Perú. «Cama­ra­da Arte­mio»: ¿cap­tu­ra o entre­ga arre­gla­da?

La cap­tu­ra de “Arte­mio”, un peque­ño jefe de ban­da arma­da, ha ser­vi­do para que Ollan­ta Huma­la actua­li­ce el cir­co mediá­ti­co y pre­sen­tar­se como un exi­to­so jefe de gobierno que “lim­pia­men­te esta derro­tan­do la sub­ver­sión de Sen­de­ro Lumi­no­so”. Este cir­co de mala muer­te es idén­ti­ca copia de los mon­ta­jes tea­tra­les de la épo­ca de Alber­to Fuji­mo­ri. Has­ta el dis­cur­so pre­si­den­cial resul­tó una gro­se­ra repe­ti­ción del fuji­mo­ris­mo. Por eso dijo Huma­la, “ten­go que agra­de­cer a Dios que las cir­cuns­tan­cias de la vida, hoy me per­mi­ten estar aquí como Pre­si­den­te del Perú y anun­ciar al país la cap­tu­ra del terro­ris­ta Arte­mio”.

“Arte­mio”, cuyo nom­bre es Flo­rin­do Flo­res Hala, fue cap­tu­ra­do el miér­co­les 8 de febre­ro en San­ta Rosa de Misho­llo, en el depar­ta­men­to de San Mar­tín. La inter­ven­ción poli­cial se reali­zo sin dis­pa­rar un solo tiro. El sub­ver­si­vo se encon­tra­ba heri­do de la mano, des­ar­ma­do y sin nin­gu­na pro­tec­ción de otros de sus cama­ra­das. Según el gobierno (hay que tomar con pin­zas cual­quier ver­sión ofi­cial), Arte­mio fue heri­do por un “topo” o mejor dicho por un agen­te infil­tra­do en sus pro­pias filas. Otra ver­sión seña­la, que fue balea­do por dos mili­tan­tes que se habían pues­to en con­tac­to con los mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos de la base de San­ta Lucia (Alto Hua­lla­ga), para entre­gar a Arte­mio y cobrar los 5 millo­nes de dóla­res que ofre­cen los Esta­dos Uni­dos por la cap­tu­ra de este sub­ver­si­vo.

Pero en todo este cir­co mediá­ti­co, habría que supo­ner que el tal Arte­mio, que des­de hace mucho tiem­po esta­ba dis­pues­to a “dejar las armas” y cola­bo­rar con el gobierno, se hizo “cap­tu­rar” en una acción con­cer­ta­da con Ollan­ta Huma­la y las fuer­zas arma­das. El tiro de bala en la mano es sin mayo­res con­se­cuen­cias. La aten­ción médi­ca inme­dia­ta y esme­ra­da de par­te de los mili­ta­res hacia el pri­sio­ne­ro es poco creí­ble en un país don­de el pre­so acu­sa­do de sub­ver­si­vo es secues­tra­do, tor­tu­ra­do y masa­cra­do. Las men­ti­ras sobre la salud del heri­do, pri­me­ro se dijo que esta­ba gra­ve­men­te heri­do, y des­pués se corri­gió el libre­to para anun­ciar que inclu­so lan­za­ba con­sig­nas. Las fotos de pri­me­ra pla­na de Huma­la con el gue­rri­lle­ro heri­do. Las incohe­ren­cias en torno a como fue heri­do Arte­mio. Al ini­cio se dijo que fue­ron mili­tan­tes de este gru­po, y des­pués se cam­bio la ver­sión por aque­lla que dijo que fue­ron sol­da­dos infil­tra­dos. Inclu­so se entre­gó el nom­bre de Wal­ter Lozano Pajue­lo, alias «Bica», y Har­vey Col­cha­do Hua­ma­ní, alias «René» como los supues­tos “topos” que se encar­ga­ron de herir y apre­sar a Arte­mio.

Este gol­pe tea­tral sir­ve al gobierno para inten­tar des­viar la aten­ción del pue­blo peruano en torno al can­den­te con­flic­to de Caja­mar­ca. Hace algu­nos días más de 70 mil pobla­do­res se movi­li­za­ron para acu­sar al gobierno de ser un títe­re de las trans­na­cio­na­les mine­ras y los gru­pos de poder. Se le cayó la mas­ca­ra de “nacio­na­lis­ta” al mili­tar Ollan­ta Huma­la han dicho los perua­nos. Los pobla­do­res en rebel­día reco­rrie­ron más de 900 kiló­me­tros para lle­gar a Lima a pro­tes­tar con­tra este pro­yec­to mine­ro que ame­na­za con arra­sar para siem­pre la natu­ra­le­za de la región caja­mar­qui­na. En ese lar­go reco­rri­do, los mani­fes­tan­tes se gana­ron el apre­cio, el apo­yo y la soli­da­ri­dad de las pobla­cio­nes por don­de pasa­ron. La lucha es con­tra el gobierno que quie­re impo­ner el pro­yec­to mine­ro Con­ga per­te­ne­cien­te a la trans­na­cio­nal Yana­co­cha. Por ello los mani­fes­tan­tes de las ciu­da­des de Caja­mar­ca, Piu­ra, Tru­ji­llo y Moque­gua mar­chan con car­te­les con lemas como “El agua se defien­de” y “No al pro­yec­to Con­ga”. Este con­flic­to no ha con­clui­do, y en las pró­xi­mas sema­nas se agu­di­za­rá al máxi­mo. Por el lado el gobierno quie­re a cual­quier pre­cio poner en eje­cu­ción este pro­yec­to mine­ro anti­po­pu­lar, y de otro lado, los pobla­do­res que se dis­po­nen a defen­der su terri­to­rio, sobre todo el agua de las lagu­nas y el medio ambien­te de la región de Caja­mar­ca.

La pro­pa­gan­da ofi­cial a pre­sen­ta­do al “Cama­ra­da Arte­mio” como “el ulti­mo diri­gen­te del comi­té cen­tral de Sen­de­ro Lumi­no­so (SL) que aún esta­ba en liber­tad”. Lo que no dice el gobierno es que el actual Sen­de­ro Lumi­no­so es una cari­ca­tu­ra del gru­po que diri­gió la lucha arma­da entre 1980 y 1993. Sen­de­ro Lumi­no­so se ha con­ver­ti­do en una orga­ni­za­ción de la con­tra­rre­vo­lu­ción. Lo que que­da de eta­pas heroi­cas es una orga­ni­za­ción hecha tri­zas y de dudo­sa acti­vi­dad polí­ti­ca. Abi­mael Guz­mán y toda la cúpu­la de Sen­de­ro Lumi­no­so ya no hablan de la lucha arma­da sino más bien de la “paz y la recon­ci­lia­ción”. No piden san­ción para los mili­ta­res cri­mi­na­les, sino más bien soli­ci­tan el per­dón y la liber­tad de ellos. En lugar de socia­lis­mo aho­ra cla­man abrir espa­cios demo­crá­ti­cos con la bur­gue­sía, y rue­gan que los dejen par­ti­ci­par en los pro­ce­sos elec­to­ra­les.

Arte­mio hace par­te de esta cari­ca­tu­ra de “gru­po revo­lu­cio­na­rio” y des­de hace algún tiem­po ha deve­ni­do la vedet­te de la tele­vi­sión y otros medios de comu­ni­ca­ción del país. Ha sido entre­vis­ta­do en repe­ti­das opor­tu­ni­da­des, pero solo para que decla­re sus inten­cio­nes de arre­pen­ti­mien­to y capi­tu­la­ción. Muchas veces ha pro­pues­to un “acuer­do de paz” y su deseo de depo­ner “las armas”. Su rela­ción ideo­ló­gi­ca sigue intan­gi­ble con el capi­tu­la­dor Abi­mael Guz­mán. Inclu­so ha seña­la­do que el “pre­si­den­te Gon­za­lo”, sigue sien­do el “guía indis­cu­ti­ble” de sus accio­nes y que se “suje­ta” a su direc­ción. El gru­po arma­do de Arte­mio no tie­ne nin­gu­na sig­ni­fi­ca­ción en la polí­ti­ca perua­na y menos es una ame­na­za para el Esta­do y el gobierno. Sus accio­nes gue­rri­lle­ras se con­fun­den con las acti­vi­da­des mafio­sas del ejér­ci­to y la poli­cía, y en otros casos se mez­clan a la acti­vi­dad del nar­co­trá­fi­co

EL CIRCO EN MARCHA

Ollan­ta Huma­la, ape­nas ente­ra­do de la cap­tu­ra de Arte­mio, subió a un heli­cóp­te­ro mili­tar que jun­to con un séqui­to de fotó­gra­fos, cama­ró­gra­fos de tele­vi­sión, radios, perio­dis­tas mal paga­dos y lis­tos para reci­bir el escu­pi­ta­jo del jefe, fue con­du­ci­do has­ta Toca­che (Alto Hua­lla­ga) el lugar don­de esta­ba el cap­tu­ra­do sub­ver­si­vo. Ahí no fal­ta­ron las fotos en pri­me­ra pla­na y menos las decla­ra­cio­nes osten­to­sas. En las fotos, de un lado Arte­mio, el “terro­ris­ta” ven­ci­do y al otro, lado, el coman­dan­te Huma­la, el ven­ce­dor, el Ale­jan­dro el Gran­de del Perú, el úni­co, el Cesar peruano.

Has­ta el gobierno nor­te­ame­ri­cano se ple­gó al cir­co. Cele­bró la cap­tu­ra de Arte­mio. Mike Ham­mer, sub­se­cre­ta­rio de infor­ma­ción para Asun­tos del Hemis­fe­rio Occi­den­tal, dijo que feli­ci­ta­ba “Gobierno del Perú por los esfuer­zos por luchar con­tra el terro­ris­mo. Aplau­di­mos este logro y espe­ra­mos que este sea un paso ade­lan­te para erra­di­car la vio­len­cia en ese país”. El emba­ja­dor de nor­te­ame­ri­cano en Lima, dijo que “Esta­dos Uni­dos apo­ya fir­me­men­te los esfuer­zos del pue­blo peruano, del Gobierno del pre­si­den­te (Ollan­ta) Huma­la y de la Poli­cía Nacio­nal y Fuer­zas Arma­das por derro­tar a Sen­de­ro Lumi­no­so, al cual Esta­dos Uni­dos con­si­de­ra una orga­ni­za­ción terro­ris­ta extran­je­ra”.

El éxi­to de Huma­la, tam­bién impac­tó en sus alia­dos de la izquier­da ofi­cial. El “socia­lis­ta” Javier Diez Can­se­co des­em­pol­vó su vie­jo dis­cur­so de 1992 cuan­do elo­gió el “triun­fo de Fuji­mo­ri con­tra el terro­ris­mo”. A pro­pó­si­to de la cap­tu­ra de “Arte­mio”, dijo que esta cap­tu­ra era un hecho impor­tan­te para el país, y que ello cons­ti­tuía una “derro­ta de este movi­mien­to” y que mos­tra­ba “la supe­rio­ri­dad éti­ca y moral que reve­la el Esta­do en la reso­lu­ción del pro­ble­ma”. Los diri­gen­tes de la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral de Tra­ba­ja­do­res del Perú (CGTP) y al mis­mo tiem­po mili­tan­tes de “Patria Roja” y del PCP (ex pro sovié­ti­co), dije­ron que la cap­tu­ra de Arte­mio a manos de fuer­zas com­bi­na­das de las Fuer­zas Arma­das y la Poli­cía Nacio­nal, es un paso sig­ni­fi­ca­ti­vo en la lucha con­tra el nar­co­te­rro­ris­mo.

La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *