La rece­sión gol­pea a la cla­se tra­ba­ja­do­ra con más des­truc­ción de empleo- LAB Sindikatua


El paro alcan­za cifras his­tó­ri­cas en Hego Eus­kal Herria

Los anun­cios de una segun­da rece­sión han deja­do de ser un mero pre­sa­gio para con­ver­tir­se en una dura reali­dad que gol­pea con fuer­za a la cla­se trabajadora.
El pasa­do mes de enero el paro regis­tró un incre­men­to supe­rior al 7% en Hego Eus­kal Herria. Se tra­ta, por tan­to, de una de las subi­das más ele­va­das que se han regis­tra­do des­de el ini­cio de la cri­sis. Esto nos da una idea de la inten­si­dad con la que ha comen­za­do a impac­tar la nue­va rece­sión en la des­truc­ción de empleo.
Ade­más cons­ta­ta­mos que en tres años y medio, como con­se­cuen­cia de la cri­sis finan­cie­ra y su exten­sión al con­jun­to de la eco­no­mía, las cifras de paro regis­tra­do en nues­tro país se han dupli­ca­do; y en la actua­li­dad ya son 206.016 las per­so­nas que se encuen­tran ofi­cial­men­te en paro, una cifra histórica.
Si com­pa­ra­mos la situa­ción actual con la de hace un año, Nafa­rroa es el terri­to­rio don­de más ha aumen­ta­do el des­em­pleo, que supera ya las 50.000 per­so­nas. Ara­ba es el segun­do herrial­de don­de más se ha ele­va­do la cifra de paro en tasa inter­anual, segui­do de Biz­kaia y Gipuzkoa.

En este con­tex­to, resul­ta insul­tan­te la acti­tud de los ban­que­ros que sin nin­gún tipo de pudor urgen al gobierno del PP una “pro­fun­da” refor­ma labo­ral, y al mis­mo tiem­po soli­ci­tan ayu­das públi­cas para afron­tar la refor­ma financiera.

Asi­mis­mo, el PP con­ti­núa lan­zan­do glo­bos son­da sobre la refor­ma labo­ral que en estos momen­tos está ulti­man­do. Según las infor­ma­cio­nes reco­gi­das, el pro­pó­si­to que per­si­gue el gobierno con esta agre­sión a los dere­chos labo­ra­les no es otro que faci­li­tar más el des­pi­do, redu­cir las indem­ni­za­cio­nes y pro­mo­ver el des­cuel­gue gene­ra­li­za­do para que las empre­sas pue­dan incum­plir las con­di­cio­nes pac­ta­das en los convenios.

Nada de todo esto pare­ce inquie­tar exce­si­va­men­te a las direc­cio­nes de CCOO y UGT, que están más preo­cu­pa­das en expli­car a sus bases las renun­cias sin­di­ca­les asu­mi­das en el pac­to fir­ma­do con la patronal.

A pesar de no cono­cer los deta­lles de la refor­ma labo­ral que final­men­te aprue­be el gobierno cen­tral, si se con­fir­man los extre­mos que se han ido fil­tran­do en los últi­mos días, la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca está obli­ga­da a dar una res­pues­ta con­tun­den­te a esta nue­va imposición.

Gas­teiz, 2 de febre­ro de 2012

En

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.