Valo­ra­ción de la aso­cia­ción Etxe­rat ante el nue­vo tiem­po abier­to en Eus­kal Herria

Etxe­rat Elkar­tea con­si­de­ra que la decla­ra­ción del cese defi­ni­ti­vo de la lucha arma­da por par­te de la orga­ni­za­ción ETA supo­ne un acon­te­ci­mien­to de tras­cen­den­cia his­tó­ri­ca. Un paso más que nos acer­ca a una reso­lu­ción demo­crá­ti­ca para el lar­go y dolo­ro­so con­flic­to que vive Eus­kal Herria.
Un paso que debe de ir acom­pa­ña­do de otros muchos más que vayan dejan­do atrás el sufri­mien­to y la con­cul­ca­ción de dere­chos y posi­bi­li­ten una nue­va eta­pa en la que todos los dere­chos de todas las per­so­nas sean res­pe­ta­dos. Un esce­na­rio en el que todos y todas sea­mos gana­do­res.
Sin embar­go, que­da camino por reco­rrer para alcan­zar dicho esce­na­rio. Esta mis­ma tar­de, sin ir más lejos miles de fami­lia­res, ami­gos y ami­gas de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos se van poner en mar­cha, reco­rrien­do miles y miles de kiló­me­tros, tan­tos como para dar 20 vuel­tas al mun­do y hacer has­ta en dos oca­sio­nes la dis­tan­cia que va de la tie­rra a la luna. Nues­tros dere­chos, una vez más, serán vul­ne­ra­dos y nues­tras vidas se vol­ve­rán a poner en jue­go.
Es hora de dar pasos, movi­mien­tos mul­ti­la­te­ra­les. Con­si­de­ra­mos que es impres­cin­di­ble aca­bar con las situa­cio­nes más extre­mas que se viven en pri­sión y que la polí­ti­ca penin­ten­cia­ria de un giro de 180º. Debe de pasar de cla­ves de uti­li­za­ción y repre­sión a tér­mi­nos de reso­lu­ción demo­crá­ti­ca.
El final de la dis­per­sión, la dero­ga­ción de la doc­tri­na 1972006, el final de la Cade­na Per­pe­tua en el Esta­do fran­cés, la pues­ta en liber­tad de las y los pre­sos enfer­mos o el final de los ata­ques o las situa­cio­nes de ais­la­mien­to, sole­dad o mit­tard son pasos impres­cin­di­bles que deben de abor­dar ambos Gobier­nos. Pasos que per­mi­ti­rían avan­zar a esa reso­lu­ción demo­crá­ti­ca y esce­na­rio sin vul­ne­ra­cio­nes tan ansia­do por todos y todas.
Es decir, es tarea de todos y todas cons­truir un esce­na­rio que abor­de las raí­ces y con­se­cuen­cias del con­flic­to. Un esce­na­rio que per­mi­ta el retorno de pre­sos, pre­sas, exi­lia­dos y exi­lia­dos a casa. En ese camino, esta­mos abso­lu­ta­men­te con­ven­ci­dos de que el impul­so y deseo de la socie­dad vas­ca será fun­da­men­tal.
Será la socie­dad vas­ca la que con­si­ga median­te su volun­tad que se abran de par en par las pues­tas a un esce­na­rio inclu­si­vo y en el que las y los pre­sos y exi­lia­dos pue­dan vol­ver a casa. Maña­na, a las 17:30, con la mani­fes­ta­ción con­vo­ca­da por el Acuer­do Ger­ni­ka en Bil­bao bajo el lema «Eus­kal Herriak kon­pon­bi­dea nahi du» tene­mos una gran oca­sión para dar impul­so a ese deseo mayo­ri­ta­rio de nues­tra socie­dad.

Etxe­rat elkar­tea, 21 de octu­bre del 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *