Los pre­sos pales­ti­nos comen­za­rán el mar­tes una huel­ga de ham­bre masi­va

Alre­de­dor de 1.600 pre­sos pales­ti­nos en cár­ce­les israe­líes comen­za­rán el pró­xi­mo mar­tes una huel­ga de ham­bre inde­fi­ni­da para mejo­rar sus con­di­cio­nes de encar­ce­la­mien­to, según infor­mó el minis­tro de Asun­tos de los pri­sio­ne­ros, Issa Qara­qe.

«La situa­ción den­tro de las pri­sio­nes se ha vuel­to extre­ma­da­men­te difí­cil y peli­gro­sa», denun­ció Qara­qe. El ini­cio de la huel­ga coin­ci­de con el Día del Pri­sio­ne­ro Pales­tino.

Los pri­sio­ne­ros exi­gen el fin de la polí­ti­ca de deten­ción admi­nis­tra­ti­va (sin jui­cio) y del cas­ti­go de ais­la­mien­to y que se per­mi­ta a los pri­sio­ne­ros con­ti­nuar con su edu­ca­ción secun­da­ria y bachi­lle­ra­to, así como las visi­tas de fami­lia­res y la mejo­ra de las con­di­cio­nes médi­cas, entre otras deman­das. Para con­me­mo­rar el Día del Pri­sio­ne­ro Pales­tino hay pro­gra­ma­das diver­sas acti­vi­da­des ofi­cia­les y popu­la­res en todo el terri­to­rio pales­tino.

Las aero­lí­neas ceden a Israel

Por otro lado, las pre­sio­nes de Israel sobre las com­pa­ñías aéreas euro­peas y esta­dou­ni­den­ses para evi­tar que embar­quen los acti­vis­tas soli­da­rios en la cam­pa­ña «Bien­ve­ni­dos a Pales­ti­na» han comen­za­do a pro­du­cir resul­ta­dos. Siguien­do una lis­ta pro­por­cio­na­da por las auto­ri­da­des israe­líes, las aero­lí­neas Air Fran­ce, Jet2 y Lufthan­sa han can­ce­la­do los bille­tes de las per­so­nas que tenían inten­ción de lle­gar a Cis­jor­da­nia a tra­vés del aero­puer­to de Tel Aviv.

«En el mar­co de la con­ven­ción de Chica­go, Air Fran­ce rehú­sa embar­car a todo pasa­je­ro no admi­si­ble para Israel», decla­ró un por­ta­voz de Air Fran­ce. «Si les auto­ri­za­mos a via­jar, sere­mos res­pon­sa­bles de su retorno inme­dia­to al Rei­no Uni­do, a la vis­ta de la posi­ción de las auto­ri­da­des israe­líes, no pode­mos auto­ri­zar que via­jen en este vue­lo», indi­có la bri­tá­ni­ca Jet2. En los mis­mos tér­mi­nos, Lufthan­sa dijo estar obli­ga­da a seguir las órde­nes de Israel por la direc­ti­va del país de entra­da al que envía sus pasa­je­ros.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *