LAB mues­tra su recha­zo ante la cir­cu­lar de no tra­mi­ta­ción de tar­je­tas sani­ta­rias a per­so­nas extranjeras

El capi­tal man­da. Y es por ello, que las polí­ti­cas que se hacen res­pon­den a sus intere­ses. Y en base a esos intere­ses finan­cie­ros y eco­nó­mi­cos, se adop­tan medi­das res­tric­ti­vas, enca­mi­na­das a recor­tar dere­chos labo­ra­les y sociales.

Lo mis­mo ocu­rre con las polí­ti­cas rela­ti­vas a las per­so­nas migran­tes. Se adop­tan con un úni­co obje­ti­vo: res­tric­ción de dere­chos para impe­dir su entra­da, y vul­ne­ra­ción de los dere­chos socia­les más elementales.

Aho­ra le toca el turno a la sani­dad. Des­de Osa­ki­detza y, median­te una cir­cu­lar inter­na, se orde­na a los pro­fe­sio­na­les de los Cen­tros de Salud, que no tra­mi­ten nin­gu­na tar­je­ta sani­ta­ria a las per­so­nas extran­je­ras en situa­ción de estan­cia ( esto es con visa­do de per­ma­nen­cia en terri­to­rio espa­ñol infe­rior a 90 dias ) aun­que estén empa­dro­na­dos ya que no tie­nen dere­cho a la asis­ten­cia sanitaria.
Las excep­cio­nes se redu­cen a los y las extran­je­ras que per­te­ne­cen a la UE y por lo tan­to cuen­tan con tar­je­ta sani­ta­ria euro­pea o aque­llos con visa­do obli­ga­to­rio de per­ma­nen­cia supe­rio­res a tres meses. Si no posees nada de esto, auto­má­ti­ca­men­te se nie­ga el dere­cho a asis­ten­cia sanitaria.

Con esta impo­si­ción se eli­mi­na la uni­ver­sa­li­dad de la asis­ten­cia sani­ta­ria publi­ca, uno de los valo­res fun­da­men­ta­les del sis­te­ma de salud y ade­mas se deja en manos de la volun­tad de los pro­fe­sio­na­les de la medi­ci­na el que deci­dan si una per­so­na tie­ne dere­cho o no a algo tan bási­co y nece­sa­rio como es el dere­cho a la salud. ¿Qué se supo­ne que tene­mos que hacer, dejar enfer­mar o morir a la gen­te por cues­tio­nes buro­crá­ti­cas y prio­ri­da­des mer­can­ti­lis­tas y recor­tes de gas­to , que nada tie­nen que ver con el ejer­ci­cio de nues­tra profesión?

La salud es un dere­cho fun­da­men­tal que no debe, ni tie­ne que ser nega­do a nadie. LAB se opo­ne a tra­tar la salud como un nego­cio y a las per­so­nas como meras mer­can­cías. Bas­ta ya de tan­ta vul­ne­ra­ción, res­tric­ción y con­trol para este colectivo.

LAB recha­za este tipo de polí­ti­cas, que no hacen sino cri­mi­na­li­zar los flu­jos migra­to­rios y vul­ne­rar dere­chos. Ade­más, apos­ta­mos y rei­vin­di­ca­mos por un sis­te­ma de salud publi­co vas­co don­de los dere­chos de ciu­da­da­nía, resi­den­cia y nacio­na­li­dad, sean garan­ti­za­dos sin restricciones.

Eus­kal Herria, 29 de sep­tiem­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.