1º de sep­tiem­bre de aquel año Hitler anun­cia­ba el inci­den­te y que Ale­ma­nia había decla­ra­do la gue­rra a Polo­nia. Has­ta los jui­cios de Nurem­berg, cuan­do fue­ron des­cla­si­fi­ca­dos docu­men­tos secre­tos de las SS, no se supo real­men­te lo que había ocu­rri­do aquel día.

Las empre­sas taba­ca­le­ras aña­den quí­mi­cos adic­ti­vos a los ciga­rri­llos

Las cons­pi­ra­cio­nes no solo afec­tan a los gobier­nos: tam­bién pue­den estar diri­gi­das con­tra los con­su­mi­do­res. Según la BBC, las com­pa­ñías de taba­co esta­dou­ni­den­ses fue­ron sor­pren­di­das con las manos en la masa aña­dien­do al taba­co pro­duc­tos quí­mi­cos que cau­san adic­ción.

Ope­ra­ción Rápi­do y Furio­so

Median­te la Ope­ra­ción Rápi­do y Furio­so el gobierno de Oba­ma sumi­nis­tró armas de fue­go a ban­das de nar­co­tra­fi­can­tes mexi­ca­nos, supues­ta­men­te para seguir­les la pis­ta y reco­lec­tar datos de inte­li­gen­cia. El supues­to obje­ti­vo era des­cu­brir mayo­res cons­pi­ra­cio­nes cri­mi­na­les del lado mexi­cano de la fron­te­ra. Sin infor­mar a las auto­ri­da­des mexi­ca­nas, la Agen­cia [esta­dou­ni­den­se] del Alcohol, Taba­co, Armas de Fue­go y Explo­si­vos (ATF) faci­li­tó así que más de 2 500 armas de asal­to entra­ran ile­gal­men­te en Méxi­co.

Espio­na­je y vigi­lan­cia masi­va de la NSA

Más de una déca­da antes de las reve­la­cio­nes de Edward Snow­den, la Agen­cia de Segu­ri­dad Nacio­nal (NSA, por sus siglas en inglés) inter­cep­tó y gra­bó innu­me­ra­bles comu­ni­ca­cio­nes elec­tró­ni­cas inter­na­cio­na­les a tra­vés del pro­gra­ma Eche­lon.

En 1999, el gobierno aus­tra­liano admi­tió haber par­ti­ci­pa­do en el pro­gra­ma de inter­cep­ción y vigi­lan­cia mun­dial lide­rea­do por la NSA lla­ma­do Eche­lon, en el que cola­bo­ró con Esta­dos Uni­dos y el Rei­no Uni­do. El obje­ti­vo del pro­gra­ma era escu­char «todas las lla­ma­das inter­na­cio­na­les de telé­fono, fax, correo elec­tró­ni­co, o de trans­mi­sión de radio» en el pla­ne­ta.

Ade­más, un infor­me del Par­la­men­to Euro­peo de 2001 reve­ló que «en Euro­pa todas las comu­ni­ca­cio­nes de correo elec­tró­ni­co, telé­fono y fax se inter­cep­tan de mane­ra ruti­na­ria» por la NSA.

Trá­fi­co de dro­gas y armas de la CIA

La Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos (CIA) ha sido impli­ca­da en ope­ra­cio­nes de trá­fi­co de dro­gas y armas en todo el mun­do y tam­bién a nivel nacio­nal. El escán­da­lo de mayor reper­cu­sión fue la Ope­ra­ción Irán-Con­tras, en la que el gobierno de Esta­dos Uni­dos, bajo la admi­nis­tra­ción del pre­si­den­te Ronald Reagan, ven­dió armas a Irán, que esta­ba inmer­so en la gue­rra con­tra Irak, y finan­ció a los Con­tras nica­ra­güen­ses que ata­ca­ban el gobierno san­dis­ta.

Con la com­pli­ci­dad de la CIA, los Con­tras nica­ra­güen­ses intro­du­cían cocaí­na de con­tra­ban­do en Esta­dos Uni­dos. Los bene­fi­cios de la ven­ta se cana­li­za­ban de nue­vo a los Con­tras.

La pis­to­la “de ata­que car­dia­co” de la CIA

En una com­pa­re­cen­cia de un repre­sen­tan­te ante el Sena­do sobre las acti­vi­da­des de la CIA en 1975 se reve­ló que la Agen­cia había desa­rro­lla­do una pis­to­la lan­za­dar­dos para cau­sar un ata­que car­dia­co. Según la pági­na web del Sena­do esta­dou­ni­den­se:

«En la pri­me­ra audien­cia tele­vi­sa­da, que tuvo lugar en el salón Cau­cus del Sena­do, el pre­si­den­te Church [el sena­dor de Idaho Frank Church, quien pre­si­día la Comi­sión para inves­ti­gar el caso de Water­ga­te] ense­ñó con ges­to dra­má­ti­co una pis­to­la de dar­dos vene­no­sos de la CIA. Reve­la­ba así que la comi­sión había des­cu­bier­to que la Agen­cia vio­ló direc­ta­men­te una orden pre­si­den­cial al man­te­ner un “stock” de toxi­nas de molus­cos que sería sufi­cien­te para matar a miles de per­so­nas»

Tras entrar rápi­da­men­te en el torren­te san­guí­neo este veneno letal pro­vo­ca un ata­que car­dia­co. Una vez que el daño está hecho, el veneno se disuel­ve rápi­da­men­te en el orga­nis­mo de la per­so­na afec­ta­da, por lo que es muy poco pro­ba­ble poder detec­tar duran­te una autop­sia que el ata­que al cora­zón se debió a cau­sas no natu­ra­les.

Pare­ce el arma per­fec­ta de James Bond, pero se tra­ta de una ver­dad veri­fi­ca­da en tes­ti­mo­nios ante el Con­gre­so.

<:ver_imprimer:> <:recommander:recommander:> Facebook Twitter Delicious Seenthis Digg RSS

[1] La NSA (Agen­cia de Segu­ri­dad Nacio­nal, siglas en inglés) es el órgano esta­dou­ni­den­se a car­go de la inter­cep­ción ile­gal de las comu­ni­ca­cio­nes a nivel mun­dial, públi­ca­men­te denun­cia­da por el ex con­tra­tis­ta Edward Snow­den en junio de 2013. Nota de la Red Vol­tai­re.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *