Lon­dres y París fir­man un tra­ta­do sin pre­ce­den­tes en mate­ria mili­tar

Some­ti­das a una seve­ra cura de aus­te­ri­dad pre­su­pues­ta­ria, Fran­cia y Gran Bre­ta­ña lan­za­rán este mar­tes una coope­ra­ción sin pre­ce­den­tes en mate­ria de defen­sa con el anun­cio de la crea­ción de una fuer­za mili­tar con­jun­ta y la rea­li­za­ción de sus prue­bas nuclea­res en un mis­mo labo­ra­to­rio fran­cés.

Según sus cola­bo­ra­do­res, el pri­mer minis­tro bri­tá­ni­co, David Came­ron, y el pre­si­den­te fran­cés, Nico­las Sar­kozy, rubri­ca­rán en Lon­dres, duran­te una cum­bre bila­te­ral, dos tra­ta­dos des­ti­na­dos a con­sa­grar «una nue­va fase de la coope­ra­ción» entre los ejér­ci­tos de dos paí­ses con una his­to­ria jalo­na­da de bata­llas y riva­li­da­des fero­ces.

Tal como pre­ci­sa­ron inme­dia­ta­men­te res­pon­sa­bles de la par­te fran­ce­sa y bri­tá­ni­ca, este acer­ca­mien­to de los dos úni­cos par­ti­dos del Vie­jo Con­ti­nen­te dota­dos de fuer­za de disua­sión nuclear debe per­mi­tir­les man­te­ner, a pesar de la cri­sis, sus ambi­cio­nes mili­ta­res mun­dia­les sin renun­ciar a cam­bio a su sacro­san­ta inde­pen­den­cia.

«Cada cual con­ser­va­rá su dere­cho a des­ple­gar sus fuer­zas arma­das de for­ma inde­pen­dien­te», sub­ra­yó un res­pon­sa­ble guber­na­men­tal bri­tá­ni­co. esta «coope­ra­ción sin pre­ce­den­tes» se hará «res­pe­tan­do total­men­te la inde­pen­den­cia» de ambos paí­ses, insis­tió el Elí­seo.

Des­pués de la fir­ma de un pri­mer tra­ta­do «mar­co» que enu­me­ra todos los ámbi­tos de la futu­ra coope­ra­ción, Gran Bre­ta­ña y Fran­cia van a crear pri­me­ro una «fuer­za expe­di­cio­na­ria con­jun­ta» de varios miles de hom­bres movi­li­za­ble para ope­ra­cio­nes exte­rio­res bila­te­ra­les o con ban­de­ra de la OTA, ONU o Unión Euro­pea (UE).

Al con­tra­rio que la bri­ga­da fran­co-ale­ma­na exis­ten­te, esta fuer­za con un man­do úni­co no será per­ma­nen­te sino que cons­ti­tui­rá un vive­ro de uni­da­des terres­tres, aéreas y marí­ti­mas que se entre­na­rán jun­tas y rea­li­za­rán sus pri­me­ros ejer­ci­cios en 2011.

Más espec­ta­cu­lar, Sar­kozy y Came­ron fir­ma­rán este mar­tes un tra­ta­do que per­mi­ti­rá que los dos paí­ses, fir­man­tes del tra­ta­do de prohi­bi­ción de prue­bas nuclea­res, simu­len a par­tir de 2014 el fun­cio­na­mien­to de su arse­nal ató­mi­co en un mis­mo labo­ra­to­rio implan­ta­do cer­ca de Dijón, en la Bor­go­ña (cen­tro-este de Fran­cia). Un cen­tro de inves­ti­ga­ción abri­rá para­le­la­men­te sus puer­tas en la loca­li­dad bri­tá­ni­ca de Alder­mas­ton a espe­cia­lis­tas de los dos paí­ses.

En un tema tan sen­si­ble como éste, los dos paí­ses han que­ri­do des­men­tir todo aban­dono de sobe­ra­nía. «No habrá “doble lla­ve” para nues­tras armas nuclea­res (…), no com­par­ti­re­mos nues­tros secre­tos nuclea­res», ase­gu­ró un res­pon­sa­ble bri­tá­ni­co.

Ade­más de estos dos pro­yec­tos estre­lla, París y Lon­dres deci­die­ron com­par­tir sus por­ta­avio­nes a par­tir de 2020 para per­mi­tir que los avio­nes de un país ope­ren a par­tir de un buque del país vecino. El man­te­ni­mien­to del futu­ro avión de trans­por­te A400M y el entre­na­mien­to de sus pilo­tos tam­bién serán acti­vi­da­des comu­nes.

De for­ma más amplia, los dos paí­ses anun­cia­rán este mar­tes una serie de pro­yec­tos mili­ta­res comu­nes y de acuer­dos des­ti­na­dos a acer­car sus indus­trias de defen­sa en mate­ria de sub­ma­ri­nos, avio­nes sin pilo­to o misi­les. Según el Elí­seo, se tra­ta de «com­par­tir los cos­tos de desa­rro­llo» y de hacer emer­ger «cam­peo­nes euro­peos» capa­ces de com­pe­tir con Esta­dos Uni­dos.

Este acer­ca­mien­to se pro­du­ce doce años des­pués de la cum­bre de Saint-Malo, don­de los dos paí­ses habían pro­me­ti­do refor­zar su coope­ra­ción mili­tar, una volun­tad que en bue­na par­te se que­dó sin cris­ta­li­zar.

Aun­que moti­va­da en bue­na medi­da por con­si­de­ra­cio­nes finan­cie­ras, la ini­cia­ti­va fran­co-bri­tá­ni­ca ya está sus­ci­tan­do crí­ti­cas de nume­ro­sos euro­es­cép­ti­cos del Par­ti­do Con­ser­va­dor de David Came­ron. «Coope­ra­ción, sí. Deja­ción de sobe­ra­nía, no», qui­so tran­qui­li­zar­les este lunes el pri­mer minis­tro.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *