LAB mues­tra su recha­zo ante la cir­cu­lar de no tra­mi­ta­ción de tar­je­tas sani­ta­rias a per­so­nas extran­je­ras

El capi­tal man­da. Y es por ello, que las polí­ti­cas que se hacen res­pon­den a sus intere­ses. Y en base a esos intere­ses finan­cie­ros y eco­nó­mi­cos, se adop­tan medi­das res­tric­ti­vas, enca­mi­na­das a recor­tar dere­chos labo­ra­les y socia­les.

Lo mis­mo ocu­rre con las polí­ti­cas rela­ti­vas a las per­so­nas migran­tes. Se adop­tan con un úni­co obje­ti­vo: res­tric­ción de dere­chos para impe­dir su entra­da, y vul­ne­ra­ción de los dere­chos socia­les más ele­men­ta­les.

Aho­ra le toca el turno a la sani­dad. Des­de Osa­ki­detza y, median­te una cir­cu­lar inter­na, se orde­na a los pro­fe­sio­na­les de los Cen­tros de Salud, que no tra­mi­ten nin­gu­na tar­je­ta sani­ta­ria a las per­so­nas extran­je­ras en situa­ción de estan­cia ( esto es con visa­do de per­ma­nen­cia en terri­to­rio espa­ñol infe­rior a 90 dias ) aun­que estén empa­dro­na­dos ya que no tie­nen dere­cho a la asis­ten­cia sani­ta­ria.
Las excep­cio­nes se redu­cen a los y las extran­je­ras que per­te­ne­cen a la UE y por lo tan­to cuen­tan con tar­je­ta sani­ta­ria euro­pea o aque­llos con visa­do obli­ga­to­rio de per­ma­nen­cia supe­rio­res a tres meses. Si no posees nada de esto, auto­má­ti­ca­men­te se nie­ga el dere­cho a asis­ten­cia sani­ta­ria.

Con esta impo­si­ción se eli­mi­na la uni­ver­sa­li­dad de la asis­ten­cia sani­ta­ria publi­ca, uno de los valo­res fun­da­men­ta­les del sis­te­ma de salud y ade­mas se deja en manos de la volun­tad de los pro­fe­sio­na­les de la medi­ci­na el que deci­dan si una per­so­na tie­ne dere­cho o no a algo tan bási­co y nece­sa­rio como es el dere­cho a la salud. ¿Qué se supo­ne que tene­mos que hacer, dejar enfer­mar o morir a la gen­te por cues­tio­nes buro­crá­ti­cas y prio­ri­da­des mer­can­ti­lis­tas y recor­tes de gas­to , que nada tie­nen que ver con el ejer­ci­cio de nues­tra pro­fe­sión?

La salud es un dere­cho fun­da­men­tal que no debe, ni tie­ne que ser nega­do a nadie. LAB se opo­ne a tra­tar la salud como un nego­cio y a las per­so­nas como meras mer­can­cías. Bas­ta ya de tan­ta vul­ne­ra­ción, res­tric­ción y con­trol para este colec­ti­vo.

LAB recha­za este tipo de polí­ti­cas, que no hacen sino cri­mi­na­li­zar los flu­jos migra­to­rios y vul­ne­rar dere­chos. Ade­más, apos­ta­mos y rei­vin­di­ca­mos por un sis­te­ma de salud publi­co vas­co don­de los dere­chos de ciu­da­da­nía, resi­den­cia y nacio­na­li­dad, sean garan­ti­za­dos sin res­tric­cio­nes.

Eus­kal Herria, 29 de sep­tiem­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *