ETA des­mien­te aten­ta­do alguno con­tra López y lo cali­fi­ca de mon­ta­je polí­ti­co



Se lla­man perio­dis­tas y no lo son, son solo mer­ce­na­rios de la plu­ma.

El dia­rio Gara ha repro­du­ci­do abun­dan­te infor­ma­ción de la publi­ca­ción Zuta­be de la orga­ni­za­ción arma­da ETA. Por su impor­tan­cia mere­ce la pena hacer­se eco de la infor­ma­ción que en Eus­kal Herria todos los demó­cra­tas intuían, la manio­bra ha sido lo habi­tual, «infor­ma­ción» poli­cial y eco des­me­su­ra­do de los media mer­ce­na­rios para macha­car la idea de que López esta­ba en peli­gro.

Pelí­cu­la del impos­tor que se las da de «lehen­da­ka­ri» aupa­do al pues­to por la Audien­cia Nacio­nal con la anu­la­ción de cien­tos de miles de votos aber­tza­les y nue­vo sai­ne­te.

Los alu­di­dos han habla­do y ha suce­di­do lo de siem­pre: el perio­dis­mo espa­ñol es al perio­dis­mo lo que la músi­ca mili­tar a la músi­ca.

Allá ellos, como díje­ra Mayor Ore­ja, «ETA nun­ca mien­te», aplí­que­se la máxi­ma al caso y conoz­ca­mos la ver­dad a tra­vés del dia­rio vas­co de izquier­da.

Gara

Tras las cua­tro deten­cio­nes pro­du­ci­das en Biz­kaia en la pri­me­ra sema­na de mar­zo, y cuan­do los arres­ta­dos se encon­tra­ban toda­vía inco­mu­ni­ca­dos, nume­ro­sos medios difun­die­ron una ver­sión poli­cial que alu­día a un plan de ETA para aten­tar con­tra el lehen­da­ka­ri, Patxi López, y el con­se­je­ro de Inte­rior de Lakua, Rodol­fo Ares, en junio de 2010. En el últi­mo «Zuta­be», al que ha teni­do acce­so GARA y del que ya infor­mó el sába­do, la orga­ni­za­ción des­mien­te rotun­da­men­te este hecho, y ase­gu­ra que el Gobierno espa­ñol, que dejó rodar esa ver­sión sin des­men­tir­la, sabía que era men­ti­ra.

El supues­to plan con­tra López y Ares fue difun­di­do con todo tipo de datos, des­ti­na­dos a dotar­le de cre­di­bi­li­dad. Así, se pudo leer que el aten­ta­do se iba a pro­du­cir en el acto de ani­ver­sa­rio del man­do poli­cial Eduar­do Pue­lles, muer­to a manos de ETA en Arri­go­rria­ga un año antes. Se dijo que se había frus­tra­do debi­do a que se iba a per­pe­trar con un fusil que no lle­gó a su des­tino. Al hilo de ello, algu­nos medios recor­da­ron inclu­so que las FSE se habían incau­ta­do de un arma de este tipo en enero de 2010 en Zamo­ra.

Sin embar­go, ETA expli­ca que en reali­dad no hay noti­cia algu­na. Mati­za antes que nada que «como es sabi­do, ETA no res­pon­de a las infor­ma­cio­nes difun­di­das por los minis­te­rios de Inte­rior de Espa­ña y Fran­cia, ni para des­men­tir­las, ni tam­po­co para con­fir­mar­las. En este caso, sin embar­go ‑añade‑, bas­ta­ría con recor­dar lo que ya se ha dicho has­ta aho­ra: por un lado, que ETA tomó en febre­ro de 2010 la deci­sión de no rea­li­zar accio­nes arma­das ofen­si­vas y que así se les hizo saber a todos los com­pa­ñe­ros de lucha y tal­des de acción. Y el Gobierno de Espa­ña lo sabía. Por otro lado, la deci­sión de ETA no tie­ne lími­te tem­po­ral. Por lo tan­to, el Gobierno de Espa­ña mien­te una vez más».

De hecho, este «Zuta­be» recuer­da que otro tan­to pasó en la pri­ma­ve­ra de 2010, cuan­do el Gobierno espa­ñol insis­tió en la posi­bi­li­dad de accio­nes de ETA cuan­do «para enton­ces tenía cono­ci­mien­to de su deci­sión».

ETA cali­fi­ca de «muy gra­ve» el caso con­cre­to de López y Ares, y seña­la direc­ta­men­te a Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, vice­pre­si­den­te, minis­tro de Inte­rior y por­ta­voz, res­pec­to al que apun­ta iró­ni­ca­men­te que en ese caso actuó «con­ver­ti­do en perio­dis­ta», dado que la fil­tra­ción par­tió «de las cloa­cas del Esta­do». En cuan­to a los prin­ci­pa­les medios impli­ca­dos, indi­ca que se con­vir­tie­ron con ello en «defen­so­res de la tor­tu­ra». Y es que, según recuer­da, la reda­da «inclu­yó la vio­la­ción de una mujer vas­ca» (Bea­triz Etxe­ba­rria).

La tor­tu­ra

Este artícu­lo del «Zuta­be» núme­ro 113 lle­va por títu­lo «Tor­tu­ra eta gezu­rra­ren era­bil­pen poli­ti­koa», y en él ETA cita otros casos simi­la­res a éste. Por ejem­plo, el de Juan Kar­los Besan­ce y Xabier Atris­tain, dete­ni­dos en setiem­bre del año pasa­do «y bru­tal­men­te tor­tu­ra­dos», según sub­ra­ya. Como se recor­da­rá, en este caso inclu­so el emba­ja­dor de Vene­zue­la en Madrid expu­so sus sos­pe­chas de que habían sido mal­tra­ta­dos.

ETA recuer­da que en esa oca­sión se afir­mó que Besan­ce y Atris­tain habían decla­ra­do que tenían órde­nes de no come­ter aten­ta­dos has­ta las elec­cio­nes de mayo pró­xi­mo. «La noti­cia no tenía pies ni cabe­za, pero los medios de comu­ni­ca­ción espa­ño­les la reco­gie­ron en gran­des letras ‑añade‑, bajo el titu­lar de que la ini­cia­ti­va de ETA de ese setiem­bre era una “tre­gua tram­pa” » (cabe recor­dar que jus­to unos días antes de esta reda­da, la orga­ni­za­ción arma­da había reve­la­do su cese de accio­nes ofen­si­vas). ¿Cuál es el moti­vo de todo ello? Para ETA, se tra­ta­ba de pre­pa­rar argu­men­tos para impe­dir que la izquier­da aber­tza­le esté en las elec­cio­nes.

La orga­ni­za­ción denun­cia que para los obje­ti­vos poli­cia­les y guber­na­men­ta­les se uti­li­za «lo que supues­ta­men­te han dicho ciu­da­da­nos vas­cos bajo tor­tu­ra, lo que les han hecho decir».

«En todos estos inten­tos de into­xi­ca­ción, lo más gra­ve es la uti­li­za­ción de la tor­tu­ra. La tor­tu­ra, por des­gra­cia, no es extra­ña para los inde­pen­den­tis­tas de izquier­da ‑con­ti­núa ETA-. La hemos pade­ci­do en nues­tras car­nes a menu­do. En esta últi­ma épo­ca, ade­más, la han sufri­do del modo más cru­do posi­ble los ciu­da­da­nos que tra­ba­jan en el movi­mien­to popu­lar o en orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas. El obje­ti­vo, obte­ner infor­ma­ción polí­ti­ca de esas orga­ni­za­cio­nes y movi­mien­tos y de la izquier­da aber­tza­le en gene­ral, y engor­dar las lis­tas negras de mili­tan­tes, con­ver­ti­das a su vez en el ali­men­to para pró­xi­mas ope­ra­cio­nes poli­cia­les», denun­cia ETA.

Pide refle­xión

Al hilo de la tor­men­ta des­ata­da por el inexis­ten­te plan de aten­ta­do con­tra López y Ares, ETA recla­ma una refle­xión sobre las into­xi­ca­cio­nes. En ese caso con­cre­to, recal­ca que «duran­te días y días estu­vi­mos con­de­na arri­ba y con­de­na aba­jo, al hilo de algo que no había ocu­rri­do, aumen­tan­do la pre­sión sobre la izquier­da aber­tza­le».

«Nos pare­ce que los agen­tes polí­ti­cos y socia­les vas­cos tie­nen moti­vo de refle­xión ‑con­clu­ye ETA-. El Gobierno espa­ñol prac­ti­ca una into­xi­ca­ción ince­san­te, y ante las noti­cias que difun­de hay que actuar con pru­den­cia». Y enu­me­ra varios casos sig­ni­fi­ca­ti­vos de las últi­mas déca­das: «Que Mikel Zabal­za se había esca­pa­do de la Guar­dia Civil. Que los com­pa­ñe­ros de lucha Jon Liza­rral­de, Susa­na Arre­gi, Xabier Kal­par­so­ro, Josu Zaba­la y Jose Luis Geres­ta se habían sui­ci­da­do. Que el 11‑M fue obra de ETA. O que Jon Anza huyó con el dine­ro de ETA. Todas estas cosas han sali­do del Minis­te­rio de Inte­rior espa­ñol», reme­mo­ra.

Guar­dias civi­les se mofan de Nérin en un vídeo incau­ta­do

El «Zuta­be» núme­ro 113 inclu­ye un con­te­ni­do muy lla­ma­ti­vo. Se tra­ta de imá­ge­nes saca­das de «vídeos gra­ba­dos por la Guar­dia Civil que están en manos de ETA», según expli­ca la orga­ni­za­ción, que no ofre­ce más deta­lles al res­pec­to.

Apa­re­cen tres docu­men­tos video­grá­fi­cos. El pri­me­ro corres­pon­de a «dos guar­dias civi­les que han sido vis­tos en Her­na­ni, en labo­res de repre­sión de ciu­da­da­nos vas­cos» según ETA. El segun­do reco­ge imá­ge­nes de una ope­ra­ción de la Guar­dia Civil. Y en el ter­ce­ro apa­re­cen agen­tes de este cuer­po rea­li­zan­do prác­ti­cas de tiro.

ETA difun­de ade­más una con­ver­sa­ción entre guar­dias civi­les refe­ri­da altiro­teo del 16 de mar­zo del pasa­do año en Dam­ma­rie-lès-Lys y que pro­vo­có la muer­te a un sar­gen­to de la Poli­cía fran­ce­sa, Jean-Ser­ge Nérin. Expli­ca que en ella los mili­ta­res espa­ño­les bro­mean con fra­ses como «un fran­chu­te a la cazue­lé», y recuer­da en este pun­to cómo ya en abril del pasa­do año denun­ció en un comu­ni­ca­do que las con­de­nas y seña­les de lamen­ta­ción espa­ño­las eran «hipó­cri­tas» pues­to que en reali­dad Madrid bus­ca­ba sacar «par­ti­do polí­ti­co» de aque­lla muer­te.

ETA deja caer que dis­po­ne de más docu­men­ta­ción de este tipo que está ana­li­zan­do. Habla exac­ta­men­te de una «colec­ción» de vídeos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *