[Libros] Mani­fies­to del Par­ti­do Comu­nis­ta

«Para leer el Mani­fies­to Comu­nis­ta»: Estu­dio Intro­duc­to­rio de Nés­tor Kohan :: Par­ti­da de naci­mien­to, acta de acu­sa­ción, decla­ra­ción de gue­rra

El Mani­fies­to Comu­nis­ta dejó hue­lla. Sus pági­nas, devo­ra­das con pasión por millo­nes, influ­ye­ron de modo deci­si­vo sobre la his­to­ria de la huma­ni­dad.

La actua­li­dad de este tex­to abru­ma. Cuan­do toda­vía no esta­ban de moda las pala­bras “glo­ba­li­za­ción”, “mun­dia­li­za­ción” u otras simi­la­res, el pre­cur­sor Mani­fies­to Comu­nis­ta apor­tó una visión tota­li­zan­te de la socie­dad capi­ta­lis­ta y de su his­to­ria. ¡En esa épo­ca no exis­tían inter­net, ni la tele­vi­sión ni la radio!

Par­ti­da de naci­mien­to, acta de acu­sa­ción, decla­ra­ción de gue­rra. El Mani­fies­to Comu­nis­ta con­den­sa todo eso y mucho más. Aun­que la auto­ría es com­par­ti­da con Fede­ri­co Engels [1820- 1895], su pro­sa fre­né­ti­ca y ner­vio­sa, pun­zan­te e hirien­te, tie­ne el rit­mo incon­fun­di­ble de la plu­ma de Car­los Marx [1818 – 1883]. Dejan­do a un lado El Capi­tal (ese “caño­na­zo con­tra la bur­gue­sía” como lo defi­nie­ra epis­to­lar­men­te su autor), su vena polé­mi­ca nun­ca bri­lló con mayor esplen­dor que en esta lite­ra­tu­ra de com­ba­te. No resul­ta casual que sus con­sig­nas, reco­gi­das a par­tir del con­tac­to con gru­pos y sec­tas de obre­ros revo­lu­cio­na­rios euro­peos, pre­anun­cien el incen­dio con­ti­nen­tal que explo­ta­rá en la insu­rrec­ción de febre­ro de 1848, ape­nas dos sema­nas des­pués de su publi­ca­ción.

Aquel fue­go ori­gi­nal, del que Marx y Engels se nutrie­ron y que con­tri­bu­ye­ron a expan­dir, no que­dó redu­ci­do al sue­lo de Euro­pa. Poco tiem­po des­pués, en 1870, el Mani­fies­to Comu­nista se publi­có por pri­me­ra vez en Amé­ri­ca lati­na en un perió­di­co obre­ro mexi­cano. La lla­ma pren­día en otros terri­to­rios y en otros len­gua­jes. La teo­ría comen­za­ba a uni­ver­sa­li­zar­se.

Leer tex­to com­ple­to [PDF]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *