24 horas de demo­cra­cia- Anto­nio Alva­rez-Solis

No me ha sor­pren­di­do nada lo suce­di­do, pero el hecho es deso­la­dor. La gran apues­ta demo­crá­ti­ca del Sr. Papan­dreu ha per­ma­ne­ci­do sólo un día sobre la mesa. El miér­co­les 2 del mes corrien­te el jefe del Gobierno grie­go comu­ni­ca­ba su deci­sión de man­te­ner el refe­rén­dum popu­lar acer­ca de las medi­das socia­les res­tric­ti­vas impues­tas por Fran­cia y Ale­ma­nia. No hablo de Euro­pa por­que Euro­pa es un ama­si­jo en manos de la Sra. Mer­kel y el Sr. Sar­kozy. Euro­pa no exis­te sino como un corra­li­to para evi­tar el derrum­ba­mien­to eco­nó­mi­co de ambas poten­cias. El mis­mo miér­co­les el gober­nan­te heleno hacía una decla­ra­ción ter­mi­nan­te: «La demo­cra­cia está por enci­ma del ape­ti­to de los mer­ca­dos». Muchos ciu­da­da­nos de la Unión creían haber recu­pe­ra­do a un socia­lis­ta. Aun­que fue­ra uno solo. Una ráfa­ga de con­for­ta­bi­li­dad ideo­ló­gi­ca reco­rrió el ámbi­to pro­gre­sis­ta euro­peo.

Pero fue­ron 24 horas. El jue­ves 3 el Sr. Papan­dreu reti­ra­ba la pro­pues­ta de refe­rén­dum y soli­ci­ta­ba un Gobierno par­ti­ci­pa­do por la opo­si­ción. El socia­lis­ta grie­go había dura­do sólo 24 horas y los per­sas lo habían arro­lla­do. Fran­cia y Ale­ma­nia deci­die­ron que la demo­cra­cia tenía un lími­te pre­ci­so: el que han deci­di­do sus gober­nan­tes y sus ban­que­ros. En nom­bre de estos últi­mos habló el nue­vo direc­tor del Ban­co Cen­tral Euro­peo que, inva­dien­do la polí­ti­ca, hizo esta sor­pren­den­te afir­ma­ción: «La sali­da de Gre­cia del euro no está en los tra­ta­dos».

Aho­ra le toca a usted, ciu­da­dano, deci­dir si es ver­dad que la demo­cra­cia está por enci­ma de los mer­ca­dos. Si lo cree, ahí tie­ne la calle para demos­trar­lo. Si no, calle para siem­pre. Y recuer­de cuán­do renun­ció a la ciu­da­da­nía.

Por­que la demo­cra­cia y la urna son cosas suyas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *