Perú. «Cama­ra­da Arte­mio»: ¿cap­tu­ra o entre­ga arreglada?

La cap­tu­ra de “Arte­mio”, un peque­ño jefe de ban­da arma­da, ha ser­vi­do para que Ollan­ta Huma­la actua­li­ce el cir­co mediá­ti­co y pre­sen­tar­se como un exi­to­so jefe de gobierno que “lim­pia­men­te esta derro­tan­do la sub­ver­sión de Sen­de­ro Lumi­no­so”. Este cir­co de mala muer­te es idén­ti­ca copia de los mon­ta­jes tea­tra­les de la épo­ca de Alber­to Fuji­mo­ri. Has­ta el dis­cur­so pre­si­den­cial resul­tó una gro­se­ra repe­ti­ción del fuji­mo­ris­mo. Por eso dijo Huma­la, “ten­go que agra­de­cer a Dios que las cir­cuns­tan­cias de la vida, hoy me per­mi­ten estar aquí como Pre­si­den­te del Perú y anun­ciar al país la cap­tu­ra del terro­ris­ta Artemio”.

“Arte­mio”, cuyo nom­bre es Flo­rin­do Flo­res Hala, fue cap­tu­ra­do el miér­co­les 8 de febre­ro en San­ta Rosa de Misho­llo, en el depar­ta­men­to de San Mar­tín. La inter­ven­ción poli­cial se reali­zo sin dis­pa­rar un solo tiro. El sub­ver­si­vo se encon­tra­ba heri­do de la mano, des­ar­ma­do y sin nin­gu­na pro­tec­ción de otros de sus cama­ra­das. Según el gobierno (hay que tomar con pin­zas cual­quier ver­sión ofi­cial), Arte­mio fue heri­do por un “topo” o mejor dicho por un agen­te infil­tra­do en sus pro­pias filas. Otra ver­sión seña­la, que fue balea­do por dos mili­tan­tes que se habían pues­to en con­tac­to con los mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos de la base de San­ta Lucia (Alto Hua­lla­ga), para entre­gar a Arte­mio y cobrar los 5 millo­nes de dóla­res que ofre­cen los Esta­dos Uni­dos por la cap­tu­ra de este subversivo.

Pero en todo este cir­co mediá­ti­co, habría que supo­ner que el tal Arte­mio, que des­de hace mucho tiem­po esta­ba dis­pues­to a “dejar las armas” y cola­bo­rar con el gobierno, se hizo “cap­tu­rar” en una acción con­cer­ta­da con Ollan­ta Huma­la y las fuer­zas arma­das. El tiro de bala en la mano es sin mayo­res con­se­cuen­cias. La aten­ción médi­ca inme­dia­ta y esme­ra­da de par­te de los mili­ta­res hacia el pri­sio­ne­ro es poco creí­ble en un país don­de el pre­so acu­sa­do de sub­ver­si­vo es secues­tra­do, tor­tu­ra­do y masa­cra­do. Las men­ti­ras sobre la salud del heri­do, pri­me­ro se dijo que esta­ba gra­ve­men­te heri­do, y des­pués se corri­gió el libre­to para anun­ciar que inclu­so lan­za­ba con­sig­nas. Las fotos de pri­me­ra pla­na de Huma­la con el gue­rri­lle­ro heri­do. Las incohe­ren­cias en torno a como fue heri­do Arte­mio. Al ini­cio se dijo que fue­ron mili­tan­tes de este gru­po, y des­pués se cam­bio la ver­sión por aque­lla que dijo que fue­ron sol­da­dos infil­tra­dos. Inclu­so se entre­gó el nom­bre de Wal­ter Lozano Pajue­lo, alias «Bica», y Har­vey Col­cha­do Hua­ma­ní, alias «René» como los supues­tos “topos” que se encar­ga­ron de herir y apre­sar a Artemio.

Este gol­pe tea­tral sir­ve al gobierno para inten­tar des­viar la aten­ción del pue­blo peruano en torno al can­den­te con­flic­to de Caja­mar­ca. Hace algu­nos días más de 70 mil pobla­do­res se movi­li­za­ron para acu­sar al gobierno de ser un títe­re de las trans­na­cio­na­les mine­ras y los gru­pos de poder. Se le cayó la mas­ca­ra de “nacio­na­lis­ta” al mili­tar Ollan­ta Huma­la han dicho los perua­nos. Los pobla­do­res en rebel­día reco­rrie­ron más de 900 kiló­me­tros para lle­gar a Lima a pro­tes­tar con­tra este pro­yec­to mine­ro que ame­na­za con arra­sar para siem­pre la natu­ra­le­za de la región caja­mar­qui­na. En ese lar­go reco­rri­do, los mani­fes­tan­tes se gana­ron el apre­cio, el apo­yo y la soli­da­ri­dad de las pobla­cio­nes por don­de pasa­ron. La lucha es con­tra el gobierno que quie­re impo­ner el pro­yec­to mine­ro Con­ga per­te­ne­cien­te a la trans­na­cio­nal Yana­co­cha. Por ello los mani­fes­tan­tes de las ciu­da­des de Caja­mar­ca, Piu­ra, Tru­ji­llo y Moque­gua mar­chan con car­te­les con lemas como “El agua se defien­de” y “No al pro­yec­to Con­ga”. Este con­flic­to no ha con­clui­do, y en las pró­xi­mas sema­nas se agu­di­za­rá al máxi­mo. Por el lado el gobierno quie­re a cual­quier pre­cio poner en eje­cu­ción este pro­yec­to mine­ro anti­po­pu­lar, y de otro lado, los pobla­do­res que se dis­po­nen a defen­der su terri­to­rio, sobre todo el agua de las lagu­nas y el medio ambien­te de la región de Cajamarca.

La pro­pa­gan­da ofi­cial a pre­sen­ta­do al “Cama­ra­da Arte­mio” como “el ulti­mo diri­gen­te del comi­té cen­tral de Sen­de­ro Lumi­no­so (SL) que aún esta­ba en liber­tad”. Lo que no dice el gobierno es que el actual Sen­de­ro Lumi­no­so es una cari­ca­tu­ra del gru­po que diri­gió la lucha arma­da entre 1980 y 1993. Sen­de­ro Lumi­no­so se ha con­ver­ti­do en una orga­ni­za­ción de la con­tra­rre­vo­lu­ción. Lo que que­da de eta­pas heroi­cas es una orga­ni­za­ción hecha tri­zas y de dudo­sa acti­vi­dad polí­ti­ca. Abi­mael Guz­mán y toda la cúpu­la de Sen­de­ro Lumi­no­so ya no hablan de la lucha arma­da sino más bien de la “paz y la recon­ci­lia­ción”. No piden san­ción para los mili­ta­res cri­mi­na­les, sino más bien soli­ci­tan el per­dón y la liber­tad de ellos. En lugar de socia­lis­mo aho­ra cla­man abrir espa­cios demo­crá­ti­cos con la bur­gue­sía, y rue­gan que los dejen par­ti­ci­par en los pro­ce­sos electorales.

Arte­mio hace par­te de esta cari­ca­tu­ra de “gru­po revo­lu­cio­na­rio” y des­de hace algún tiem­po ha deve­ni­do la vedet­te de la tele­vi­sión y otros medios de comu­ni­ca­ción del país. Ha sido entre­vis­ta­do en repe­ti­das opor­tu­ni­da­des, pero solo para que decla­re sus inten­cio­nes de arre­pen­ti­mien­to y capi­tu­la­ción. Muchas veces ha pro­pues­to un “acuer­do de paz” y su deseo de depo­ner “las armas”. Su rela­ción ideo­ló­gi­ca sigue intan­gi­ble con el capi­tu­la­dor Abi­mael Guz­mán. Inclu­so ha seña­la­do que el “pre­si­den­te Gon­za­lo”, sigue sien­do el “guía indis­cu­ti­ble” de sus accio­nes y que se “suje­ta” a su direc­ción. El gru­po arma­do de Arte­mio no tie­ne nin­gu­na sig­ni­fi­ca­ción en la polí­ti­ca perua­na y menos es una ame­na­za para el Esta­do y el gobierno. Sus accio­nes gue­rri­lle­ras se con­fun­den con las acti­vi­da­des mafio­sas del ejér­ci­to y la poli­cía, y en otros casos se mez­clan a la acti­vi­dad del narcotráfico

EL CIRCO EN MARCHA

Ollan­ta Huma­la, ape­nas ente­ra­do de la cap­tu­ra de Arte­mio, subió a un heli­cóp­te­ro mili­tar que jun­to con un séqui­to de fotó­gra­fos, cama­ró­gra­fos de tele­vi­sión, radios, perio­dis­tas mal paga­dos y lis­tos para reci­bir el escu­pi­ta­jo del jefe, fue con­du­ci­do has­ta Toca­che (Alto Hua­lla­ga) el lugar don­de esta­ba el cap­tu­ra­do sub­ver­si­vo. Ahí no fal­ta­ron las fotos en pri­me­ra pla­na y menos las decla­ra­cio­nes osten­to­sas. En las fotos, de un lado Arte­mio, el “terro­ris­ta” ven­ci­do y al otro, lado, el coman­dan­te Huma­la, el ven­ce­dor, el Ale­jan­dro el Gran­de del Perú, el úni­co, el Cesar peruano.

Has­ta el gobierno nor­te­ame­ri­cano se ple­gó al cir­co. Cele­bró la cap­tu­ra de Arte­mio. Mike Ham­mer, sub­se­cre­ta­rio de infor­ma­ción para Asun­tos del Hemis­fe­rio Occi­den­tal, dijo que feli­ci­ta­ba “Gobierno del Perú por los esfuer­zos por luchar con­tra el terro­ris­mo. Aplau­di­mos este logro y espe­ra­mos que este sea un paso ade­lan­te para erra­di­car la vio­len­cia en ese país”. El emba­ja­dor de nor­te­ame­ri­cano en Lima, dijo que “Esta­dos Uni­dos apo­ya fir­me­men­te los esfuer­zos del pue­blo peruano, del Gobierno del pre­si­den­te (Ollan­ta) Huma­la y de la Poli­cía Nacio­nal y Fuer­zas Arma­das por derro­tar a Sen­de­ro Lumi­no­so, al cual Esta­dos Uni­dos con­si­de­ra una orga­ni­za­ción terro­ris­ta extranjera”.

El éxi­to de Huma­la, tam­bién impac­tó en sus alia­dos de la izquier­da ofi­cial. El “socia­lis­ta” Javier Diez Can­se­co des­em­pol­vó su vie­jo dis­cur­so de 1992 cuan­do elo­gió el “triun­fo de Fuji­mo­ri con­tra el terro­ris­mo”. A pro­pó­si­to de la cap­tu­ra de “Arte­mio”, dijo que esta cap­tu­ra era un hecho impor­tan­te para el país, y que ello cons­ti­tuía una “derro­ta de este movi­mien­to” y que mos­tra­ba “la supe­rio­ri­dad éti­ca y moral que reve­la el Esta­do en la reso­lu­ción del pro­ble­ma”. Los diri­gen­tes de la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral de Tra­ba­ja­do­res del Perú (CGTP) y al mis­mo tiem­po mili­tan­tes de “Patria Roja” y del PCP (ex pro sovié­ti­co), dije­ron que la cap­tu­ra de Arte­mio a manos de fuer­zas com­bi­na­das de las Fuer­zas Arma­das y la Poli­cía Nacio­nal, es un paso sig­ni­fi­ca­ti­vo en la lucha con­tra el narcoterrorismo.

La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.